EL BLOG
07/03/2018 10:20 AM CST | Actualizado 07/03/2018 12:29 PM CST

El artista vietnamita que invita, desde NY, a enamorarse de México

FB: @guggenheimmuseum

Uno de los lugares más icónicos de la ciudad de Nueva York, diseño del emblemático Frank Lloyd Wright y casa del arte contemporáneo global, el Museo Guggenheim escribe esta primavera una larga y sentida carta de amor a México que llega a oídos dulces de todo neoyorquino. Y más aún de los cientos de miles que como el abajo firmante nacimos de aquel lado de la frontera.

Es una carta de amor que se escribe con arte y oficio en el momento justo, en el instante en que todos debemos leerla. Una carta que en todas sus palabras y con todas sus letras describe ese México vibrante, apasionado, creativo, colorido, fiestero, infinito. El México que muchas veces nos negamos a ver y que, desafortunadamente, es aún desconocido para el resto del mundo. Ese que se empeña en vernos como un país de tránsito, como colofón de los dramas migratorios más sensible y como razón de la crisis de opioides en el hemisferio. La del Guggenheim es una declaratoria de amor y una demanda de justicia nacida en el Pacífico, madurada en el Mar del Norte y publicada en la Gran Manzana.

"Amo México, es mi refugio", me confiesa Danh Vo, con esa voz tímida pero firme que le caracteriza, en el atrio del impresionante museo fincado entre la Quinta Avenida y Central Park. El ruido envolvente de los cientos de invitados a la inauguración de su exhibición individual, sazonado con las copas chorreantes de champaña y tequila que chocan entre sí, parece no molestarle. Su conversación emana la misma paz con la que describe a la Ciudad de México que le sirve de hogar desde hace años. Su carta de amor a esa fuente inagotable de inspiración se hace pública, por la puerta grande, en el corazón de Nueva York esa noche.

FB: @guggenheimmuseum
Danh Vo, al centro de la imagen.

El cuarentón artista plástico danés de origen vietnamita es el centro de atención desde hace semanas, cuando una detallada entrevista sobre su vida y obra apareció en las páginas del semanario The New Yorker, arando el terreno para la apertura de la que es su primera retrospectiva en suelo americano Quítame el aliento.

De los techos del Guggenheim cuelgan cajas de cartón con los logos de las principales marcas de cerveza mexicana pintadas en tonos dorados: Modelo, Pacífico, Tecate y Dos Equis Lager. Entre sus curvilíneos pasillos que intentan llegar al cielo yacen macetas de talavera poblana intervenida con escenas que recuerdan a la Nao de China. La imagen de la Virgen de Guadalupe se hace presente en más de una obra y ocasión. A través de Vo, ese "amo México" se transmite repetidamente a todos los presentes.

FB: @guggenheimmuseum

Considerado uno de los artistas contemporáneos con mayor proyección en el Viejo Continente, Danh aterriza con su obra en el olimpo de los museos neoyorquinos. Con su sonrisa contagiosa y con su aguerrido trabajo artístico nos invita a todos por igual a enamorarnos a ese México que le sirve de casa y de inspiración. El de la colonia Roma y las jacarandas en flor, el universal, el diverso y tolerante.

Yo también amo ese México.

* Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.