VOCES
26/06/2012 12:17 PM CDT | Actualizado 14/04/2015 4:19 AM CDT

El arte de cuidar de ti mismo

Cuida tu cuerpo. Es el único lugar que tienes para vivir.

- Jim Rohn

Nutrirte a ti mismo de una manera que te ayude a florecer en la dirección que deseas es una meta posible de alcanzar, y tú te mereces ese esfuerzo.

- Deborah Day

Alegría, inspiración, gratitud, serenidad, esperanza… ¿Cómo sería tu día si pudieras estar en contacto y sentir una o más de estas emociones varias veces en las próximas 24 horas? Piensa en alguna instancia de tu vida en donde te sentiste lleno de vida, seguro, con una sonrisa a flor de labios. ¿Cómo describirías tu nivel de energía en ese momento? ¿Cómo te sientes ahora mismo al revivir ese momento en tu mente? ¿Hace cuánto tiempo no te sentías así?

A veces se nos olvida que de la misma manera que las plantas necesitan de agua y sol para nutrirse, vivir y prosperar, los seres humanos necesitamos conectarnos con actividades que nos nutran y que generen en nosotros emociones positivas pues éstas son nuestra fuente de energía.

Cuando realizamos una actividad que nos nutre, algo en lo más profundo de nuestro ser nos lo agradece y nos recuerda lo bueno que sería “hacer esto con más frecuencia”. Sin embargo, diferentes condiciones en nuestra vida nos llevan en muchas ocasiones a poner el cuidado de nosotros mismos al final de nuestra lista de prioridades. Nos decimos: “es que no tengo tiempo”, “estoy demasiado ocupado”, “es que mis hijos/mi pareja/mis padres van primero”. Nos damos una razón que nos parece válida en el momento y nos olvidamos de cuidar de la persona más importante en nuestra vida: uno mismo.

Algunos pensarán que ponerse a uno mismo como prioridad es un acto de egoísmo. Si esto te pasa a ti, te invito a cuestionar esta idea/creencia. El Dr. Stephen Covey, afamado escritor norteamericano en el campo del liderazgo y la motivación, dice que “La inversión más importante que podemos hacer en la vida es la inversión en nosotros mismos, ya que somos el único instrumento con el que contamos para lidiar con la vida y contribuir.” Cuando nos damos lo que necesitamos para estar bien, no solamente nos sentimos mejor sino que podemos estar para los demás de una manera más integra y completa.

¿Qué significa para ti cuidar de ti mismo? ¿Qué actividades te hacen sentir alegría, serenidad, gratitud? Saca tu libreta de trabajo personal y haz una lista de las actividades que te nutren. Piensa en momentos en donde te has sentido lleno de vida y anota.

Aquí te comparto algunas actividades que pueden contribuir a tu lista:

  • Practica la respiración consciente. Respirar pausada y profundamente de manera consciente contrarresta los efectos nocivos del estrés en el cuerpo, disminuye la presión sanguínea, el ritmo cardíaco y activa sustancias en nuestro cuerpo que tienen la capacidad de relajarnos y generar estados de profundo bienestar. Busca información en Internet que pueda ampliar tu conocimiento acerca de esta técnica.
  • Haz yoga. La práctica de las posturas y ejercicios del yoga transforma nuestro cuerpo por dentro y por fuera. Múltiples investigaciones han demostrado que el yoga mejora el funcionamiento del sistema circulatorio, la flexibilidad, la postura, el sistema nervioso, entre muchos otros beneficios.
  • Haz espacio para la risa en tu vida. El Dr. Lee Berk ha estudiado los efectos de la risa en la salud por muchos años. Uno de sus estudios evaluó el proceso de recuperación en pacientes que habían sufrido de un ataque al corazón y que fueron sometidos a una terapia diaria de 30 minutos de risa. Los resultados de su estudio proveen evidencia contundente de que el humor sana. Existen grupos de yoga de la risa en todo el mundo. Puedes encontrar información en laughteryoga.org
  • Cultiva las emociones positivas. Todos tenemos la capacidad de auto-generar emociones positivas. Los estudios llevados a cabo por la psicóloga social e investigadora Dra. Barbara Fredrickson encontraron que aumentando nuestro nivel de positivismo en una proporción de 3:1 (activar 3 emociones positivas por cada emoción negativa que experimentamos) fortalece nuestra capacidad para la resiliencia (capacidad de afrontar las dificultades de la vida con entereza, tenacidad y una actitud positiva que permiten a una persona sobreponerse ante la adversidad), potencia nuestra capacidad para la creatividad, amplia nuestro foco perceptual y deshace los efectos nocivos que tiene para la salud el estrés y otras emociones negativas. Para conocer más acerca del trabajo de la Dra. Barbara Fredrickson, entra aquí.

Practicar estos comportamientos de cuidado personal puede mejorar significativamente tu calidad de vida y tu sentido de confianza en el mundo. El primer paso es hacer un compromiso contigo mismo para tomar acción. Deborah Day nos dice: “Hazte una promesa a ti mismo ahora, declara que mereces de tu tiempo y tu energía”.

Cuando estamos intentando hacer un cambio y establecer un nuevo hábito en nuestra vida, no podemos hacerlo todo al mismo tiempo, de manera que te invito a que escojas uno de los comportamientos que escribiste en tu lista, uno de los que te comparto aquí o cualquier otro en el que desees trabajar. Durante el próximo mes, enfócate en uno, sólo uno.

Dicen que para crear y arraigar un nuevo hábito necesitamos practícalo consistente y activamente durante 21-28 días consecutivos. Si decides hacer yoga, empieza con una meta pequeña y manejable, como ir a una clase de yoga una vez por semana. Haz el compromiso contigo mismo de que durante las próximas cuatro semanas consecutivas irás a tu clase. Si tu meta es practicar la respiración consciente, practíca hacer 10 respiraciones en la mañana y 10 respiraciones antes de retirarte a dormir. Comienza con una meta simple y que puedas alcanzar con relativa facilidad. Lograr tu meta te dará la confianza para ir aumentando la frecuencia de tu práctica poco a poco con el paso del tiempo. Nutrirnos con actividades, pensamientos y emociones positivas nos fortalece internamente y nos permite caminar en el mundo con paso seguro. ¡Practica el arte de cuidar de ti mismo! Hacer esta inversión de tiempo y de energía vale la pena. ¡Recuerda que si no nos cuidamos a nosotros mismos nadie lo hará por nosotros! ¡Hasta la próxima!

MI SERIE DE ARTÍCULOS:

MEJORA TU ÁNIMO CON ESTOS ALIMENTOS:

Photo galleryAlimentos que te mejoran el ánimo See Gallery