EL BLOG
26/04/2018 7:02 AM CDT | Actualizado 26/04/2018 9:21 AM CDT

25 cosas "raras" que hacen las personas con ansiedad

UNSPLASH PHOTO VIA JURICA KOLETIC

Escrito por Juliette Virzi para 'The Mighty'.

Muchas personas con ansiedad son conscientes de que, a veces, tienen comportamientos un tanto curiosos. Algunos de estos comportamientos incluso son fruto de la "extraña" forma que han desarrollado para lidiar con la ansiedad.

Tal vez tiendan a comprobar su pulso de forma obsesiva, tratando de que baje el ritmo de los latidos. Hay personas a quienes la ansiedad les hace sentirse fuera de control, o la manifiestan en forma de enfado. Otras han encontrado formas secretas de canalizar la ansiedad que a los demás puede resultarles "rara".

Pero esas personas no están solas, y la única manera de deshacernos de la vergüenza y el estigma que rodea a los comportamientos "extraños" es hablar abiertamente sobre ellos. Desde la edición estadounidense del HuffPost, la comunidad Mighty comparte varias conductas "extrañas" que adoptan a raíz de la ansiedad.

Antes de empezar, queremos que estas personas sepan que es normal y válido sentirse avergonzado. Aunque es natural sentir que algunos de nuestros comportamientos son "extraños", debemos recordar que es perfectamente aceptable sentirse incómodo en determinadas circunstancias y que no hay que avergonzarse de los problemas que genera la ansiedad.

A continuación se incluyen algunos de los comportamientos que compartieron los lectores:

1. "Yo tiendo a rascarme las cutículas. Sin embargo, si la ansiedad aumenta, lo que suelo hacer es pellizcarme la piel de la parte superior de los muslos. Es un gesto discreto y me hace sentir algo de dolor, lo cual me ayuda a dejar mis pensamientos de lado. Normalmente consigo controlar la ansiedad con ese gesto". — Jessica F.

2. "Me enrollo los dedos en cinta adhesiva hasta ser incapaz de doblarlos. Después de enrollar por completo una mano, vuelvo a desenrollarla. Es un proceso lento y me ayuda a calmar la mente. Llevo haciendo esto desde pequeña y ya tengo 46 años". — Catherine G.

3. "Bostezo constantemente. Es muy molesto, pero no lo puedo evitar. Y empeora conforme aumenta la ansiedad. Siento que tengo que bostezar porque me falta el aire. Hago esto desde muy pequeña, pero hace poco descubrí que era una forma de hiperventilación". — Lea H.

4. "Cuando tengo ansiedad tengo que orinar continuamente". — Emily L.

5. "En ocasiones, la ansiedad se manifiesta en forma de enojo. La gente no siempre comprende por qué me enfado. De hecho, cuando el enfado surge de la ansiedad, ni siquiera yo misma lo entiendo". — Sarah C.

6. "Yo tiendo a temblar. Al principio agito un pie y después la pierna y las manos, cada vez más rápido. Resulta muy complicado esconderlo, los demás se giran a mirarme automáticamente, y me siento como una 'rarita". — Dannielle W.

7. "Tengo la costumbre de sacarme espinillas o sacárselas a mi novio. A él no le gusta nada, pero cuando me encuentro realmente mal, se quita la camiseta y se tumba para poder sacarle las espinillas de la espalda. Cuando no me deja, tejo crochet para mantener las manos ocupadas". — Mary U.

8. "Me pongo uñas postizas, espero unos 30 minutos y me las quito. Siempre intento dejármelas puestas, porque estoy convencida de que así podré evitar morderme las uñas, pero al final soy incapaz de no arrancármelas". — Sarah W.

9. "Cuando estoy rodeada de personas y me siento sobreestimulada, me voy de donde esté bailando como si fuera un robot y haciendo sonidos de robot". — Amanda N.

