EL BLOG
17/11/2017 7:00 AM CST | Actualizado 17/11/2017 7:00 AM CST

Los cupones son para ahorrar: ¿mito o verdad?

Aunque las ofertas son muy tentadoras, piensa realmente si los artículos que vas a comprar son indispensables o solo es un impulso del momento por querer comprar.
Depositphotos
Aunque las ofertas son muy tentadoras, piensa realmente si los artículos que vas a comprar son indispensables o solo es un impulso del momento por querer comprar.

Hace un par de meses compré en varias tiendas de ropa y en algunas me obsequiaron cupones. Al llegar a mi casa, noté que sólo los podía ocupar hasta cierta fecha; cuando llegó el día, revisé cómo y regresé a la plaza. Para mi sorpresa, terminé llevando más artículos de los que pensaba; y me quedé pensando si realmente fue una ganga o compras por impulso.

Ya te imaginarás cuál fue mi veredicto.

México es el segundo país de América, sin contar Estados Unidos y Canadá, que utiliza más cupones. Entre los artículos que más compran las personas con cupones son: ropa y accesorios (35%), viajes (32%), electrónicos (23%), hogar y jardín (15%) y otros (10%). Los jóvenes de 18 a 34 años de edad son los que más usan estos descuentos a la hora de realizar compras, de acuerdo con datos de una encuesta realizada por la empresa de cupones DonCupones México en 2016.

Y existe una creencia generalizada de que cupones = ahorro. Pero creo que no es así. Para demostrarlo, revisa y dime cuántos de estos mitos te crees:

Mito 1: Cupón no usado, es dinero perdido

La verdad:aunque las ofertas sean muy tentadoras, muchas veces aplican solo para productos que no te gustan o no necesitas, por lo que si vas a utilizar cupones de descuento, piensa realmente si son indispensables o solo es un impulso del momento por querer comprar.

Mito 2: Las letras chiquitas no importan

La verdad:las letras chiquitas son todas las restricciones acerca de lo que puedes comprar, bajo qué condiciones, montos mínimos de compra para hacer válida la promoción, vigencia, entre otros aspectos. Por ello, antes de comprar o seleccionar artículos, pregunta al personal los términos de las promociones y lo más importante: ¿que artículos participan?. Así evitarás sorpresas a la hora de pagar.

Mito 3: Todos los cupones son acumulables

La verdad: cuando hay ofertas no siempre puedes acumularlas (cupones + descuento), por lo que a la hora de pagar pregunta los términos de cada cupón. En caso de que no sean acumulables, has cuentas separadas. Así algunos artículos te saldrán de regalo o pagarás una pequeña diferencia por ellos. Saca el máximo beneficio por tu compra.

Mito 4: Con el dinero que te ahorres, podrás comprar más cosas

La verdad: sé tacaño. No es que no compres nada si no está en oferta, mas bien no compres de más. No pienses que el dinero que has ahorrado es para gastarlo en cualquier cosa o que tu tarjeta de crédito no tiene límite, si lo haces adquirirás una deuda que tendrás que afrontar tarde o temprano. Así, lo que parecía ser una ganga resultará ser un desfalco en tu bolsillo.

Mito 5: Utiliza todos los cupones que tengas, quizá no haya un mañana

La verdad:aunque suene muy drástico, las ofertas llegan cada temporada con mejores y nuevos artículos. Establece un presupuesto. Quizá esta parte sea la más difícil, pero sé realista de cuánto puedes gastar, en qué y apégate a él. Si es posible, sólo llévate el dinero exacto que tienes contemplado y evita tentaciones.

Mito 6: Sólo te los dan si gastas una gran cantidad de dinero

La verdad: es cierto que en grandes compras la tienda obsequia cupones para que los clientes regresen, sin embargo existen diversas formas de conseguirlos:

  • Muchas de las tiendas te dan la opción de suscribirte a sus boletines y con ello recibir cupones y ofertas especiales y exclusivas.

  • Otra forma de adquirirlos son a través de páginas web como Groupon, Cuponatic, DonCupones, entre otras, en donde podrás encontrar cupones de diferentes categorías. Toma en cuenta que en estas páginas por lo general las ofertas están limitadas a cierto número de cupones.

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.