EL BLOG
11/07/2018 9:04 AM CDT | Actualizado 11/07/2018 12:48 PM CDT

Salud sexual y reproductiva en el próximo sexenio, ¿qué nos espera?

DIEGO SIMÓN SÁNCHEZ /CUARTOSCURO.COM
¿Qué nos espera en el gobierno de AMLO?

El sexenio actual cierra con algunos avances, pero también con grandes pendientes en materia de salud sexual y reproductiva. En los últimos años se agravó el problema del embarazo adolescente, aumentó la violencia sexual sin que con ello aumentaran los servicios para darle atención a las víctimas, hubo un incremento en los nuevos casos de VIH y de muchas infecciones de transmisión sexual, hubo recortes año con año al presupuesto en salud y en educación sexual, los cambios se dieron a cuentagotas.

Uno de los últimos gestos de la actual administración federal ha sido la mejora del contenido sobre sexualidad en los libros de texto para 1º grado de secundaria, que se anunciaron la semana pasada. Esta acción ha sido bien recibida por organizaciones proderechos, aunque ha sido criticada por grupos conservadores. A pesar de este cambio, en educación y salud, hay mucho que hacer en el próximo sexenio en pro de la salud sexual y reproductiva, en particular de adolescentes y jóvenes.

El Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) que resultó ganador en la pasada contienda electoral, expresó que una de las 9 prioridades de su programa de salud será la prevención del embarazo adolescente. En este ámbito, se engloban temas como la implementación de más servicios amigables para jóvenes, el abasto garantizado de métodos anticonceptivos, el fortalecimiento a la educación integral en sexualidad y el impulso a leyes con enfoque de derechos sexuales y reproductivos.

Tanto MORENA como el PRD, Movimiento Ciudadano y el PT cuentan entre sus filas a legisladoras y legisladoras progresistas en temas de salud sexual y reproductiva.

En materia de VIH e ITS, la Dra. Asa Cristina Laurell (que será probablemente la subsecretaria de salud en la próxima administración) en su calidad de representante de la campaña del Lic. Andrés Manuel López Obrador, mencionó en un foro llevado a cabo por la organización AHF México que se mejorará la calidad de la atención a personas que viven con el virus y que se reforzarán las medidas de prevención con intervenciones basadas en la evidencia científica. Asimismo, dijo que se fortalecerán los sistemas de salud para la sostenibilidad de las acciones en respuesta a la epidemia al VIH.

Aunque haya buena voluntad en materia de salud sexual y reproductiva, hay varios temas de fondo que habrá que resolver como es el caso del financiamiento y la rectoría. El aumento y uso eficiente de los recursos en salud es crucial, así como también lo es una mejor coordinación entre las instituciones que prestan servicios, así como entre los diferentes niveles de gobierno, lo cual ha sido complicado en el actual sexenio.

La conformación de la siguiente legislatura del Congreso también resulta relevante ante la necesidad de mejorar el marco legal en la materia. Tanto MORENA como el PRD, Movimiento Ciudadano y el PT cuentan entre sus filas a legisladoras y legisladoras progresistas en temas de salud sexual y reproductiva, por lo que sería de esperar que en el actual periodo se presenten iniciativas que permitan avances importantes.

RODOLFO ANGULO /CUARTOSCURO.COM
Recientemente han surgido nuevas exigencias como asegurar la salud sexual y reproductiva a la población LGBT.

El principal opositor que se vislumbró durante el proceso electoral fue el Partido Encuentro Social, el cual tiene una agenda abiertamente antiderechos sexuales y reproductivos. El PES logró más de 50 escaños en la Cámara de Diputados y 7 en el Senado, pero muchas personas que componen la bancada en realidad son emanados de MORENA. Además, al no lograr el 3% de la votación a nivel nacional es probable que pierdan el registro por lo que se diluye el temor a que sean un obstáculo serio en los próximos años como lo temían varias organizaciones de la sociedad civil.

Uno de los grandes temas pendientes es sin duda la despenalización del aborto, que apenas se ha movido desde hace 11 años cuando se legisló en la capital. Después de las grandes movilizaciones que se dieron en meses recientes en Chile y Argentina, uno se pregunta ¿y México para cuándo? Ciertamente el panorama es complicado debido a que los estados son quienes tienen la última palabra. Sin embargo, la federación podría permitir ciertos avances para hacer menos restrictivas las leyes que hasta la fecha, solo permiten la interrupción legal del embarazo por violación en todo el país.

Por otro lado, además de los temas tradicionales, en años recientes han surgido nuevas exigencias como asegurar la salud sexual y reproductiva a la población LGBT, debido a que existen necesidades particulares que no han sido atendidas. Tal es el caso de las personas trans que requieren servicios especializados de endocrinología e incluso cirugía, como se menciona en el Protocolo para la prestación de servicios y atención médica de las personas LGBTTTI de la Secretaría de Salud. La fuerza que ha cobrado el movimiento de la diversidad sexual, sumado a los legisladores abiertamente gays o lesbianas que triunfaron en las pasadas elecciones, podrían impulsar una agenda que favorezca los servicios sin discriminación por orientación sexual e identidad de género.

La participación de las ONGs también jugará un papel fundamental para asegurar el cumplimiento de los compromisos hechos por el Estado mexicano a nivel internacional. De acuerdo con Esperanza Delgado, gerente de incidencia política de la Fundación Mexicana para la Planeación Familiar-MEXFAM, la sociedad civil organizada tendrá que continuar fortaleciendo su papel propositivo y vigilante de políticas públicas apegadas al marco del derecho constitucional y de exigibilidad en la rendición de cuentas de funcionarios gubernamentales; sobre todo a la luz de la cantidad y la magnitud de los cambios por venir en los ámbitos del ejecutivo y legislativo, tanto en los niveles federal, estatal y municipal.

Entonces, ¿qué nos espera en el gobierno de Andrés Manuel dadas las condiciones y las personas que estarán liderando en materia de salud? Todo parece indicar que el panorama será positivo, sin embargo, no hay que olvidar que a estas alturas muchos temas de salud sexual y reproductiva siguen siendo controversiales para algunos sectores de la sociedad y por lo tanto, partidos y gobierno buscan moverse con cautela. Lo que es cierto es que la salud, particularmente de adolescentes y jóvenes no puede esperar, como tampoco pueden esperar otros países para ver que México vuelve a ser un ejemplo para América Latina en salud y derechos humanos.

* Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.