VOCES
20/11/2018 3:49 PM CST | Actualizado 21/11/2018 10:12 AM CST

Lo que Michelle Obama le ha demostrado al mundo

Tras ocho años como primera dama y dos años trabajando en sus memorias recién publicadas, 'Becoming', Michelle Obama regresó a su ciudad natal como una superestrella.

"Sí, soy negra. Sí, soy mujer. Sí, crecí en la clase trabajadora. ¿Cómo se atreve alguien a decir que no amo a mi país, que no pertenezco?"

Esas palabras resonaron en el United Center Stadium de Chicago cuando miles de mujeres y niñas negras escucharon a la exprimera dama Michelle Obama hablar sobre su vida antes y durante sus años en la Casa Blanca.

Después de pasar ocho años como primera dama y dos años trabajando en sus memorias recién publicadas, Becoming, Michelle Obama regresó a su ciudad natal como una superestrella, lista para iniciar el recorrido de presentación de su libro por varias ciudades con lo que se calificó como una "conversación íntima" con su compañera de Chicago, Oprah Winfrey.

Sin embargo, antes de que se convirtiera en primera dama y en un nombre familiar, Obama era una chica normal del lado sur de Chicago, igual que yo. Al crecer, nos enseñaron a pensar más allá de nuestras circunstancias y a creer que merecíamos lo mejor. Nos animaron a entrar en un mundo educativo y profesional competitivo que no había estado abierto a nuestros padres.

Aunque, fuera de nuestros vecindarios y círculos sociales, nos encontramos con actitudes de que éramos "excepciones", no la norma. Aprendimos a ignorar o superar la implicación de que las personas negras tenían atributos negativos, y creímos en nosotros mismos, nos cuidamos mutuamente y de todos modos destacamos. Michelle Obama hizo todo eso, ascendió más allá de los estereotipos y se convirtió en un modelo de rol global.

Ella se ha convertido en una afirmación de la belleza, el talento y la fortaleza de todas las mujeres afroamericanas en Chicago y más allá.

Ella ha ascendido a una posición en la que puede tener impacto en todo el mundo.

Fue obvio, al estar sentada en el estadio, que muchas personas todavía se sienten inspiradas por ella. El lanzamiento del libro tuvo la sensación de un gran concierto. Multitudes de personas (en su mayoría mujeres de todas las edades y razas) formaban largas filas para comprar libros y recuerdos, como camisetas, llaveros, tazas, llaveros y plumas. Se colocaron banners de algunas de las citas de Obama en todas partes, y la gente se tomó fotos junto a estos mientras sostenían su libro.

Obama dejó en claro que ella escribió su libro para contar su propia historia a su manera. Ella, como muchos de nosotros, de barrios predominantemente negros, parece sentir la necesidad de ayudar a la gente a comprender que hay familias amorosas, nucleares y trabajadoras en el lado sur y en todo Chicago.

Habló sobre cómo sus padres la animaron a ella y a su hermano Craig a creer y expresarse. Describió cómo su madre luchó para que ella recibiera una educación justa en la escuela de su vecindario, ya que la demografía cambió de multirracial a mayormente negra. Destacó que hay una comunidad y excelencia que emerge de estas secciones predominantemente negras de Chicago y comunidades similares en todo el país.

Michelle Obama es una "chica del barrio" que creía que podía lograr grandes cosas y se ha convertido en una multimillonaria, sensación internacional e ícono global.

Estos valores de creer en ti mismo, desafiarte a ti mismo, salir de tu zona de confort y creer que perteneces adonde quieras, surgieron como los mensajes más fuertes del evento de lanzamiento del libro de Obama.

Michelle Obama estudió en escuelas públicas en Chicago, luego pasó a las escuelas de Leyes de Princeton y Harvard. Ella, como muchos de nosotros que somos del mismo origen racial y económico, fue la primera generación en asistir a cualquier universidad o la Ivy League. Ella fue una pionera por derecho propio.

Michelle Obama vino de una comunidad llena de personas con sueños de que sus hijos tuvieran vidas mejores que ellos. Lucharon para que sus hijos recibieran la mejor educación posible y aspiraran a oportunidades profesionales que estaban fuera del alcance de muchos en las generaciones de nuestros padres y abuelos.

Obama se convirtió en un faro de esperanza para las mujeres negras en Estados Unidos.

La comunidad negra siempre ha sabido que hay miles de personas inteligentes, talentosas, ambiciosas y exitosas como Michelle Obama. Solo parecía que algunas personas externas a nuestra comunidad no podían imaginar eso como una verdad.

"El mundo tiene la perspectiva de que, de alguna manera, Barack y Michelle Obama son diferentes, que somos únicos. Y no lo somos. Simplemente no nos has visto antes", dijo en una entrevista hace unos años.

Por supuesto que ella tiene razón. Muchas otras mujeres afroamericanas han recorrido un camino similar. Hay muchas mujeres negras menos conocidas que son madres amorosas y esposas devotas, que trabajan arduamente, se cuidan a sí mismas y a sus comunidades. Estas mujeres han contribuido a nuestro país en profesiones que incluyen doctoras, abogadas, ingenieras, funcionarias públicas, dentistas, ejecutivas de negocios, artistas y educadoras.

Pero ninguna ha tenido la misma visibilidad o impacto que Michelle Obama.

Ella ha ascendido a una posición en la que puede tener impacto en todo el mundo. Como primera dama, ha estado en primera línea enfrentando el ridículo, amenazas de muerte, mentiras y traumas. Sin embargo, soportó y se convirtió en un faro de esperanza para aquellos de nosotros que lidiamos con nuestras propias versiones de insultos e intentos de marginarnos como mujeres negras en Estados Unidos.

Y sigue haciéndolo fuera de su rol anterior. Obama no ha olvidado quién es ella. Lo celebra y anima a otras mujeres negras a hacer lo mismo, a celebrar dónde están y de dónde vienen.

Michelle Obama es una "chica del barrio" que creía que podía lograr grandes cosas y se ha convertido en una multimillonaria, sensación internacional e ícono global. Proviene de una comunidad de personas trabajadoras, optimistas y con visión de futuro que se nutrieron y creyeron en ella. Ella está tomando los valores y el sentido del pensamiento más allá de las circunstancias que experimentó en el lado sur de Chicago y está causando un impacto en millones en todo el mundo.

Michelle Duster es autora, conferencista y profesora de escritura en el Columbia College de Chicago. Ha escrito, publicado y contribuido con un total de nueve libros, incluyendo 'El impacto de Michelle Obama en las mujeres y niñas afroamericanas'.

Este texto fue publicado originalmente en 'HuffPost' Estados Unidos y luego fue traducido y editado.

* Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de 'HuffPost' México.