EL BLOG
11/02/2019 7:00 AM CST | Actualizado 11/02/2019 11:52 AM CST

Rojo parece, regla no es

El nuevo emoji que simboliza la regla.
El nuevo emoji que simboliza la regla.

En tiempos del WhatsApp y la comunicación acelerada mientras sales del metro y cruzas la calle intentando sortear por intuición a los viandantes, necesitábamos un icono que resumiera en un solo clic "estoy en esos días del mes en los que sangro y lo mismo tengo ganas de acurrucarme bajo la mantita que atracarme a helados, llorar, reír, indignarme con un gato que acaba de cruzarse, estar sola, acompañada, discutir, cortarme el pelo al cero, atiborrarme a pastillas para calmar el dolor, bailar en tanga o pintar un bodegón".

Sabíamos que el reto era difícil. Lo que no imaginábamos es que unos simples calzones coloreadas o una toalla femenina iban a ser iconos tan difíciles de incluir en el código visual de Unicode. Entendemos la complejidad de representar el enorme espectro emocional que vivimos esos días, compartimos que se eviten dibujos ofensivos... Pero ¿qué tienen unos calzones de escandaloso?

Ya sabemos de la obsesión de las marcas, y por tanto de la mayoría de la población, por camuflar la menstruación de todas las formas posibles.

Todo surgió por la iniciativa de la ONG Plan International UK que en 2017 puso en marcha una encuesta para elegir el dibujo sobre la regla que debería formar parte de todos los teclados de emojis del mundo. Esto nos permitiría hablar sobre el tema con mayor comodidad. Ya sabemos de la obsesión de las marcas, y por tanto de la mayoría de la población, por camuflar la menstruación de todas las formas posibles: envoltorios con estampados de naves espaciales, toallas sanitarias que apestan a ambientador para evitar el "mal" olor, anuncios de líquidos azules aplicados en laboratorios, nomenclaturas técnicas...

El imaginario que acompaña a la menstruación es de todo menos realista. Entre las propuestas a elegir había calendarios, toallas sanitarias manchadas, úteros... Repitamos una vez más la palabra ya que no tenemos el emoji: ¡úteros! Pero no. Los señores del Unicode han pensado que un calzón manchado podía herir la sensibilidad de los chateadores del mundo. Era too much. Del tampón color marrón o la copa menstrual ya ni hablar.

Lo mismo se puede usar para contar que te has arrancado un pellejito del dedo meñique y te ha salido algo de sangre o que se te ha derramado tomate al cocinar.

En nuestro universo WhatsApp tenemos pistolas verdes fosforito, caras insultando, manos haciendo peinetas, individuos vomitando, cacas apestosas, muelas del juicio, genios de la lámpara, personas en la sauna y hasta las cabezas de Rapa Nui. Pero aún no tenemos un símbolo que consiga representar lo que vive la mitad de la población cada mes durante 35 años de su vida.

Una gotita roja es el símbolo elegido para explicar algo tan inherente a la identidad femenina como menstruar. Lo mismo se puede usar para contar que te has arrancado un pellejito del dedo meñique y te ha salido algo de sangre o que se te ha derramado tomate al cocinar. Los más atrevidos lo pueden usar como excusa para no quedar "es que hoy no me viene bien, tengo cita para un análisis de sangre". También vale para indicar que toca lavadora de color o que tienes que salir corriendo al hospital. Todo eso y tener la regla para los señores de Unicode es similar.

El lenguaje es fundamental para normalizar y visibilizar todo aquello que está estigmatizado en la sociedad.

La regla sigue siendo un tema tabú y así lo demuestra este emoji ambiguo que retrata de una manera muy superficial algo tan humano como menstruar. La iniciativa de la ONG Plan International UK era muy necesaria y valiente: el lenguaje es fundamental para normalizar y visibilizar todo aquello que está estigmatizado en la sociedad.

En este sentido Unicode ha realizado gestos muy positivos que, por supuesto, hay que valorar. Como incluir la diversidad de rasgos y edades, diferentes preferencias sexuales, distintos modelos familiares... Lástima que en el tema de la regla se hayan quedado a mitad de camino entre el bienquedismo y el activismo: los quiero-y-no-puedo son de cobardes.

Este texto fue publicado originalmente en 'HuffPost' España y ha sido editado.

* Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de 'HuffPost' México.

VIDEO SUGERIDO