EL BLOG
30/05/2018 8:01 AM CDT | Actualizado 30/05/2018 11:02 AM CDT

Lo que no sabías sobre cómo cambiar tus hábitos

Getty Images
El inconsciente es una computadora que registra tus hábitos para facilitarte la vida.

Los hábitos son increíbles vehículos de transformación personal. Todos sabemos de su importancia en nuestras vidas al definirlas con sus efectos y consecuencias, pero pocos sabemos su procedencia y su sede donde viven y almacenan para repetirse sin nuestro permiso consciente.

Tenemos cerca de 60 mil pensamientos diarios y mientras estos suceden, viajando del pasado al futuro y viceversa, envueltos en nuestra mente consciente –la que piensa- y dejamos en piloto automático nuestro inconsciente para hacerse cargo de todo, y ahí es justo donde se activan estos hábitos. El inconsciente es una computadora que registra tus hábitos para facilitarte la vida, y hablo de los hábitos como manejar, lavarte los dientes, maquillarte, pero también hay otro tipo de hábitos la forma en la que piensas acerca de ti, la crítica a los demás, el juicio, la agresividad, las reacciones involuntarias no deseadas y las acciones autodestructivas.

Sí, todos estos se convierten en hábitos y son literalmente canales neuronales que construimos y se van reforzando con la repetición. Todo lo que hacemos continuamente se graba en nuestro inconsciente y ahora actúa cada que entramos en piloto automático por estar perdido en la mente consciente.

El problema no es la mente subconsciente, si no los programas guardados en ella.

¿De dónde vienen la gran mayoría de estos hábitos? Al menos esos que nos sabotean constantemente. La mayoría vienen de nuestra infancia. Hay datos científicos que demuestran que "los niños presentan variaciones en ondas cerebrales que van desde las ondas delta de baja frecuencia, hasta las ondas beta de alta frecuencia y en han descubierto que la actividad electroencefalográfica de los niños aclara que en cada etapa de desarrollo predomina una onda cerebral específica". Básicamente se refiere a que entre el nacimiento y los dos años de edad, el cerebro humano opera predominantemente con las frecuencias encefalográficas más bajas y pasan a ondas theta entre los 2 y 6 años, el cual es un estado mucho más sugestionable.[VL1]

Todo esto apunta al porqué decimos que son "esponjas" almacenando una increíble cantidad de información solo viendo, sin tener que "enseñarles" nada. En resumen dice que los niños viven en un estado como de hipnosis desde su nacimiento hasta los 7 años de edad aproximadamente, y esta es una adaptación neurológica para facilitar la culturización y la adaptación al entorno. De verdad que la naturaleza piensa en todo.

Los niños pequeños siempre observan con detenimiento todo y es así como almacenan todo lo que ponemos a su alcance. ¿Dónde lo almacenan? En su inconsciente, el cual procesa alrededor de 20 millones de estímulos por segundo frente a los 40 que interpreta la mente consciente en ese mismo tiempo.[VL2] . Como resultado, sus hábitos, comportamientos, creencias, ideas, y estructuras mentales son iguales que lo que ven a su alrededor más próximo, padres, cuidadores, maestros, todo lo que viven en ese trance, de su primera infancia. Aquí el inconsciente grabó, y es por eso que es tan difícil cambiar de hábitos.

No es un tema de fuerza de voluntad, es un tema de programas inconscientes sumamente arraigados que dirigen el 95% de tus comportamientos, contra un 5% de tu consciente que quiere hacer algo diferente. Por eso tus propósitos de año nuevo no duran, ya que está luchando ese pequeño 5% contra el 95%, lo cual requiere de un grado de presencia casi absoluta para que la consciencia pueda descartar el programa subconsciente.

Los niños viven en un estado como de hipnosis desde su nacimiento hasta los 7 años de edad aproximadamente, y esta es una adaptación neurológica para facilitar la culturización y la adaptación al entorno.

Si no estás presente cuando aparece el programa, entonces tu subconsciente se hará cargo y ya sabes qué programas están ahí, por lo tanto será normal auto sabotearte en eso que te propones.

Ahora, tampoco creas que el subconsciente es una parte de nosotros mal intencionada y terrible que viene a destruirnos la vida, simplemente es una computadora sin emociones y sin juicios, que ejecuta programas a base de estímulo – respuesta. Si llega ese estímulo entonces responde igual que se hizo la primera vez que lo tuvo. Es un regalo de la evolución, pero la idea inicial es que estos programas de estimulo respuesta fueran almacenados de forma positiva en pro de las personas que fuera una gran herramienta para usar nuestra mente consciente mientras lo demás estaba cubierto por el subconsciente, pero el entorno actual, no ha sido así.

Desafortunadamente como lo dice el Dr. Bruce Lipton, de esos programas que tenemos almacenados, casi el 75% son negativos y desmotivantes y cada que estamos pensando en algo más, están corriendo para usarse. El problema no es la mente subconsciente, si no los programas guardados en ella.

¿Cómo cambiarlos? Ya vimos que se van definiendo desde la infancia, pero siempre se puede cambiar, a base de informarnos, aceptar la crisis del cambio y repetir sin cesar hasta que se quede grabado en ese lugar tan increíble como es inconsciente, y así como se grabaron los anteriores, podemos lograr lo mismo con unos nuevos hábitos positivos que cuando usemos nuestra mente pensante estén en modo encendido velando por nuestro bienestar y no al contrario.

----------------------------------------------

[VL1] La biología de la creencia: La liberación del poder de la conciencia, la materia y los milagros,

Dr. Bruce H. Lipton, Gaia Ediciones, 2010, Madrid, pág. 221

[VL2]La biología de la creencia: La liberación del poder de la conciencia, la materia y los milagros, Dr. Bruce H Lipton, Gaia Ediciones, 2010, Madrid, pág. 227

(VIDEO: 7 formas de reprogramar tu subconsciente, del doctor Bruce Lipton. En inglés)

* Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.