EL BLOG
11/01/2019 7:39 AM CST | Actualizado 11/01/2019 12:40 PM CST

¿Crees que al ir despacio consumes menos gas? Aquí la respuesta y algunos tips para el ahorro de combustible

PEDRO PARDO/AFP/Getty Images
Consejos y páginas sobre el ahorro de combustible para que en esta época de incertidumbre la gasolina dure más. Foto: PEDRO PARDO/AFP/Getty Images.

Hoy tuve cita con mi dentista. En el camino, parecía que todos los coches se habían puesto de acuerdo para ir tan lento como fuera posible. Al llegar, ya tarde, se lo comenté a mi doctora y ella me contó que ayer una paciente le dijo que había venido "despacito despacito en el coche para no gastar gasolina".

Y es que en estos tiempos de crisis de combustible, quisiera uno agarrarse a cualquier secreto aunque fuera mito sobre el ahorro de gasolina. ¿Qué tanto es cierto que si uno maneja despacio consume menos gas? Decidí llegar a casa e investigarlo .

Resulta que no es el ir lento, sino más bien mantener la velocidad uniforme. No acelerar ni desacelerar innecesariamente. Desgraciadamente en esta ciudad llena de topes, obstáculos y semáforos resulta difícil si no imposible, y lo cierto es que el consumo de combustible puede variar hasta en 30% dependiendo de la forma en que se maneja y en los cuidados que uno le da al vehículo.

Una vez que se llega a una velocidad y se mantiene, según estudios, el uso más eficiente de gasolina se dará yendo a unos 80 km por hora constantes.

Aquí les dejo algunos consejos y páginas sobre el ahorro de combustible para que en esta época de incertidumbre nos dure más.

Si tu coche estará detenido por más de un minuto, apaga el motor.

Checa el aire en tus llantas, ya que si están por debajo del nivel necesario, aumentará el consumo de combustible.

Acelera y frena de forma gradual. Las revoluciones, mientras más rápido suban, más será la gasolina que utilizará el coche. Lo ideal es mantenerse entre 1.500 y 2.500 revoluciones, aunque puede variar dependiendo del peso y la fuerza del motor de cada vehículo, por lo que se recomienda investigar sobre el tuyo. Cuando arranques, empieza a 20 km por hora en 5 segundos para ahorrar hasta 11% de gasolina. Para desacelerar, primero deja de pisar el acelerador y deja que el coche ruede bajando de velocidad antes de frenar suavemente.

Lo más importante no es la velocidad, sino el tacómetro. Ese dispositivo que nos marca las revoluciones por minuto. En este caso los giros del motor. Debemos mantenernos en el área verde del marcador. Nunca llegar a la roja.

Un coche que está bien afinado y al que se le ha hecho el servicio correctamente gastará menos gasolina.

Arranca sin pisar el acelerador.

En las subidas evita pisar a fondo el acelerador.

Cuando vas a más de 90 km por hora evita llevar las ventanas abiertas ya que entonces el aire hará mayor resistencia y se gastará más gasolina (incluso más que si uno lleva puesto el aire acondicionado a una temperatura moderada)

Vacía la cajuela, ya que mientras más peso traiga tu coche más gastará. También, una carga bien distribuida hará que el uso de combustible sea más eficiente.

Un coche que está bien afinado y al que se le ha hecho el servicio correctamente gastará menos gasolina. Revisar el filtro de aire y tenerlo limpio evitará que entre basura al motor y a su vez te ahorrará gasolina.

Los vehículos aerodinámicos son los que por su diseño ponen menor resistencia al aire y está comprobado que cuando un coche va a más de 60 km por hora, este tipo de autos consumen hasta un 15% menos de gasolina.

Estaciónate a la sombra, así se evaporará menos gasolina.

Apagar el coche por pasos también puede consumir menos combustible. Por ejemplo apaga el radio o la calefacción antes que el coche. Así evitas que cuando vuelvas a arrancar se prendan también.

Estas prácticas no solo te ayudarán a ahorrar tu consumo personal de gasolina, sino que por ende también contaminarás menos.

Hacer car pool o vehículo compartido en estos días nos ayudará a todos en la ciudad, ¿y por qué no? verlo como una forma de poner un granito de arena para el futuro de nuestro planeta. Caminar o usar una bicicleta si tus distancias son cortas no solo te hará sentir mejor y te quitará de encima el peso de la falta de combustible, sino que también el peso extra —si lo tienes— y mejorará tu salud.

* Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de 'HuffPost' México.

VIDEO SUGERIDO