EL BLOG
12/03/2018 9:00 AM CST | Actualizado 12/03/2018 10:53 AM CST

Embriones animales con células humanas: una posibilidad para trasplantes

Herney Gómez para Pixabay

Las posibilidades que nos ofrece el desarrollo científico son sorprendentes e interminables. Como investigador y desarrollador científico sé que la curiosidad es el motor principal de la ciencia. Un artículo reciente motivó mi curiosidad sobre las posibilidades de vida que nos da la ciencia.

Según el diario británico The Guardian un grupo de científicos, provenientes de diversas universidades en California, EUA, anunciaron que han logrado desarrollar embriones de ovejas y cerdos que contienen células madre humanas. Estos embriones contienen una célula humana por cada 100 mil en el caso de embriones de cerdo; y una célula humana por cada 10 mil en embriones de oveja. El equipo señaló que ha utilizado técnicas de identificación y edición genética para desarrollar embriones de cerdo y oveja que no logran desarrollar páncreas; y esperan que las células humanas introducidas a estos embriones puedan desarrollar los órganos faltantes.

Esto permitiría crecer órganos en animales aptos de ser trasplantados a humanos; lo cual aumentaría significativamente el suministro de órganos disponibles. Asimismo este desarrollo científico da la posibilidad de desarrollar órganos genéticamente adaptados para ser compatibles con el sistema inmunológico del paciente receptor; al utilizar las células del propio paciente en el procedimiento, se evita la posibilidad de rechazo.

Actualmente en México, según cifras del Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra), hay más de 21 mil personas en espera de un trasplante; sin embargo, anualmente el total de donaciones concretadas de órganos y tejidos de personas fallecidas no supera los 2 mil. Por lo que el desarrollo de nuevas tecnologías para disponer de órganos es fundamental para salvar vidas.

No es la primera vez que se plantea la idea de utilizar órganos de animales para trasplante humano. Los xenotrasplantes son procedimientos que involucran el trasplante, implantación o infusión a un cuerpo humano de células, órganos y/o tejido procedente de una fuente animal no humana. Los xenotrasplantes, a diferencia del desarrollo de órganos para humanos en animales, presentan una alta posibilidad de rechazo e infección del paciente receptor. Este tipo de procedimientos aún se encuentran en fase de pruebas, y se requiere mucho trabajo para poder realizar trasplantes de órganos de origen no humano.

Los médicos y científicos responsables de estos proyectos han manifestado sus dudas y preocupaciones en cuanto a los efectos que estos desarrollos pueden ocasionar. Falta saber las posibles consecuencias y efectos de estos trasplantes; y se calcula que esta tecnología no estará disponible hasta dentro de cinco o diez años. Sin embargo, no puedo dejar de sorprenderme de las posibilidades de vida que nos da la ciencia. En un futuro podremos desarrollar órganos, células y tejido en animales para trasplante humano y ofrecer soluciones a decenas de enfermedades y mejorar nuestra calidad de vida.

* Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.