EL BLOG
07/12/2018 1:31 PM CST | Actualizado 07/12/2018 1:31 PM CST

Prepárate para esas inevitables discusiones familiares durante esta temporada

Preparar a los miembros de tu familia con algunas estrategias útiles podría aliviar la tensión.

Getty
Prepárate para crear un lugar más agradable para un debate en la próxima mesa de convivencia familiar.

Las vacaciones se acercan. Las imágenes y sonidos de la temporada prometen alegres reuniones familiares. La realidad puede no coincidir, y bastante, con estas imágenes proyectadas. En esa publicidad navideña no se mencionan las discusiones que anticipadamente acechan en cada rincón de cualquier evento familiar.

Siempre ha habido muchos factores que contribuyen a esos inevitables desacuerdos. Sin embargo, la mayoría estaría de acuerdo en que el estado de nuestro mundo actualha elevado el nivel de estrés de muchas celebraciones familiares. En los últimos años, las familias se han distanciado por las diferencias políticas y ha aumentado la ansiedad por esta temporada.

Es bastante cierto que nunca eliminaremos las discusiones familiares. Con eso en mente y las felices fiestas familiares en juego, podemos comenzar con algunos conceptos básicos para una discusión efectiva y productiva. Dotar a los miembros de tu familia con algunas estrategias útiles podría aliviar la tensión. Al igual que muchas interacciones sociales, existen ciertas técnicas que pueden emplearse para mejorar el resultado.

Prepárate para crear un lugar más agradable para un debate en la próxima mesa de convivencia familiar.

Hero Images via Getty Images

Algunos argumentos de una discusión a tomar en cuenta:

Comienza por apreciar los argumentos de una forma distinta.

El filósofo Karl Popper dijo: "El objetivo de un argumento, o de cualquier discusión, no debe ser la victoria sino el progreso".

El progreso para avanzar en la discusión y no ganar a cualquier costo determina un estado muy diferente. Ver el progreso como la meta. Ya ese punto de partida puede disminuir la tensión: reconoce ambos lados de la discusión y también abre nuestra mente a la noción de que hay fundamentos de cada lado. Trata de crear un ambiente familiar mucho menos adverso y mucho más inclusivo. Es posible que la discusión no llegue a una conclusión, pero puede generar un progreso en cuanto a la idea.

Piensa en las habilidades de debate

A continuación considera que los debates son argumentos ordenados. Incorpora algunas habilidades de debate para mejorar el nivel de cualquier discusión. Considera la importancia de la progresión lógica en un argumento para defender tu idea. Ordena la relevancia de tus puntos de vista y utilízalos de manera efectiva. Pensar con claridad y rapidez es una ventaja en cualquier discusión.

Recuerda que los hechos construyen una base más fuerte para cualquier discusión. Conoce la diferencia entre hecho y opinión. A modo de ejemplo, decir "todos están de acuerdo" plantea la pregunta: "¿A quién exactamente estás incluyendo cuando dices todos?" Sé curioso. En cualquier discusión es perfectamente razonable preguntar por las fuentes que se citan.

Detecta los distractores

Una táctica muy astuta es lanzar un distractor a una discusión. Puede ser algo engañoso o no relacionado con el tema. O podría ser algo dicho para confundir. Un ejemplo sería un cumplido. Podría ser sincero o podría ser una distracción. Interrumpir el impulso o incluir una desviación son tácticas de discusión muy comunes. El resultado es que pierdes el foco de la argumentación por un momento.

Hero Images via Getty Images

Otros puntos a considerar en una buena discusión

También es muy útil resumir de vez en cuando lo que piensas que la otra persona está tratando de decir.

La memoria es a menudo subjetiva. Podemos usar la memoria en las discusiones, pero recuerda que las emociones influyen en lo que se adhiere a nuestra propia memoria.

El tono de voz es muy importante. Evita el sarcasmo y la humillación o acercarte al argumento desde un lugar de superioridad. El respeto mutuo es un hecho.

¿Hay alguna manera de penetrar el otro lado de la discusión? El terreno común puede ser una ruta hacia la resolución. Un cumplido es un buen punto. Estés o no de acuerdo, si la persona ofrece una observación inteligente, reconoce eso.

Detecta cuándo detenerte y cuándo guardar tus argumentos

Prepárate para irte si las cosas se estancan. Un período de enfriamiento permite cierta claridad y revisión de la información. En cualquier reunión familiar, todos sienten la tensión de un acalorado debate. Cuando queda claro que no se puede encontrar una resolución, termina la discusión sin rencor.

Si pierdes la discusión, acepta gentilmente la derrota. Si alguien está presentando un buen argumento, bien respaldado por hechos, el siguiente paso es aceptar la derrota.

Ten en cuenta que la meta es el progreso. Probablemente ambos hayan presentado algunos puntos muy buenos y eso puede ser suficiente.

Educa, no sometas.

Finalmente, si es posible, evita detonantes

Estas festividades han creado expectativas. Tienen una forma de poseernos en lugar de nosotros mismos ser dueños de ellas. Nunca es demasiado tarde para ser preventivo, proactivo y examinar los puntos anteriores de la escalada de conflictos con varios miembros de la familia. ¿Puedes cambiar o modificar las tradiciones y expectativas que crearon ese estrés y aumentaron el nivel de tensión? Repensar, renovarse y relajarse.

En un mundo que ya tiene demasiada tensión, este tema podría ser una discusión familiar útil antes de las vacaciones. Estas estrategias para debates efectivos benefician a todos en la familia, en cualquier momento, porque:

Cuando los elefantes pelean, es la hierba la que sufre.Tribu kikuyu, Kenia

Este texto fue publicado originalmente en 'HuffPost' Canadá y ha sido traducido.

* Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de 'HuffPost' México.