EL BLOG
13/11/2018 7:57 AM CST | Actualizado 13/11/2018 8:14 AM CST

Stan Lee, monumental y también controversial

Jonathan Alcorn/Bloomberg via Getty Images
Stan Lee, fundador de Marvel Entertainment Inc. 18 de diciembre de 2008. Foto: Jonathan Alcorn/Bloomberg

Murió Stan Lee, uno de los hombres más populares y conocidos del mundo como cocreador del inmensamente popular universo Marvel. Lee se convirtió casi en un caballero Jedi y un santo de la cultura pop con sus apariciones siempre sorpresivas e ingeniosas en pequeños papeles en las películas de Marvel, que los fans habían venido a esperar. Al parecer su cameo en la continuación de Avengers: Infinity War ya está filmado.

Stan Lee tenía 95 años y su legado es monumental... y complejo. Ya entrado en los cuarenta años a principios de los años 60, Stan Lee imaginó junto a los dibujantes Jack Kirby y Steve Ditko a los personajes del Universo Marvel: con Jack Kirby a Los cuatro fantásticos, a Hulk, Thor, Iron Man, The Avengers, los X-Men; con Steve Ditko a Spiderman y a Doctor Strange.

El aspecto de cocreación y coautoría es importante, porque por años se acusó a Stan Lee de querer llevarse todo el crédito por la creación de los personajes, excluyendo a sus colaboradores, especialmente a Jack Kirby, sin cuya colaboración, el universo Marvel como lo conocemos simplemente sería impensable. ¿Por qué? Porque Stan Lee era el escritor y Jack Kirby el dibujante, pero los cómics son un medio en el que la autoría es difícil de definir, especialmente porque Lee y Kirby trabajaban bajo el conocido Método Marvel.

Se dice que la gran aportación que tuvo Stan Lee a los cómics fue darles a los personajes una humanidad y un aliento épico y a veces trágico que no existían en el medio.

¿Cuál es el Método Marvel? El escritor le daba una sinopsis muy general de la trama al dibujante y entonces el dibujante procedía a diseñar la historia en paneles, metiéndole mucho de su creatividad. Si bien esto en un principio no fue un problema, conforme Marvel empezó a crecer en popularidad y a ver sus propiedades convertidas en caricaturas y productos de consumo en los 70, a Kirby le hartó la falta de reconocimiento a su trabajo y de hecho renunció a Marvel para irse a trabajar a la Distinguida Competencia (DC).

Después de un par de años, Kirby, no contento con su experiencia en DC, regresó a Marvel por unos años a falta de opciones y después dejó la compañía definitivamente y siguió insistiendo hasta su muerte en 1994 que la mayor parte de las creaciones las había hecho él y que Lee sólo había puesto palabras en los globos de diálogo.

Cabe destacar que Jack Kirby siempre trabajó para Marvel como freelance, mientras que Stan Lee era empleado de Marvel, y como tal, con acceso a toda una serie de beneficios laborales que Kirby nunca tuvo.

Quién creó qué

¿Es tan simple la cosa? La autoría verdadera del universo Marvel y qué tanto crédito le toca a Stan Lee y qué tanto a Jack Kirby es un tema que ha sido discutido por años entre los conocedores de los cómics. Y hay gente que pertenece a team Stan Lee y team Jack Kirby. Sin embargo, después de años de debate, un consenso parece haber surgido y que concluye que la colaboración entre los dos hombres fue crucial para que Marvel y sus personajes nacieran y fueran el éxito que fueron.

¿A qué se debe el actual éxito del universo Marvel a casi sesenta años de su creación en 1962? Se dice que la gran aportación que tuvo Stan Lee a los cómics fue darles a los personajes una humanidad y un aliento épico y a veces trágico que no existían en el medio. Una persona que no conozca los cómics puede mirar con escepticismo el comentario anterior, pero tendría que leer esas sagas de los 60 y vivir el drama que experimentaban esos personajes creados por Lee, Kirby y Ditko, el drama que captura hoy en día la imaginación de millones alrededor del mundo.

YASUYOSHI CHIBA/AFP/Getty Images
Exhibición 3D de la película 'Black Panther' en Nairobi, Kenia, el 14 de febrero de 2018. Black Panther es un superhéroe basado en un cómic de Marvel. Foto: YASUYOSHI CHIBA/AFP/Getty Images

Los cuatro fantásticosfue la primera creación. Una familia con superpoderes adquiridos en un viaje al espacio y constantemente amenazada con la ruptura de la unidad por el tormento que sufría La Mole por ser un monstruo; a su vez había un triángulo amoroso entre Mr. Fantástico, La Mujer Invisible y el tirano rey submarino, Namor; La Mole tenía una novia escultora ciega que era hija de uno de los grandes enemigos de Los Cuatro Fantásticos, El Titiritero; La Antorcha Humana empezaría una relación con Crystal, de la raza secreta de Los Inhumanos para después ser separados por un muro diseñado para separar a las dos razas (¿una alusión al Muro de Berlín?). Ah... y por si fuera poco, el primer superhéroe negro hizo su debut en las páginas de los Cuatro Fantásticos, Black Panther, rey de una monarquía súper avanzada en África (esto en la época del movimiento de derechos civiles en Estados Unidos).

