EL BLOG
24/01/2018 5:18 AM CST | Actualizado 24/01/2018 8:45 AM CST

¿Quién le puede ganar el Oscar a Del Toro?

¿Quiénes están compitiendo con Del Toro por Mejor Director?
Fred Thornhill / Reuters
¿Quiénes están compitiendo con Del Toro por Mejor Director?

Y la pregunta ahora es, después de sus 13 nominaciones al Oscar ahora es: ¿ganará La Forma del Agua Mejor Película?, ¿ganará Guillermo del Toro el Oscar al Mejor Director? En este momento es difícil predecir, ya que, a diferencia de otros años, no hay una película favorita que esté arrasando con todos los premios.

Guillermo del Toro había sido nominado previamente por Mejor Guión por El laberinto del fauno, pero esta es su primera nominación como director, y es el único de los "tres amigos" (los otros dos son Alfonso Cuarón y Alejandro Gonzalez Iñárritu) que no tiene Oscar de Mejor Director. Entonces, ¿qué película le puede arrebatar el premio? ¿Y quiénes están compitiendo con Del Toro por Mejor Director?

Tres carteles fuera de Ebbing: La competidora más fuerte al momento. Una historia sobre una madre vengadora que busca a los culpables de la violación y asesinato de su hija y que, ante la apatía de la policía, decide contratar unos anuncios espectaculares afuera del pueblo donde vive, para presionarlos a encontrar al asesino.

Una película muy actual porque no solo retrata la violencia contra las mujeres, sino que denuncia (un poco caricaturescamente) a los pueblerinos racistas y retrógrados, tema muy relevante en este momento en Estados Unidos. Tiene un elenco extraordinario encabezado por Frances McDormand, Woody Harrelson y Sam Rockwell. Sin embargo, en las nominaciones mostró un talón de Aquiles, ya que su director no fue nominado a Mejor Dirección. Es raro que una película gane Mejor Película sin que su director esté nominado, aunque Argo lo logró en 2013, cuando Ben Affleck no fue nominado como Mejor Director. Se estrena este viernes 26 de enero.

Huye: La historia de éxito de este thriller es de película. Costó 5 millones de dólares y recaudó más de 250 millones a nivel global. Un filme de poco presupuesto con excelente realización que debe su enorme impacto en parte al momento que vivimos, ya que aborda también el tema del racismo, en este caso en el género de suspenso. Un chico negro visita a los padres de su novia blanca en un suburbio de Nueva York. Todo parece muy normal y nice, pero hay un plan siniestro en su contra detrás de la amabilidad.

Es importante tener el contexto del resurgimiento de los movimientos supremacistas blancos para entender la relevancia de esta película en la era Trump.

Para la gente que la ve fuera de Estados Unidos, sorprende un poco que la película sea tan aclamada y premiada, por eso es importante tener el contexto del resurgimiento de los movimientos supremacistas blancos para entender su relevancia en la era Trump. Su realizador, Jordan Peele, le puede dar la batalla a Del Toro por Mejor Director. Disponible en iTunes y Blu Ray ya.

Dunkirk: Una película que en otro año hubiera ganado todo, por ser una película histórica y un espectáculo épico dirigido por un cineasta de culto que nunca había sido nominado, Christopher Nolan (director de La Trilogía de The Dark Knight y de Inception). Pero con los temas sociales y políticos agravantes en Estados Unidos al día de hoy, Dunkirk perdió relevancia y actualidad, lo que no le quita méritos (es extraordinaria) pero sin chances de ganar el Oscar. Pero no hay que descartar a Nolan como Mejor Director, es un cineasta tan respetado como Del Toro, que tampoco había sido nominado. Mucha gente piensa que ya le toca, aunque al igual que el director mexicano es joven y saben que habrá más ocasiones para premiarlo. Estilo como le pasaba a Leonardo DiCaprio. Disponible en iTunes y Blu Ray ya.

Las horas más oscuras: Gran película en cartelera en este momento sobre cómo Winston Churchill llega a ser primer ministro de Gran Bretaña al comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Una producción inspiradora y emocionante sobre el liderazgo, en una época que padece de la ausencia de líderes, con una actuación titánica de Gary Oldman en el papel principal.

Oldman le hace justicia, y la Academia le hará justicia a Oldman dándole el Oscar de Mejor Actor.

Oldman ha sido siempre un actor muy respetado, pero hace mucho tiempo que no tomaba un reto actoral de este calibre para hacernos recordar porque tanto respeto. Había estado ocupado interpretando al comisionado Gordon en Batman y a Sirius Black en Harry Potter. Aquí desaparece totalmente en el papel de Churchill. La caracterización tomaba más de 4 horas cada día en el maquillaje, lo que le ayuda a posesionarse del papel: aguerrido, sarcástico, grandilocuente y uno de los más grandes oradores y líderes de la historia, el único líder europeo que resistió el embate del nazismo y que, al hacerlo, salvó al mundo hasta que los americanos y los rusos entraron al quite.

Oldman le hace justicia, y la Academia le hará justicia a Oldman dándole el Oscar de Mejor Actor. En Mejor Película tendrá que conformarse con la nominación porque es demasiado clásica en su estructura y sus temas para ganar. En cartelera.

Hay 4 nominadas más que aún no se estrenan en México, pero que se podrán ver en las próximas semanas: Los papeles del Pentágono (estreno 2 de febrero), Call Me By Your Name (estreno 2 de febrero), El hilo fantasma (estreno 16 de febrero) y Lady Bird. Todas respetadas y aclamadas, pero improbable que puedan ganar Mejor Película, a menos que en estas semanas Los papeles del Pentágono se convirtiera en un estandarte nacional de la libertad de prensa (que es la razón por la que Steven Spielberg la hizo en estos tiempos de Trump), pero el papel de lección cívica ya se lo apropiaron con más fuerza Tres Carteles y Huye.

Mejor Director es otra historia. Aparte de los fuertes rivales ya mencionados, Peele y Nolan, la actriz Greta Gerwig hizo su debut como directora en Lady Bird. Es apenas la quinta mujer nominada a Mejor Director en 90 años. Solo una mujer ha ganado Mejor Director en la historia, Kathryn Bigelow en 2010, por Zona de miedo. En el año de #MeToo, la Academia podría querer reconocer nuevamente a una mujer para callarle la boca a los que acusan a los Oscares de no ser lo suficientemente progresistas.

Entonces quizá Greta sea la principal contendiente de Guillermo del Toro, y esta categoría nos tendrá en suspenso hasta el final.

Sea como sea, con Guillermo del Toro, este año México está de nuevo en la gran final del cine mundial y eso hay que aplaudirlo.

* Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.