EL BLOG
29/12/2017 9:00 AM CST | Actualizado 29/12/2017 12:37 PM CST

Carlos Vela: nuestro futbolista incomprendido

Henry Romero / Reuters
Aunque no entendamos qué pasa por la cabeza de Carlos Vela, nos es vital para la siguiente copa del mundo.

2 de octubre del 2005, México por primera vez en su historia puede presumir que es campeón del mundo... saub 17.

Aquel 3-0 que le propinamos al pentacampeón del mundo( Brasil) nos provocó ilusionarnos con esta supuesta generación dorada. Creíamos que este sería un parteaguas importante en la vida de estos chavales.

Pero como la mayoría de las veces, en este país al joven mexicano se le trata con indiferencia y no les damos la oportunidad que merecen.

Muchos acabaron colgando sus botas a temprana edad. Pocos siguieron adelante y cumplieron, y solo uno logró atreverse a ser un futbolista diferente. Dentro y fuera de la cancha un genio.

El Real Sociedad considera a Vela un ídolo, una leyenda más por las que ha pasado en este club español.

Ambidiestro, dinámico y una definición envidiable. Un futbolista que juega en otra dimensión. Amarlo o odiarlo, no podemos negar que es un crack.

Un personaje polémico y orgulloso. Que a lo largo de su carrera nos ha demostrado que lo que opinen o digan de él no le afecta ni tantito.

Hablamos de Carlos Vela. A sus 28 años el nacido en Cancún ha decidido dejar las canchas del fútbol europeo para incorporase a la nueva franquicia del fútbol estadounidense: Los Ángeles F.C.

Una decisión realmente alocada y muy precipitada. Inclusive se ha escuchado por muchas voces del balompié que esta decisión estropearía su carrera.

Pienso yo que hay que ver los dos lados de la moneda.

Por un lado sí perjudicará su nivel futbolístico. Primero, porque a meses antes del mundial necesitamos a nuestro mejor jugador (les parezca o no) en un nivel de competición exigente. Tal como la Liga española.

Segundo, porque la MLS (Major League Soccer, la liga de fútbol de EU) ha demostrado que es más cuantitativa que cualitativa.

Cada vez hay más franquicias, estadios lujosos, mejores salarios y la moda de retirar a las más grandes figuras del fútbol mundial. Pero en cuanto a términos futbolísticos es una liga mediocre. Los clubes no cuentan con un sistema como las fuerzas básicas y es por eso que la producción de futbolistas norteamericanos ha ido en decaída. Los clubes no logran poder competir en los torneos internacionales (como la Concachampions, de Concacaf) y ni mencionar el pobre nivel y la poca competencia que vemos en la MLS.

Pero por otra parte no ignoremos o manchemos el pasado de Vela por una decisión tan personal.

Hay que reconocer que sin haber nunca jugado en el fútbol azteca y emigrar demasiado joven al viejo continente (16 años) a uno de los equipos más poderosos de Inglaterra, ha conseguido tener una trayectoria triunfadora y convincente.

Sin nunca poder consolidarse en el Arsenal y siendo prestado a múltiples equipos de bajo nivel, en 2011 le llegó un aire nuevo al ser prestado a la Real Sociedad de San Sebastián: ahí encontró su mejor fútbol.

El equipo vasco considera a Vela un ídolo, una leyenda más por las que ha pasado en este club español. Los regresó a una Champions League después de 10 años de ausencia. Se mantuvo 6 temporadas y media, 250 partidos, 44 asistencias y 75 goles. Sus números lo dicen todo. Muchos pensarían que Vela le debe más a Mexico que nosotros a él. Pienso yo que hemos tenido a un diamante en nuestras manos y no lo hemos sabido aprovechar.

¿Que le faltó al respeto a la selección mexicana? Sí, ignoró múltiples convocatorias y en muchas ocasiones manejó a la selección como si fuera un juguete. ¿Que tiene un ego muy elevado? También, tantos años viviendo en Europa lo han alejado de sus raíces y a veces "se pone la playera española". ¿Pero que nos hubiera ayudado en el mundial del 2014? Por supuesto. ¿Nos pudo haber llevado al quinto partido? Seguramente. Nunca lo sabremos.

Pero si de algo estoy seguro es que aunque no entendamos qué pasa por la cabeza de Carlos Vela, nos es vital para la siguiente copa del mundo. Simplemente, un genio incomprendido.

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.