EL BLOG
02/07/2018 5:28 AM CDT | Actualizado 02/07/2018 6:37 AM CDT

Queremos ser la generación que vea el quinto partido

Sergei Bobylev\TASS via Getty Images
Jonathan dos Santos y Miguel Layún.

Hace unas semanas hablaba de la importancia de ponernos la verde y dejar de lado todas las críticas que se le hicieron a la Selección Mexicana previas al mundial. Después del juego contra Suecia nos quedamos con un sabor amargo, por la calentura del partido varios le otorgamos el mérito del heroico pase a Corea del Sur, como si los nuestros no hubieran hecho algo en los otros dos partidos. Pero la realidad es que pasaron por hacer 6 puntos, por jugar mejor que Alemania y Corea, al final, fue solo un tropezón y un golpe de realidad para el equipo y la afición que creía sería sencillo llegar a los 9 puntos.

Hoy jugamos contra Brasil en octavos de final y hemos leído a la mayoría de los periodistas y aficionados reventando una vez más al Tri, y sí, volvimos a ver esa actitud gris durante el partido, pero también existía un una selección sueca que anuló a los jugadores y que aprovechó las pocas oportunidades que creó, repasando los goles fue algo circunstancial: un rebanón, un penal y un autogol que se vio como un gol del Chanfle. ¿Qué faltó? Paciencia, lo que tuvieron ante Alemania que los llevó a ganar el partido, un poco de serenidad y saber manejar sus emociones al verse abajo en el marcador.

Hoy veremos una cara totalmente distinta ante el Scratch du Ouro, una actitud como la que nos gusta, enfrentando al pentacampeón sin temor y sin pena porque a eso nos tienen acostumbrados. Lo ocurrido ante Suecia fue solo un bache dentro del Mundial y mejor que llegó antes de la fase de descalificación directa porque ahorita todavía se puede recomponer el camino. El primer objetivo se cumplió, pasar a la siguiente fase y aunque el miércoles parecía un capítulo más del "ya merito" la suerte, el destino y las buenas actuaciones previas no dejaron que sucediera.

Queremos ser la generación que vea el quinto partido, queremos ser la generación que vea a la mejor Selección Mexicana que ha existido.

Y así como el miércoles le faltó paciencia a México a nosotros nos falta paciencia para esperar los resultados que soñamos como el ansiado quinto partido, pero como el discurso de las últimas semanas es imaginar cosas chingonas pues imaginemos que llegan más lejos, que se le gana a Brasil y a los que siguen. Espero que toda esa crítica negativa deje de ser un pretexto para no lograr los objetivos y que esta nueva generación se haya convertido en los que aprovechan las pestes para callar bocas y tener éxito en el mundial. No importa que no se hayan subido al barco, ya estamos en la siguiente fase y es momento de apoyar de dejar de lado ese partido contra Suecia, esto es borrón y cuenta nueva, a partir de ahora o se juega al 100 o te regresas a tu casa.

Estamos a un partido de la historia, pertenezco a una generación que ya vio a México ganar una Copa Confederaciones, dos campeonatos Sub-17, una medalla de oro en Juegos Olímpicos, la generación que más jugadores mexicanos en Europa ha visto. Queremos ser la generación que vea el quinto partido, queremos ser la generación que vea a la mejor Selección Mexicana que ha existido. Somos una generación que quiere ver que podemos lograr las cosas, porque somos una generación que pelea por sus sueños, que sabe que nadie te va a regalar nada y que el único cambio que influye es el de nuestra actitud ante las adversidades.

* Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.