EL BLOG
04/01/2019 6:00 AM CST | Actualizado 04/01/2019 6:00 AM CST

Los secretos de Wendy Rhoades, la terapeuta de 'Billions', serie de Netflix

Instagram: sho_billions
Las intervenciones de coaching, sin importar si generan cambios a corto o largo plazo, sí funcionan y dan resultados tangibles y monetarios. Instagram: sho_billions

Wendy nos tiene cautivados a todos, parece tener la combinación perfecta de empatía, inteligencia y las herramientas para jugar "hard ball" con quien se le siente enfrente. Se le nota la pasión por lo que hace y el orgullo de ver el resultado de su trabajo. Al igual que Wendy soy psicóloga clínica y practico performance coaching para ejecutivos con un porcentaje de mis clientes. Al igual que ella tengo un estilo directo y al grano al trabajar. Con la explosión de Billions, amigos y clientes me han preguntado qué opino de ella y de su trabajo. Por ello decidí postear este blog.

Yo me hice fan de Wendy desde el principio de la serie, cuando en una sesión le dice a Bobby algo que para mí viene a cambiar la forma de ver la terapia:

"Look, you want me to fix the part of you that makes money... It's attached to the rest of you, you know."

Mira, lo que tú quieres es que yo te arregle la parte de ti que hace lana, pero resulta que esta está revuelta con todo lo demás.Wendy Rhoades

Este es precisamente el nuevo aprendizaje de todos mis clientes corporativos y para el caso, de todos los que están viendo la serie en México. Si crees que puedes ir por la vida ignorando tus temas emocionales indefinidamente, pensando que no influirán en tus resultados laborales, estás muy equivocado. Ahí están y sin duda tienen su propia agenda inconsciente que además está al servicio de tus peores enemigos: tus miedos, culpas, delirios de grandeza e inseguridades.

¿Cuál es el mensaje de Wendy? Que aunque no te guste hablar de las cosas que te duelen o incomodan, sin duda trabajar en ello te dará mejores resultados que pensar que se pueden evitar. Todo eventualmente te alcanza... ojalá que no sea cuando estás a punto de cerrar el deal del año o cuando la presión del trabajo te pida más de lo que puedas dar.

He notado que sobre todo a personas y pacientes que trabajan en exceso, esta serie les ha tocado fibras sensibles. Llevan años volcados en su trabajo como si en ello pudieran encontrar la fuente absoluta de satisfacción y valor personal. Llevan a veces décadas resignificando sus emociones a través de interminables jornadas laborales.

Westend61 via Getty Images
La mayoría de la gente exitosa entra y sale de estados de grandeza, hay que encontrar la fuerza y reconectar con esta parte al servicio de su poder interno.

El filósofo Byung-Chul Han en su libro "La sociedad del cansancio" dice que la sociedad occidental está sufriendo un silencioso cambio de paradigma, a través de un exceso de positividad nos hemos convertido en nuestros propios esclavos al servicio de un yo/capataz insaciable y perseguidor. Habla de estados patológicos en los que la violencia hacia nosotros mismos se manifiesta por un exceso de positividad y dice "que en realidad el sujeto de rendimiento que se cree en libertad, se halla tan encadenado como Prometeo. El Águila que devora su hígado en constante crecimiento es su alter ego, con el cual está en guerra. Así visto, la relación de Prometeo y el águila es una relación consigo mismo, una relación de autoexplotación".

Yo interpreto el exceso de positivismo del que habla Han como la negación a todos los excesos laborales en los que nos enajenamos y consumimos. Me encanta la descripción en la crítica que hace a Baudrillard donde dice que "no hay reacción inmunitaria a la obesidad del sistema presente" (los medios de información, comunicación y producción). No hay cómo defenderse del constante bombardeo de exigencias externas que solo dice más, más, más, cuando también por dentro cada uno ya está en sintonía con este complot de autosabotaje, ya internalizamos al jefe infinitamente voraz y además lo normalizamos, (en palabras de Han con un exceso de positividad).

