EL BLOG
26/03/2018 5:36 PM CST | Actualizado 26/03/2018 6:43 PM CST

América Latina y Emiratos Árabes Unidos: más cerca de lo que pensarías

Antonio Saba via Getty Images

Hace unos años no me hubiera yo imaginado estar en los Emiratos Árabes Unidos escuchando a funcionarios del gobierno de Dubái hablar de la necesidad de abrirse al comercio e inversión para poder progresar y avanzar en un mundo globalizado. Pero ocurrió.

Los pasados días 27 y 28 de febrero mi socio Héctor Arangua y yo tuvimos el privilegio de representar a Nader, Hayaux & Goebel en el Global Business Forum 2018 Latin America que tuvo lugar en Dubái, Emiratos Árabes Unidos, al que fuimos invitados por la cámara de comercio e industria de esta ciudad.

Este busca fomentar conexiones entre los Emiratos y Latinoamérica a través de colaboración para el crecimiento mutuo.

Todo ello se da en un contexto en el que mientras el mundo se cuestiona la globalización, los gobiernos y empresas latinoamericanos buscan establecer nuevas relaciones para establecer nuevas relaciones que les permitan abrirse a nuevos mercados.

Yves Hayaux du Tilly
Héctor Arangua; César Gaviria, expresidente de Colombia; Michael Reid, editor para América Latina de 'The Economist' e Yves Hayaux du Tilly.

Durante el foro discutimos el papel que juega Latinoamérica en la economía mundial y el rol que Dubái puede jugar en este replanteamiento de las relaciones comerciales de Latinoamérica.

En este encuentro se reconoció que el rol de los gobiernos es garantizar el respeto a la propiedad privada y establecer condiciones para que los empresarios puedan hacer negocios y que el crecimiento en Latinoamérica será generado por nosotros los empresarios y por medio de innovación.

Los gobiernos son habilitadores o inhibidores del crecimiento, mientras que la comunidad empresarial es la que tiene la capacidad de innovar, crear y producir.

En uno de los discursos más emotivos y que más disfruté, la ministra de Estado para cooperación internacional, Reem bint Al Hashimy, apeló a mantener los esfuerzos para estar más y mejor conectados, de forma que juntos trabajemos y mediante la colaboración de todos, encontremos soluciones a los problemas que nos quejan para juntos crecer y lograr nuestros objetivos comunes. Remató su discurso con un "we are stronger together" (juntos somos más fuertes) y con el sentido aplauso del auditorio.

Yves Hayaux du Tilly
La ministra de Estado para cooperación Internacional de Emiratos Árabes Unidos, Reem bint Al Hashimy.

Qué contraste el mensaje que mandan desde Dubái, con el que recibimos de Washington. Mientras en Dubái quieren conectarse y cooperar con el mundo y en particular con Latinoamérica, para que todos crezcamos —así de simple— en Washington buscan poner a los Estados Unidos de América primero, aislarse del concierto mundial de las naciones, dejar de cooperar anteponiendo sus intereses propios a los comunes, y crecer no con los demás, sino a costa de todos, incluyendo a costa de nuestra madre naturaleza.

Dos de los sectores en los que más convergencia se ha encontrado entre los Emiratos y Latinoamérica son el de fintech (tecnología financiera)y el de las energías renovables. Lo anterior se ve reflejado en el reporte elaborado por The Economist Intelligence Unit "Latin America's emerging sectors: A closer look at fintech and renewable energy" (Los sectores emergentes en América Latina: una mirada más cercana a la tecnología financiera y las energías renovables) patrocinado por la Cámara de Comercio e Industria de Dubái.

Fintech

En el caso de fintech, Latinoamérica representa una enorme oportunidad ya que este sector permitirá acceder a mercados tradicionalmente desatendidos por la prevaleciente falta de inclusión financiera. Según datos del Banco Mundial, publicados en el Global Findex Databse, en Latinoamérica el 51% de la población tiene cuentas bancarias, y de ese 51% aproximadamente el 35% nunca usa su cuenta bancaria. En promedio el 62% de la población mundial tiene cuentas bancarias, lo que hace que en nuestro continente, prácticamente la mitad de la población adulta sea un cliente potencial del sector bancario.

A nivel mundial, 38% de los adultos no tienen cuenta bancaria. Sin embargo, de entre aquellos que no tienen cuenta bancaria y respondieron las encuestas del Banco Mundial, únicamente el 4% dijo que carecía de ella porque no la necesitaba.

De ahí que fintech sea una de las herramientas que pueden impulsar la inclusión financiera, no solo en el sector bancario, sino para todos los servicios financieros. Y en particular también en seguros, donde México tiene una de las más bajas tasas de penetración no solo en el mundo, sino de Latinoamérica.

México no solo tiene el mercado de este tipo más grande del continente con un estimado de 200 empresas fintech dedicadas a pagos, cambio de monedas y financiamiento, sino que también gracias a la promulgación de la Ley para las Instituciones de Tecnología Financiera, mejor conocida como Ley Fintech —el pasado 9 de marzo— cuenta con un marco legal de vanguardia lo que contribuye a la seguridad jurídica y crecimiento de este sector.

Energía renovable

Por lo que respecta a este sector, se estima que las necesidades de electricidad en Latinoamérica provendrán de fuentes renovables y no de fuentes convencionales. Ello se debe en parte a los compromisos que se han fijado los gobiernos de la zona para reducir las emisiones de carbono, pero también a las condiciones en la región que la hacen atractiva para proyectos de generación eléctrica a través de fuentes fotovoltaicas. Por ejemplo, la irradiación promedio en México es del 5.5kWh/m2 de las más altas que existe en el mundo, de acuerdo a la publicación del Banco Interamericano de Desarrollo ¿Luces Encendidas? Necesidades de Energía para América Latina y el Caribe al 2040.

* Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.