EL BLOG
17/10/2018 8:39 AM CDT | Actualizado 17/10/2018 8:54 AM CDT

Los 10 mejores lugares del mundo para ver ballenas

Avistamiento de ballenas
Avistamiento de ballenas

Al terminar un viaje son muchos los momentos que guardamos en el recuerdo. Cuando han pasado varios años sólo unos pocos instantes permanecen en la memoria. Para los que hemos tenido la suerte de avistar ballenas, por mucho que pase el tiempo, los escasos segundos que la ballena tarda en salir a la superficie, respirar y regresar a la profundidad mostrando el lomo y la cola, los recordaremos toda la vida.

Avistar cetáceos no es una actividad elitista. En todos los mares del mundo se pueden ver algunas de las ochenta especies de mamíferos marinos que pueblan los océanos. Solo hay que conocer las zonas y fechas de paso de las ballenas. En esta lista encontrarás 10 de los destinos más accesibles para disfrutar de esta experiencia única.

Avistamiento en el Ártico

Tenerife, España

Fecha ideal: Todo el año

Las Islas Canarias es uno de los lugares favoritos de los mamíferos, tanto terrestres como marinos, para vivir. Hasta 23 especies diferentes se dejan ver por el archipiélago canario. Algunos como el delfín mular o el calderón han fijado aquí su residencia permanente. En Tenerife se pueden ver delfines y calderones en total libertad durante todo el año, siendo entre mayo y junio cuando mas cantidad de especies se concentran.

Quebec, Canadá

Fecha ideal: De mayo a octubre

De la desembocadura del río San Lorenzo salen diariamente barcos y zodiacs que te llevan hasta el estuario donde diversas especies de grandes cetáceos pasan la temporada de verano en las frías aguas del Atlántico norte. Dependiendo del mes encontrarás unas especies u otras, al ser zona de paso de su ciclo migratorio hacia el Caribe donde pasarán el invierno. Desde Montreal y Quebec City salen cada día excursiones hacia este refugio de vida marina.

Vesterålen, Noruega

Fecha ideal: Todo el año

Situado sobre el círculo polar ártico, las bajas temperaturas del agua no impiden que en el archipiélago de Vesterålen residan todo el año colonias de orcas y ballenas jorobadas. Una de las razones de esta residencia permanente es la abundante y rica nutrición marina que allí encuentran. Si además visitas Vesterålen entre los meses de septiembre y marzo, por la noche tendrás la visita de las auroras boreales.

Samaná, República Dominicana

Fecha ideal: De enero a marzo

Entre el estuario de San Lorenzo en Canadá y República Dominicana hay más de tres mil kilómetros. Es la distancia que las ballenas jorobadas recorren durante los meses de otoño para llegar en invierno a las cálidas aguas caribeñas. La bahía de Samaná es el mayor santuario de ballenas del mar Caribe y no sólo responde a un ciclo migratorio, también biológico. Cada año, cientos de ballenas jorobadas eligen el Samaná para dar a luz sus bebés.

Hermanus, Sudáfrica

Fecha ideal: De junio a diciembre

A una hora y media de Ciudad del Cabo se encuentra Hermanus, un pequeño municipio conocido por ser el lugar mas barato del mundo para avistar cetáceos. Cientos de ballenas francas se aproximan tanto a la costa que se pueden ver perfectamente desde los acantilados sin necesidad de contratar ningún barco.

Avistamiento de orcas.

Islas Azores, Portugal

Fecha ideal: Todo el año

La estratégica ubicación de las Azores en medio del océano Atlántico la han convertido en uno de los mayores santuarios de ballenas del mundo. Hasta 24 especies diferentes de cetáceos se acercan a sus costas, varias de las cuales residen durante todo el año. Entre mayo y octubre podrás disfrutar de la mayor cantidad de especies marinas, incluida la ballena azul, que con sus 25 metros de longitud y mas de 100 toneladas de peso, es el mayor animal de la tierra.

País Vasco, España

Fecha ideal: De abril a octubre

Desde los puertos de la costa de Bizkaia no sólo zarpan atuneros. Son muchas las embarcaciones de recreo que se adentran en el mar para buscar algunas de las nueve especies de cetáceos que se pasean por el mar Cantábrico. Muy difícil será que no veas delfines, orcas, calderones, cachalotes o la rorcual boreal una de las grandes ballenas que pueden llegar a superar los 20 metros de longitud.

Península Valdés, Argentina

Fecha ideal: De junio a diciembre

Toda la Patagonia es un enorme refugio de vida salvaje. La Península Valdés, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, congrega cada temporada una de las mayores concentraciones de cetáceos del mundo. Se calcula que pueden llegar a juntarte entre 2,000 y 3,000 ejemplares, principalmente de ballena franca austral, que vienen a este rincón del mundo para dar a luz.

Avistamiento en Alaska.

Alaska, Estados Unidos

Fecha ideal: De mayo a septiembre

Glacier Bay es una reserva protegida de Alaska. Allí podrás vivir la experiencia única de avistar ballenas desde un kayac rodeado de glaciares. Al igual que sus hermanas canadienses, las ballenas grises, jorobadas y orcas vienen a estas aguas para disfrutar del verano antes de iniciar la migración otoñal y pasar el invierno en Costa Rica y Panamá.

Hervey Bay, Australia

Fecha ideal: De julio a octubre

Son muchos los lugares en Australia donde se pueden avistar diversas especies de ballenas. Uno de los sitios mas populares es Hervey Bay, cerca de Brisbane. Al igual que en Hermanus, se acercan tanto a la costa que se ven desde tierra firme y se han acostumbrado tanto a la presencia humana, que se acercan tanto a las embarcaciones que prácticamente puedes tocarlas.

Quiero cerrar este artículo denunciando la captura y explotación de los cetáceos menores para espectáculos. Orcas y sobre todo delfines siguen sufriendo cautividad y abuso en delfinarios. Si de verdad quieres ayudar a estas especies, no acudas a delfinarios ni centros que mantengan animales salvajes en cautividad. El único hogar de los delfines y orcas es el océano.

Este texto fue publicado originalmente en 'HuffPost' España.

Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.