EL BLOG
17/05/2018 9:00 AM CDT | Actualizado 17/05/2018 10:58 AM CDT

#DebateChilango: la feria de las ocurrencias

YouTube
Los temas ausentes en los monólogos desarrollados en el #DebateChilango ni son pocos ni menores.

Gobernar cualquier entidad de la República no es sencillo; menos aun cuando se trata de la capital de la República, y al mismo tiempo, de una de las ciudades más grandes del planeta. Se trata de un trabajo no apto para improvisados, y exige no solo capacidad política, sino también una formación sólida que permita comprender los complejos problemas que deben atenderse y resolverse.

Con base en estas consideraciones, el #DebateChilango que se llevó a cabo el día de ayer, 16 de mayo entre las candidatas y los candidatos a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México resultó, por decir lo menos, francamente decepcionante.

Lo que más nos preocupa a muchos no se encuentra en lo que escuchamos, sino en lo que no oímos decir a ninguno de los participantes. Los temas ausentes en los monólogos desarrollados ayer ni son pocos ni menores. Destacarlos es relevante porque revelan tanto o más de la visión que tienen quienes pretenden gobernarnos en torno al desarrollo económico y el desarrollo social, que son los temas que debieron haberse abordado.

Lo que vimos ayer fue como si un médico estuviese frente a un paciente y sin llevar a cabo un diagnóstico clínico, se pusiera a recetarle medicinas.

Lo primero que llama poderosamente la atención es que ninguno de los candidatos o candidatas nos dijo qué entiende por el concepto "desarrollo". Lo esperable era, por lo menos, escuchar: "Entiendo por desarrollo tal o cual cosa, y por lo tanto propongo esto o aquello". Es comprensible que no se trata de un examen de grado, pero hay quienes consideramos que la ciudadanía y los habitantes de la ciudad merecemos respeto y una explicación con una lógica mínima respecto de lo que piensan hacer y cómo piensan hacerlo y, sobre todo, por qué piensan hacerlo.

Respecto de los temas que se discutieron, ninguna candidata o candidato presentó un diagnóstico mínimo de los problemas; asunto elementalísimo, sobre todo ante el análisis que ha hecho el CONEVAL de los programas sociales y respecto de los cuales nos dice, que si de algo adolecen, es precisamente de una buena definición o identificación del problema que se busca resolver. Dicho de manera simple, lo que vimos ayer fue como si un médico estuviese frente a un paciente y sin llevar a cabo un diagnóstico clínico, se pusiera a recetarle medicinas.

Hay otros temas que revelan la magnitud de la incomprensión de las y los candidatos respecto de la tarea que habrán de enfrentar en caso de que ganen. El primero y más grave, es que ninguno de ellos mencionó una sola ocasión al artículo 1º constitucional, el cual es la piedra angular desde la cual, cualquier gobierno, en cualquier nivel, está obligado a cumplir estrictamente en materia de derechos humanos, es decir, en todo lo que tiene que ver con el desarrollo económico y el desarrollo social.

No hubo una sola alusión a una perspectiva metropolitana del desarrollo económico y social; todo parecía referirse a una isla en el Pacífico.

En consecuencia, ninguna y ninguno de los candidatos hizo una alusión clara respecto de la Constitución de la Ciudad de México, la cual implica una nueva lógica de gobierno para garantizar la amplísima lista de derechos económicos, sociales, culturales y ambientales que están plasmados allí; es decir, ninguna de las candidatas o candidatos presentaron una visión de derechos respecto de los temas que se abordaron.

En el mismo sentido sorprende la total omisión respecto de los Objetivos del Desarrollo Sostenible, uno de los instrumentos más relevantes a nivel internacional, frente a los cuales México se ha comprometido a cumplir metas específicas en el año 2030; por lo que quien gane la Jefatura de Gobierno deberá cumplir metas específicas para encaminar a la ciudad al cumplimiento de esos objetivos en la fecha establecida.

Por otro lado, igualmente grave fue la omisión cometida por todas y todos, respecto de los gobiernos delegacionales, que pronto pasarán a ser municipales: hablaron del desarrollo económico y social como si no existieran y como si todo se fuese a resolver desde el gobierno central, tanto en términos presupuestales como de diseño de política pública. En la misma lógica, no hubo una sola alusión a una perspectiva metropolitana del desarrollo económico y social;todo parecía referirse a una isla en el Pacífico.

CUARTOSCURO.COM
Ninguna candidata o candidato mencionó el carácter pluricultural y pluriétnico de la ciudad.

No hubo una sola mención a la necesaria reforma institucional que se requiere para darle un nuevo curso y sentido al desarrollo económico y social de la Ciudad; y tampoco una propuesta clara (salvo una vaga mención de Mariana Boy) para reordenar los programas sociales que operan en la Ciudad y en cada una de las demarcaciones que la integran.

Ninguna candidata o candidato mencionó el carácter pluricultural y pluriétnico de la ciudad, como si aquí no viviesen cientos de miles de personas indígenas, o como si la migración tanto interna como internacional no la hicieran una sociedad diversa. Para quienes escuchamos ayer, los pueblos de la Ciudad no existen, cuando forman parte integral de su organización política y social, de acuerdo con la Constitución local.

Agendas como la discriminación, la segregación de quienes viven en pobreza extrema, la niñez en situación de calle, la violencia intrafamiliar y otros problemas de esa magnitud no fueron abordados; menos aún el relativo a la evaluación de las políticas de desarrollo social, como si el Consejo para la evaluación de la política social de la Ciudad de México o el Consejo para Prevenir la Discriminación no fuesen parte de la estructura orgánica del gobierno de la Ciudad.

La pobreza en la Ciudad de México no se ha reducido significativamente desde hace 10 años. Y no hubo ni una sola referencia a un diagnóstico de por qué ha sido así y menos cómo van a hacer para reducirla y generar un quiebre estructural de las condiciones y causas que permiten su reproducción.

Con estas ausencias, es válido pensar que, quienes habitamos en esta Ciudad estamos auténticamente en problemas.

@saularellano

Director editorial de www.mexicosocial.org

* Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.