EL BLOG
12/10/2018 12:44 PM CDT | Actualizado 12/10/2018 4:12 PM CDT

Lady Gaga, Bradley Cooper y el 'plan' para salvar los Premios Oscar

FB: @StarIsBornMovie
Lady Gaga y Bradley Cooper, protagonistas de 'Nace una estrella'. Foto: @StarIsBornMovie

Este fin de semana se estrena la nueva versión de una historia hecha por Hollywood muchas veces, Nace una estrella, con la novedad de que la protagonista es una de las estrellas del súper pop mundial, Lady Gaga, con su primer protagónico en una película. Otra novedad es que el galán y nominado al Oscar Bradley Cooper, no solo actúa sino también escribió la película y la dirige. Y quizá la mayor novedad de todas es que a pesar de ser un melodrama ya bastante antiguo que se hizo por primera vez en cine en 1937, la nueva versión ha sido recibida con adoración por la crítica anglosajona en Estados Unidos y Gran Bretaña.

Admito que yo fui el primer sorprendido por esta aclamación universal y casi unánime. Nunca pensé que una película dirigida por Bradley Cooper y protagonizada por Lady Gaga pudiera ser una gran película, pero por las críticas, parece que así es. Habrá que ver. La historia es una de las más viejas del mundo del espectáculo: una historia de amor en la que una joven estrella femenina asciende mientras su mentor y pareja romántica, también famoso, se encuentra en una espiral de declive. El talento nuevo dando paso al viejo. La primera versión se estrenó en 1937 con la olvidada Janet Gaynor y Fredric March, ella como la actriz que despega, él como el actor en decadencia que cae en el alcoholismo y la amargura.

Cabe destacar que esta es la única versión en que la pareja protagónica son actores. En todas las versiones siguientes se trata de cantantes. La historia fue posteriormente protagonizada por luminarias tan diestras en el canto como en la actuación, Judy Garland en el remake de 1954 y Barbra Streisand en el de 1976. En una de las infames injusticias de los Oscares, Judy Garland no ganó por su actuación extraordinaria y perdió contra la guapa pero no muy buena actriz, Grace Kelly, la futura reina de Mónaco.

Reconozco que yo he estado escéptico desde el comienzo sobre esta película.

La decepción de perder fue tan grande para Judy Garland que dejó de actuar 5 años. Irónicamente, en la vida real fue Judy Garland (y no uno de sus esposos) la que tuvo un final trágico en 1969, muriendo a sus apenas 47 años de una sobredosis de barbitúricos, después de años de problemas de adicción y depresión.

Este nuevo remake de Nace una estrella lo iba a dirigir inicialmente hace años Clint Eastwood para Beyoncé, aunque después pasó a manos de Bradley Cooper, quien le hizo una audición a Lady Gaga para el papel, e insistió en que ella se quitara todo el maquillaje, algo impensable para la cantante. Pero la Gaga, aún sin parafernalia, impresionó a Bradley y este le dio el papel. Un papel que, después de la premier de la película en el Festival de Venecia, ya generó ruido no solo de una nominación al Oscar, sino hasta de la posibilidad de que la Gaga gane al codiciado señor dorado.

Esto es un gran triunfo para Lady Gaga, ya que no todas las estrellas de música logran hacer un crossover exitoso al mundo de la actuación. Madonna lo intentó muchas veces y nunca lo consiguió. Más recientemente, entre otras, Britney Spears hizo un no muy afortunado intento y no repitió, y Beyoncé ha tenido aportaciones dignas, pero su carrera como superestrella pop la ha mantenido ocupada. Pero ahora Lady Gaga resulta, según los críticos, una gran actriz.

Pareciera que esta nueva versión de 'Nace una estrella' estuviera hecha a la medida para subir los 'ratings' del Oscar.

En lo personal, aunque la nominen, ojalá gane Glenn Close, que se espera tenga su séptima nominación por La buena esposa y que nunca ha ganado. No estoy muy optimista, recordemos que otra cantante, Cher, por su actuación en Moonstruck, le ganó el Oscar a la Close por su actuación en Atracción fatal. Así que...

Lady Gaga también trae a la serie su experiencia de vida como una joven cuyo talento y ambición la llevaron a convertirse en una de las más grandes e influyentes estrellas pop del planeta. Si en algo se ha distinguido Gaga en su carrera es porque está dispuesta a intentarlo todo.

Además del tema de la fama, Nace una estrella, también aborda el tema de la adicción, ya que el personaje de Bradley Cooper es un cantante en la cima del éxito que empieza un declive desastroso con alcohol y drogas, mientras la estrella de ella asciende. Este es un tema personal para Bradley Cooper, quien sufrió una devastadora adicción a las drogas y a los medicamentos contra el dolor mientras era uno de los protagonistas de la serie Alias, a principios de los 2000. La inseguridad sobre su papel cada vez menos importante en la serie intensificó esta adicción y lo llevó a tener pensamientos suicidas. Cooper renunció a la serie y finalmente pudo recuperarse y fue así como consiguió el papel en The Hangover, que lo lanzó a la fama internacional.

No todas las estrellas de música logran hacer un 'crossover' exitoso al mundo de la actuación.

La película debutó el fin de semana pasado con una cifra de 54 millones de dólares, cifra impresionante considerando que debutó en Estados Unidos contra Venom, que ganó 80 millones de dólares. Las sólidas críticas y el éxito en taquilla hacen que se vean ya seguras nominaciones para Mejor Película, Mejor Actor, Mejor Actriz y Mejor Canción. Veremos si el trabajo de Cooper convence para lograr nominación a Mejor Director, ya que el gremio de los directores es más exquisito y en los últimos años más reacio a nominar a actores que dirigen (recordemos que Ben Affleck no fue nominado como Mejor Director por Argo).

Pareciera que esta nueva versión de Nace una estrella estuviera hecha a la medida para subir los ratings del Oscar, ya que los productores y la cadena ABC deben estar extasiados con la idea de que Lady Gaga estará en el show. No solo cantando sino en competencia de Mejor Canción y Mejor Actriz, y quizá atrayendo así a la elusiva audiencia milenial, que cada año castiga más los shows de premios. Ya veremos.

Reconozco que yo he estado escéptico desde el comienzo sobre esta película. La historia en la que está basada me parece arcaica y melodramática, pero las críticas en su gran mayoría dicen que esta película es una joya y la respuesta de la audiencia ha sido superentusiasta. Así que habrá que verla, es definitivamente una de las películas del año.

Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.

VIDEO SUGERIDO