Stan Lee, Jack Kirby y Steve Ditko introdujeron el realismo a los cómics, a manera de telenovela si quiere uno, o a manera de las novelas del siglo XIX que se hacían por entregas.

Allí tenemos la trágica dicotomía de El increíble Hulk, con su doble personalidad tipo Jekyll y Hyde; a Thor, el príncipe y dios exiliado al mundo de los humanos para conocer la humildad, con todas las sagas "shakespearianas" de Asgard; a Iron Man, el superhéroe enfermo del corazón y por supuesto a los X-Men, los mutantes rechazados por la sociedad y que eventualmente se convirtieron en una representación de los marginados y los outcasts. Todo esto con Jack Kirby.

¿Y qué más humano que Spiderman, que Stan Lee cocreó con Steve Ditko? El joven nerd cuyo tío muere por una falla de omisión suya al no detener a un criminal, criado por su tía viuda y siempre con dificultades económicas y bulleado en la escuela. Y no solo eso, ni como superhéroe Spiderman lograba la aceptación, temido y repudiado por la sociedad, y a veces perseguido. De hecho, se le culparía de la muerte del padre de su novia Gwen Stacy en una historia escrita por Lee y dibujada por John Romita Sr unos años después.

Una exitosa esencia

Stan Lee, Jack Kirby y Steve Ditko introdujeron el realismo a los cómics, a manera de telenovela si quiere uno, o a manera de las novelas del siglo XIX que se hacían por entregas que fueron las que iniciaron con "el formato". Los cómics eran auténticos dramas que mes a mes mantenían la atención de niños y adolescentes, primero de Estados Unidos y después de todo el mundo.

Esto fue una revolución que ha influido en gente tan diversa como George Lucas y Steven Spielberg, George R.R. Martin (el creador deGame of Thrones). Añadiendo al realismo, en lugar de vivir en ciudades ficticias como Metrópolis y Ciudad Gótica, los héroes de Marvel vivían en Nueva York.

El hecho de que las historias continuaran de número a número y que esa continuidad dramática exista hasta la fecha son una muestra de la sólida fundación dramática y creativa del universo Marvel.

Muy pronto después de su publicación, los cómics de Marvel comenzaron a ser más populares que los de DC, algo que DC solo en raras ocasiones ha podido revertir. Eso sí, DC por muchos años fue años luz más exitoso que Marvel en llevar sus superhéroes a la pantalla grande, con los grandes éxitos de Superman en los 80 y Batman en los 90. No fue hasta con la película de los X-Menen el 2000 que este fenómeno se revertiría y Marvel continuaría con paso firme hacia la dominación mundial, con Spiderman, Iron Man y eventualmente The Avengers.

Ya que Kirby dejó Marvel, y hasta su muerte, siguieron años de recriminaciones hacia Stan Lee, con Stan Lee siempre tratando de mantenerse como el bueno de la película. Durante años, Kirby, de origen judío y que había ido a la guerra, tuvo que aceptar condiciones de trabajos no idóneas literalmente para mantener a su familia.

Stan Lee dejó de escribir cómics de forma regular a principios de los 70 para convertirse en publisher, supervisando la línea Marvel completa y a un equipo de editores, escritores y artistas. Cabe destacar que Stan Lee también fue un pionero en comunicarse directamente con la audiencia, ya que desde los sesenta escribía en los cómics columnas en los que abordaba a los lectores y les hablaba de cómo era el proceso creativo en Marvel. Era una nueva forma de promover los cómics (y promoverse a sí mismo sobre los más tímidos y reservados Jack Kirby y Steve Ditko). Stan Lee se convirtió en una marca y una personalidad asociada para siempre con Marvel.

Mario Tama via Getty Images
Libro de 'Los cuatro fantásticos'.

De esta forma, desde hace décadas Stan Lee se convirtió en la cara más visible y reconocida del mundo de los cómics, primero una leyenda entre geeks y después una leyenda mundial. No fue probablemente hasta los 80 en que otras personalidades comenzaron a generarse una propia marca al nivel de Stan Lee, como lo hicieron Chris Claremont y John Byrne en su colaboración en el revival del cómic de los X-Men, que curiosamente reproduciría el drama Stan Lee y Jack Kirby, con el escritor y el artista peleando años después sobre quién hizo qué.