Ver a personajes como Bobby, hiperexitosos, brillantes y basados en casos reales (Steve A. Cohen) apoyarse de forma tan fundamental en executive performance coaching, ha abierto las puertas a la revisión existencial y ha logrado quitar la palabra "débil" en este tipo de trabajo. Ya no se busca coaching porque estés mal, se busca porque podrías estar mejor.

Se dignifica la revisión de problemas emocionales al servicio del éxito profesional.

Gente como el personaje de Bobby están dispuestos a hacer prácticamente cualquier cosa para ganarle a la competencia, así esto sea enfrentar a sus demonios internos.

Bobby y todo el equipo de Axe Capital son guerreros astutos y estratégicos que tienen la visión de no ignorar la fuerza de nuestro inconsciente y la volatilidad de emociones no revisadas y trabajadas. Wendy llega al rescate de fortunas que pueden perderse por cosas tan simples y tan complejas como el autosabotaje y todas sus ramificaciones.

La primera sesión que tiene Wendy en la serie es con Mick Dazing. Él pide la cita porque siente que está perdiendo su "mojo". Se está sintiendo inseguro y preocupado. Wendy le hace algunas preguntas básicas y le dice que no necesita medicamento, que lo que necesita es volver a creer en él mismo. Le dice que está escuchando a "la voz equivocada". La voz que le grita que es un estúpido, en vez de la que le recuerda que es un chingón.

Wendy lo hace pararse y decir en voz alta que el año pasado ganó 7.2 millones de dólares. Se pegan en el pecho y ves a Mick ganando una perspectiva más positiva de el mismo. Wendy se apoya en la parte narcisista de Mick diciéndole que él es parte de una élite, un navy SEAL. Además refuerza posibles inseguridades asociadas al síndrome del impostor: cuando alguien piensa que no pertenece o cree que sus logros son por suerte o casualidad y no por sus capacidades y habilidades reales, aun cuando en el pasado haya pruebas de sus éxitos.

La mayoría de la gente exitosa entra y sale de estados de grandeza, hay que encontrar la fuerza y reconectar con esta parte al servicio de su poder interno. Aunque pegarme en el pecho no es mi estilo, es una técnica que funciona, básicamente hace que la sangre empiece a bombear. Sentir y empoderar al cuerpo de adentro hacia afuera. Wendy le recuerda que es parte de una hermandad y de un equipo élite que ya lo ha elegido.

Así que mientras recupera su seguridad puede apoyarse en una red de autoridad más alta, una hermandad de los mejores que ya han decidido por él "su valor".

Si crees que puedes ir por la vida ignorando tus temas emocionales indefinidamente, pensando que no van influenciar tus resultados laborales, estás muy equivocado.

Personalmente paso menos tiempo ego-pumping (aunque a veces es exactamente lo que necesitan los clientes) y dedico más tiempo en enfocarme a definir y encontrar los patrones de comportamiento que los están metiendo en problemas. Es más fácil cacharte y hacer un cambio si entendemos las emociones detrás de donde continuamente estás teniendo errores.

Con Mick, Wendy usa herramientas de sugestión, manipulación y exhortación motivacional. Usa la fuerza de su propia personalidad y su confianza en Mick para así transferirle confianza en él mismo. Esto, aunque eficiente, yo solo lo llamaría un buen coaching deportivo. Astuto en el sentido de que le va a dar a Mick un reset temporal de confianza, pero no aportará un trabajo interno que le funcione a largo plazo.

Mick se va notablemente más contento y regresa más adelante en la serie habiendo logrado un deal que le ganó el reconocimiento de Bobby, millones para la empresa y una sonrisita discreta de gratitud para Wendy.

Con esto, la serie nos muestra que las intervenciones de coaching sin importar si generan cambios a corto o largo plazo sí funcionan y dan resultados tangibles y monetarios. La próxima vez que sientas que te rebasa la ansiedad o el estrés laboral pregúntate si es hora de un ajuste y afinación con una sesión de coaching clínico.

* Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de 'HuffPost' México.