EL BLOG
01/08/2018 8:07 AM CDT | Actualizado 01/08/2018 9:21 AM CDT

La chica de la cartulina: ¿racismo, meme o acoso?

Twitter
Humanos, de verdad, necesitan dejar de hostigar usando la protección de una pantalla.

Por estos días se han encargado de circular hasta el cansancio una fotografía que muestra a una mujer joven sosteniendo una cartulina blanca donde se lee: "racismo es aspirar a leer inglés o francés antes que aprender una lengua indígena". Dicha cartulina fue producto de un taller precisamente de racismo, donde las personas que asistieron llegaron a conclusiones sobre su propio racismo interiorizado. La chica del cartel tomó ese taller como parte de su trabajo. Las personas que impartieron el taller subieron las fotos a su Facebook y eso fue todo.

Alguien sacó la fotografía de ahí de entre una docena. ¿Por qué escogerían esa foto de entre todas las otras? Porque sacado de contexto, lo que lee la cartulina da justo en donde le duele a muchas personas. Su trabajo les ha costado hablar inglés para superarse. ¿Cómo es posible que eso sea racista? ¿Cómo viene una desconocida a decirme que soy racista con un cartel?

Creo que es importante matizar algunas cosas.

  1. Ese cartel era una reflexión propia, sobre cómo la persona que sostiene el cartel vive su propio racismo. No era una forma de aleccionar a la población en general. Ese cartel no era para "toda la gente" ni buscaba pasar juicio sobre todas las personas que prefirieron estudiar inglés o francés que una lengua indígena. Era una reflexión personal en un contexto de un taller de racismo, que alguien sacó de contexto para burlarse.
  2. La cantidad de mensajes de odio en respuesta a ese mensaje sacado de contexto hace muy evidente: sí somos una sociedad racista. Y no solo eso, también somos gordofóbicos y misóginos.
  3. El que la gente se ofendiera tanto por que alguien se atreviera a cuestionar por qué preferimos aprender algunas lenguas sobre otras evidencia el poco entendimiento que tenemos como sociedad sobre nuestra propia historia. Hay una relación muy clara entre las lenguas coloniales-imperialistas y las hegemonías económico-culturales que tenemos hoy en día.

Si bien aprender inglés (más que el francés) nos ha abierto puertas a muchas personas, si nos ponemos a reflexionar por qué aprendimos inglés o por qué nuestros padres escogieron el inglés para nosotros cuando éramos infantes, tal vez lleguemos al fondo y ese fondo es posible que evidencie que tenemos cierto racismo cultural. No estoy diciendo que seamos racistas en un sentido de absoluta discriminación y que seamos malas personas. Pero sí estoy diciendo que como pueblo colonizado sí venimos cargando cierto racismo que ejercemos a veces de formas indirectas. Aceptarlo solo nos puede hacer mejorar.

A las mujeres les va peor en el escarnio público

En menos de una semana he visto cómo en "las benditas redes sociales" han crucificado a dos mujeres.

Primero, @SoyLadyCorrales hizo un desafortunado fraseo en un tuit que hizo enojar a muchas personas. Y sí, yo coincido en que el tuit fue malo pero, ¿merecía que le dijeran que la iban a violar y a matar? ¿Merecía que agarraran fotos suyas y las sacaran de contexto? ¿Merecía el acoso de muchos hombres? No. Porque si se tomaran dos segundos para tratarla como un ser humano, se darían cuenta que dijo algo desafortunado (muy), pero no pasa de eso. Y como cualquier persona, tiene derecho a cometer errores. La cosa es que cuando una mujer que es figura pública se equivoca, eso solo exacerba y justifica que sea tratada como subhumana, como basura.

Parece ser que las redes sociales son un medio más para dejarnos claro que si eres mujer y dices algo, mereces que te violen y te maten. Que te ridiculicen y que liberen tus datos privados. Hace unos días lo hicieron con Lady Corrales, hoy lo hacen con la chica del cartel. La convirtieron en el meme más reciente, pisoteando a la gran mujer que es en realidad (porque sí, sí es una gran mujer).

Humanos, de verdad, necesitan dejar de hostigar usando la protección de una pantalla. Necesitamos ser personas caritativas y recordar que detrás de un tuit hay una persona que siente y que cuando le llueven amenazas de muerte después de que personajes como Chumel Torres o Callo de Hacha les hacen acoso selectivo, son personas que tienen que vivir con el miedo de: "¿Qué tal que sí lo cumplen?"

A Lady Corrales la acosaron por un tuit clasista. A la chica del cartel la atacan por una consigna sacada de contexto. Y esos tuits sacaron lo peor de mucha gente. Sean humanos de nuevo. Sean empáticos y dense cuenta de que son lo mismo que les duele que les señalen. Clasistas y racistas. Y además, sexistas.

* Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.

VIDEO SUGERIDO