​​​​​10. "Colecciono llaveros a montones y otros objetos para colgar en las llaves. Hago esto por dos motivos: en primer lugar, me genera mucha ansiedad pensar en la posibilidad de perder las llaves, por lo que intento que esto no ocurra; y, en segundo, es algo con lo que puedo juguetear para relajarme cuando tengo ansiedad en público". — Chloe C.

​​​

11. "Cuando me entra ansiedad o tengo ataques de pánico, me gusta irme a lugares fríos. No siempre 'siento' la temperatura, pero soy consciente de que hace frío y eso me ayuda a centrarme en algo". — Courtnie N.

12. "Me araño la cara sin ser consciente de lo que estoy haciendo. Lo hago porque tengo la sensación de que algo se arrastra por mi piel". — Karena M.

13. "Cuando estoy ansiosa, me enredo el pelo. Me ayuda a relajarme" — Martha D.

14. "A veces empiezo a hablar sola en alemán o canto canciones en este idioma para relajarme. Es muy bonito saber otro idioma, pero donde yo vivo no hay muchos nativos alemanes, así que estoy segura de que a los demás les resulta extraño". — Kat G.

15. "Cuando estoy con varias personas no como de la misma forma que cuando estoy sola. Tengo la sensación de que me están juzgando continuamente, así que suelo comer la mitad de lo que comería normalmente, a no ser que esté con gente con la que me sienta muy cómoda". — Amanda C.

16. "Me enredo el pelo, me muerdo las uñas y me pellizco el lóbulo de la oreja. Este último hábito surgió cuando era pequeña y le pellizcaba el lóbulo a mi padre mientras me chupaba el dedo. Y aunque ya no me chupo el dedo, sigo jugando con mis lóbulos. Es algo que me tranquiliza mucho". — Lisa M.

17. "Rechino mis dientes tan fuerte que los demás pueden oírlo. Otras veces agito mi pierna intensamente con el pie en el suelo. Cuando estoy solo, doy vueltas en círculo. Sí, esas son algunas de las cosas que hago cuando tengo ansiedad". — Mike E.

18. "Yo siempre llevo pintauñas a todas partes. Cuando me entra ansiedad y me sobrepasa la situación, me pongo a pintarme las uñas". — KJ B.

19. "Tengo la costumbre de comprobar mi pulso constantemente y llevarme las manos al cuello, porque siento que tengo que liberarme de unas manos invisibles que están tratando de ahogarme". — Mary S.

20. "Antes tenía la costumbre de sentarme en la taza del baño. Me quedaba un rato ahí (sin hacer nada), simplemente en silencio. No tengo ni idea de por qué lo hacía, pero un día lo hice por primera vez y se convirtió en costumbre". — Erica G.

21. "Siempre tengo que mantener las manos ocupadas. Ya sea agarrar algo, hacer algo con ellas o limpiarme las uñas, pero no puedo parar. De hecho, he desarrollado un patrón que sigo a veces y, si hay algo que lo interrumpe, tengo que volver a empezar o pellizcarme las puntas de los dedos hasta encontrar el equilibrio de nuevo". — Lana J.

22. "Compruebo mis redes sociales constantemente para asegurarme de no haber publicado nada ofensivo o inapropiado, aunque sé que nunca haría eso". — Dakota K.

23. "Lo que yo hago es mecerme hacia adelante y hacia atrás durante una hora todas las noches. Intento dejar de hacerlo, pero entonces no puedo evitar mover las piernas. Esto me ocurre aunque haya tomado los medicamentos para la ansiedad". — Barbara W.

24. "La ansiedad hace que siempre tenga calor. Incluso en pleno invierno me pongo pantalón corto y camiseta de manga corta porque siento mucho calor". — Maggie B.

25. "Cuando se dispara mi ansiedad tengo la costumbre de ducharme varias veces, ya que el agua cálida consigue calmarme un poco". — Brooke K.

Este artículo fue publicado originalmente en 'The Mighty', apareció posteriormente en el 'HuffPost' Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por María Ginés Grao para 'HuffPost' España

* Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.