VOCES
17/08/2018 6:00 AM CDT | Actualizado 17/08/2018 9:14 AM CDT

No me importa estar soltera, entonces ¿por qué chi**ados le importa a todo el mundo?

Jamie Feldman
Hola, soy Jamie, y no me importa estar soltera.

Tengo siete años y estoy sentada en el asiento trasero del Toyota azul de mi mamá. En el asiento delantero abuelita está hablando de la hija de una colega quien "finalmente" se casó.

"Ni siquiera sabían si pasaría algún día", dice.

"¿Qué edad tiene esa mujer?", recuerdo que me pregunté entonces a mí misma, asumiendo que debía tener entre 60 y 70.

Cuando recientemente abuelita me vio directo a los ojos a mis 29 años y medio y me dijo sin reírse que "solo estaba viva para poder ir a mi boda", pensé que aquella mujer de la que hablaban probablemente era más joven que yo ahora.

"Eres muy bonita", me dice cada vez que la veo, "no entiendo que no puedas encontrar a alguien". Cuando hace un par de años la llevé al Fashion Week y pudo sentarse en la primera fila durante el desfile de Nanette Lepore, se sintió llena de orgullo ese día.

Algunos días después le pregunté si se lo había contado a sus amigas. "Sí, piensan que fue my buena experiencia. Pero no entienden por qué no tienes novio".

Jamie Feldman
Mi abuela sentada en primera fila del Fashion Week de Nueva York en 2015.

Los parámetros del éxito fuera de tiempo y de lugar de mi abuela, sin duda influenciaron mis propias ideas respecto al amor y el valor propio, aunque ahora lo hagan de manera subconsciente. Está muy preocupada por mi apariencia física, prospectos amorosos y (aunque no lo diga directamente) la relación entre ambas cosas.

Y de hecho, en muchas ocasiones, yo he atribuido mi falta de una relación romántica importante a mi apariencia: ser muy fea, muy gorda o poco deseable para encontrar el amor.

Cuando comparto este sentimiento (continuo) con mi terapeuta, ella me recuerda gentilmente que personas de distintas apariencias tienen relaciones, y que mis ideas son algo absurdas. Al principio lo tomaba como que ella pensaba que yo no era atractiva. ¿Entienden una de las (muchas) razones por las que todavía voy a terapia?

También menciona el trauma de perder a mi padre siendo muy joven. El hecho de que tuve pocos hombres a quienes seguir en mi vida. El hecho de que hasta recientemente empecé a sentirme cómoda en mi propio cuerpo. Es palpable el trabajo que debo hacer conmigo misma antes de siquiera imaginarme el estar cerca de alguien.

La cosa es que: no me importa estar soltera. La verdad es que para muchas personas solteras (especialmente aquellas alrededor de mi edad que se encuentran en Facebook primeros planos, parejas con la misma playera o anuncios de llegadas de bebés) no desean simplemente encontrar una pareja. Sino que anhelan la libertad de conseguir esas cosas a su propio ritmo.

Para mí, y quizá también para ti, es liberador recordar que las cosas pasan por algo, cuando estamos listos para ellas.

Esto no significa que no pierda el tiempo viendo anillos de compromiso (mis favoritos son los de Doyle & Doyle), o que no imagine lo que me pondré en mi boda, y que vería mejor televisión si tuviera con quien verla, o que no me incomode cuando empiezan las canciones románticas en las bodas o que no anhele tener sexo de manera más constante.

Pero luego esos momentos, que no estoy segura de pensar yo o estar condicionada para hacerlo, pasan. Las canciones rápidas en realidad son las mejores de las bodas.

Aún así mucha gente en mi vida no puede entender o aceptar que mi destino no se parece al de muchos a mi alrededor: crecer, conocer a la persona "indicada" antes de los 30, casarme y, no sé, ¿pasar el resto de mi vida tolerando a la otra persona?

A veces a mí también me cuesta aceptarlo. "'¡Tener citas es muy difícil!", dice todo el mundo. Y quizá sea cierto. Pero no tanto. Es más difícil pagar las tarjetas que volver a ser dama de honor.

Para mí, y quizá también para ti, es liberador recordar que las cosas pasan por algo, cuando estamos listos para ellas. Y encontrar tu felicidad (con una relación o de otra manera) pasará a tu propio ritmo. Nunca me he parecido en nada a los demás, ¿así que por qué las cosas serían diferentes en mi vida amorosa?

Este blog apareció originalmente en el 'HuffPost' Estados Unidos, ha sido editado y fue traducido por Víctor Santana.

* Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.