EL BLOG
17/11/2017 2:23 PM CST | Actualizado 17/11/2017 3:20 PM CST

Rumbo a los Oscares en el Festival de Los Cabos 2017

Jesse Grant/Getty Images for Los Cabos International Film Festival
Nicole Kidman sentada durante una entrevista que realizó en el 6to Festival de Cine Internacional de Los Cabos el pasado 11 de noviembre en Cabo San Lucas, México.

¿Hay una combinación más perfecta que cines y playa? Ese es uno de los grandes atractivos del Festival de Cine de Los Cabos, cuya sexta edición se llevó a cabo la semana pasada. Y así, ante los magníficos escenarios que ofrece Los Cabos, uno se puede escapar por momentos a ver lo mejor que el Cine Mundial tiene que ofrecer.

Uno de los fuertes del Festival de los Cabos también ha sido la presencia de estrellas internacionales que le dan un toque de glamour al evento y este año no fue la excepción cuando el viernes pasado se confirmó el secreto a voces de que Nicole Kidman iba a estar presente para recibir su Lifetime Achievement Award.

Fue un gran logro el tener a la multipremiada actriz allí, especialmente después de que este mismo año Kidman recibió un reconocimiento similar en el Festival más grande y prestigioso del mundo, Cannes. Y Kidman definitivamente fue la sensación, y a la hora de que caminó el Red Carpet firmó autógrafos y se sacó selfies con los fans.

En cuanto a películas, el Festival es una mezcla interesante de cine de Hollywood contendiente al Oscar y de cine de arte internacional premiado en los principales festivales del mundo, y una buena dosis de cine mexicano. Más allá de la playa y del glamour, las películas que se exhiben son de primer nivel.

De las películas que lucharán por ser nominadas al Oscar se presentó la muy lograda "The Battle of the Sexes", basada en la historia real del partido de tenis promocional entre la tenista Billie Jean King y el tenista Bobby Briggs, en que literalmente King peleó por demostrar ante el mundo que las mujeres debían ser consideradas como iguales frente a los hombres en todos los sentidos.

El Festival es una mezcla interesante de cine de Hollywood contendiente al Oscar y de cine de arte internacional premiado por todo el mundo.

La película, dirigida por el equipo de Little Miss Sunshine, Jonathan Dayton y Valerie Faris, tiene una estructura clásica de David contra Goliat, pero siempre es conmovedora y realista, y mezcla hábilmente esta trama con la del descubrimiento de la tenista de su verdadera identidad sexual. Emma Stone en el protagónico aquí desquita el Oscar de La La Land y logra la mejor actuación de su carrera, con excelente apoyo de Steve Carell, Sarah Silverman, Elisabeth Shue y Bill Pullman. Aunque la terna para Mejor Actriz va a estar competida, Emma Stone parece una candidata probable para ser nominada.

Otra de las grandes contendientes será "Three Billboards Outside Ebbing Missouri", que es una historia de lo más actual en los tiempos de Trump. Del aclamado autor teatral y director, Martin McDonagh.

Trata sobre una madre que en el pueblo de Ebbing decide contratar tres carteleras para denunciar la falta de avances de la policía local en la investigación de la violación y asesinato de su hija. Esto desata una tormenta política y social en el pueblo que va escalando de intensidad hasta llegar a la catástrofe. La película se mueve como carro de palanca de velocidades entre la tragedia y el humor negro y es un buen desahogo para las clases liberales el ver la barbarie de los blancos racistas retratada de una forma tan caricaturesca.

Un gran elenco encabezado por Frances McDormand, Woody Harrelson y Sam Rockwell, cada uno en un tipo de papeles en los que se especializa, ayuda a la efectividad de la película. Nominaciones para los 3 actores se ven seguras, especialmente para McDormand y Rockwell, así como Guión Original. Y si el sentimiento anti Trump es lo suficientemente fuerte y la taquilla funciona, incluso podría colarse a Mejor Película.

'The Florida Project' ha sido calificada de realista y vital y podría ocupar el espacio de cine independiente entre las nominadas.

La más interesante de las contendientes es "The Florida Project", el seguimiento del director Sean Baker a la extraordinaria "Tangerines" y que es una de las películas con mejor crítica del año, sobre la vida de unos niños en una Florida marginal y pobre, lejos de la meca turística de Miami.

La película ha sido calificada de realista y vital y podría ocupar el espacio de cine independiente entre las nominadas que en años recientes ocuparon Moonlight y Beasts of the Southern Wild. Willem Dafoe ha recibido excelentes críticas por su actuación y parece un candidato seguro a una nominación a Mejor Actor de Reparto.

En el terreno del cine internacional destacó "Foxtrot" película israelí en 3 actos sobre como el conflicto israelí-palestino impacta a una familia israelí. La cinta, dirigida por Samuel Maoz, ganó el León de Plata en el Festival de Venecia, y es una exploración profunda y triste sobre el duelo.

Los dos primeros actos son notables, retratando una realidad que roza en el absurdo y que sería cómica de no ser tan trágica; el segundo acto, que sigue a un pequeño batallón de soldados adolescentes israelís encargados de vigilar la frontera con los territorios ocupados es especialmente brillante y cristaliza la esencia tragicómica de la película con varias escenas inolvidables. Sólo este segundo acto sería suficiente para poner a Foxtrot dentro de las mejores películas del año y quizá llevarla a ser una de las nominadas para Mejor Película Extranjera

En cuanto a cine independiente de Estados Unidos es interesante también "Beach Rats", de la directora Eliza Hittman, sobre un chico homosexual closetero de clase media baja en el New Jersey actual. Tan interesante como la exploración del mundo clandestino de ligues online y encuentros furtivos, es el retrato de la vida de los distintos personajes de este segmento socio económico, lejano a la prosperidad de las élites americanas.

Si bien se le podría pedir un poco más de profundidad psicológica, la película es una exploración interesante sobre el deseo y el auto engaño, y un retrato muy fresco de una clase y un mundo no muy abordados por el cine.

En fin, el Festival de Los Cabos es realmente un placer para cualquier cinéfilo. Así que, si quieren planear unas vacaciones con playa y cine, vayan poniéndolo en sus agendas para este puente.

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.