Y en esta misma década vendría Frank Miller con su reimaginación de Batman, The Dark Knight Returns y Alan Moore y Dave Gibbons con su reimaginación de los superhéroes en Watchmen. Miller, Moore y Gibbons fueron aclamados por introducir un oscuro realismo (y cinismo) al mundo de los superhéroes. Pero la realidad es que de alguna forma esta vena realista había comenzado con la revolución de Stan Lee, Jack Kirby y Steven Ditko en los 60.

El trabajo en Hollywood

En los 80 Stan Lee se trasladó a Hollywood para tratar de levantar proyectos de Marvel en Hollywood, labor titánica en esa época en que una película de superhéroes era carísima y no existían los avances en los efectos especiales que se dieron en los 90. Posteriormente Stan Lee hizo varios intentos de crear nuevos personajes fuera de Marvel, pero ninguno se acercó siquiera a esas cimas de popularidad y relevancia.

Jack Kirby sí hizo algunas creaciones relevantes posteriormente a su salida de Marvel, porque durante su exilio en DC en los 70 creó partes clave de ese universo, incluyendo el famoso Fourth World con el villano Darkseid y los Nuevos Dioses, incluyendo al villano Steppenwolf (que fue el villano de la película de La liga de la justicia). Habla de la calidad del trabajo de Kirby que Darkseid se convirtió en uno de los grandes villanos de DC y de hecho muchos consideran a Thanos una copia de Darkseid.

A su regreso a Marvel a mediados de los 70 Kirby creó The Eternals y Machine Man. Steve Ditko por su parte creó The Creeper para DC e hizo un breve retorno a Marvel en los 80 con la creación del personaje Speedball.

Jack Kirby continuó una amarga batalla con Marvel por ser reconocido como creador de los superhéroes que generaron ganancias millonarias, pero nunca lo consiguió porque legalmente era trabajo por encargo. Murió en 1994 y no fue hasta casi 20 años después cuando, una vez que Disney había comprado Marvel, la familia de Kirby llegó a un acuerdo secreto (y al parecer) millonario con la compañía. Y ahora en las películas podemos ver el crédito, CREADO POR STAN LEE Y JACK KIRBY.

Stan Lee también fue un pionero en comunicarse directamente con la audiencia.

Steve Ditko, por su parte, continuó trabajando en los cómics, pero nunca con el impacto de Spiderman, y eventualmente se volvió un recluso. Aunque declaró que no recibió nunca regalías por las películas de Spiderman, algunos dicen que sí las recibía. Curiosamente, Ditko murió este año también, en junio, a los 90 años. Ditko nunca se casó, era fanático de la filósofa Ayn Rand y murió algo olvidado, pero quizá aquí por cierta voluntad propia: desde hacía años se negaba a dar entrevistas y era una figura absolutamente misteriosa, digna del creador de Doctor Strange.

Y bueno, Stan Lee sí tuvo la fortuna de ver el universo Marvel convertido en un fenómeno global, y más aún de volverse una figura de adoración y de culto para millones alrededor del mundo. El Obi Wan Kenobi de los cómics.

Los últimos años de su vida no estuvieron libres de controversias, incluyendo dos problemáticas compañías, Stan Lee Media y POW, envueltas en demandas y bancarrotas. Y en el último año, después de la muerte de su esposa, una extraña y perturbadora controversia en la que al parecer la gente que lo cuidaba abusaba de él y pretendía sacar provecho económico. Finalmente, se fue a vivir con su hija, que lo cuidó hasta su muerte.

El primer cameo de Stan Lee fue en la película para televisión, El juicio del increíble Hulk en 1989 y el segundo y que ya inició a full con el revival de Marvel fue en la primera película de los X-Menen el año 2000, como un vendedor de hot dogs. Afortunadamente su cameo para la nueva película de Avengers ya está filmado.

Y entonces, ¿quién hizo qué?, ¿quién inventó qué personaje?, ¿a quién se le ocurrió qué cosa? Probablemente nunca lo podremos saber, lo que sí es seguro que la colaboración de Stan Lee con Jack Kirby y Steve Ditko creó el Universo Marvel y décadas después de que cualquiera de los tres lo hubieran imaginado, este universo se convirtió en un fenómeno internacional.

Con fans alrededor del mundo que siguen las sagas de estos héroes complejos y humanos que nos reconfortan porque, a pesar de esa complejidad y humanidad, habitan un universo ficticio lo suficientemente blanco y negro como para que sepamos quiénes son los buenos y son los malos. Millones de horas disfrutadas por las audiencias. Millones de horas de lectores niños y adolescentes durante 60 años. Un legado fantástico.

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de 'HuffPost' México.

VIDEO SUGERIDO