EL BLOG
09/08/2018 10:06 AM CDT | Actualizado 21/08/2018 5:16 PM CDT

Las lecciones de la Maestra

Imelda Medina / Reuters
Elba Esther Gordillo, el 25 de mayo de 2011.

Primera lección: La vida interna de los sindicatos es un tema que sigue siendo un área oscura en materia de rendición de cuentas. El ingreso, manejo y egreso de sus recursos deben ser sometidos a controles de carácter fiscal. Por eso, la primera lección indica que si se desean realizar operaciones financieras dudosas pero legales, dirija un sindicato. Lo anterior porque dichas asociaciones se encuentran exentas del pago del Impuesto Sobre la Renta.

Segunda lección: Al poder no se le debe enfrentar de manera directa, porque se pierde. La política permite negociaciones y acuerdos, cuyos alcances pueden ser presentados en forma distinta a la opinión pública, por aquello de la percepción. Alejarse de la política e inclinarse por la confrontación tiene como consecuencia inmediata que quien dirija la revuelta pase de ser una lideresa sindical a una criminal.

Tercera lección: Cuando a una institución que se encuentra en ruinas —como lo es la Procuraduría General de la República — se le utiliza como un brazo del poder político, se corre el riesgo de que los procesos no lleguen a un buen término. Primero, por tratarse de una orden y no de hechos delictivos. Y, segundo, por la falta de capacidades para reunir pruebas eficaces. Luego entonces la cosa es apostarle al tiempo, porque esos procesos se caerán.

Cabe recordar que hace apenas unos meses, otro Tribunal Federal le asestó tremendo revés a la PGR, cuando en el caso de los 43 de Ayotzinapa, decidió la creación de una "Comisión de la Verdad" ante la incompetencia sistemática de aquella para investigar delitos.

Cuarta lección: Si una persona se convierte en preso político, lo conveniente es esperar a ser absuelto, pues solo así se podrá demandar ante los tribunales nacionales e internacionales al Estado por una actividad irregular. Una gran cantidad de condenas que el Estado Mexicano enfrenta ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos es precisamente por encarcelar a inocentes. La Maestra no podrá demandar al gobierno, porque su endeble caso ni siquiera pudo llegar a una sentencia. Su proceso se sobreseyó, es decir, quedó cancelado por no existir delito.

Quinta lección: Cuando se consumó la alianza electoral entre el PRI y el Partido Nueva Alianza, la Maestra logró obtener por fin su arresto domiciliario. El día previo a la entrega de su constancia como presidente electo a Andrés Manuel López Obrador, la Maestra obtuvo su absoluta libertad. ¿Coincidieron los tiempos? Los Tribunales Federales enfrentan una gran carga de trabajo que debe ser materia de estudio para encontrar soluciones que la agilicen en todos los casos que ante ellos se tramitan. Para obtener el arresto domiciliario tardó casi dos años y para su actual libertad, seis meses.

Si bien es cierto que en política no hay casualidades, no perdamos de vista que, en esta perspectiva, le causa más daño a la próxima administración la legal liberación de la exlideresa magisterial. ¿Fue un regalo envenenado?

Tarea: La urgente creación de una Fiscalía Independiente, que se mantenga ajena a los caprichos y vaivenes del poder político y de la lucha electoral. De lo contrario, todos habremos reprobado en la búsqueda de una sociedad basada en un Estado Democrático de Derecho.

* Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.