EL BLOG
22/01/2019 8:00 AM CST | Actualizado 22/01/2019 9:01 AM CST

Qué podemos aprender del anuncio de Gillette

Me encanta el mundo en el que vivimos. No nos dejamos llevar por cómo son las cosas, y luchamos por hacer cambios que van en contra de una mentalidad que todos tenemos grabada a fuego. Luchamos por mirar más allá de lo que nos han dicho que es lo correcto, buscamos integrar a los no integrados, buscamos la igualdad.

Y esa actitud se lleva hasta temas aparentemente insignificantes como puede ser la publicidad.

¿Qué consecuencias puede traer un anuncio como el de Gillette?

Puede ayudar a analizarnos como sociedad e intentar ver si hay comportamientos, por inofensivos que parezcan, que podamos cambiar. Pero, siguiendo muchas críticas que ha recibido, voy a hacer el ejercicio de pensar que está mostrando una masculinidad tóxica generalizada y que lo habitual (no entro en si es cierto o no) es que el hombre, entre otras cosas, permita las peleas entre niños y diga "boys will be boys" para justificar esas peleas. Como espectadores ¿qué podríamos aprender? O ¿qué conclusión podríamos sacar de esta generalización? ¿Es un mensaje que pueda tener consecuencias nocivas para el mundo en el que vivimos? ¿Va a cambiar para mal los comportamientos de los niños que lo vean? ¿Va a haber más muertes?

Ahora vayámonos al anuncio de relojes que habla de lo que es un hombre, ¿qué podemos aprender?

Cuando se muestra una realidad y te vanaglorias de ella no hay nada que mejorar, es simplemente una palmadita en la espalda que te hace sentir bien contigo mismo.

Si estás contento con el mundo en el que vives por supuesto que es mucho mejor esta opción. Pero si crees que hay cosas que cambiar, de poco sirve una palmadita en la espalda. Bueno, como recompensa para sentir que estás yendo en la buena dirección y continuar hacia tu objetivo.

Y puedes decir: ¡son sólo anuncios! Pero son anuncios que, aunque sólo sea por marketing, intentan hacer un favor a la sociedad. Es lo que Philip Kotler denominó Marketing 3.0, aquel que se preocupa de los valores, el que entra en juego. Y si entra en juego, mejor que lo haga para algo, ¿no?

No es casualidad que el que suele preferir el segundo anuncio, el que está cómodo con cómo están las cosas, sea el que tiene más privilegios.

Aparecen así Trump con "Make America Great Again", el Brexit con "Take back control", Vox con la copia de Trump "Hacer España grande otra vez" o Bolsonaro que busca tiempos mejores, incluso dictatoriales.

Pero esta defensa del mundo como lo conocemos o incluso de como era en tiempos ya pasados, no es más que la de una mayoría que se siente atacada, cuyos valores se tambalean cuando otras formas de pensar atentan contra su estabilidad.

Aparecen así Trump con "Make America Great Again", el Brexit con "Take back control", Vox con la copia de Trump "Hacer España grande otra vez" o Bolsonaro que busca tiempos mejores, incluso dictatoriales.

Si quieres quedarte como estás —o como estabas— sólo hay que mirar alrededor y defender lo que tienes, y que te den palmaditas en la espalda usando estadísticas que ayuden a tu mensaje.

Conservador: [RAE] 2. adj. En política, especialmente favorable a mantener el orden social y los valores tradicionales frente a las innovaciones y los cambios radicales.

Pero ¡ay de ti si quieres cambiar algo! Hay que soñar, hay que analizar, hay que luchar contra la aversión al cambio del ser humano y luego encontrar cómo difundir el mensaje.

¿Está llegando el mensaje del feminismo a todo el mundo?

¿O bien, crea tanto rechazo entre una parte de la sociedad, que habría que buscar formas adicionales para llegar a ellos?

¿Es el movimiento anti feminista una reacción al cambio? ¿Irá entendiendo poco a poco que aquello contra lo que lucha sólo busca la igualdad de todos?

Este texto fue publicado originalmente en 'HuffPost' España.

* Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de 'HuffPost' México.

VIDEO SUGERIDO