EL BLOG
15/10/2018 6:00 AM CDT | Actualizado 15/10/2018 11:34 AM CDT

Querido Cuauhtémoc Blanco:

Cuauhtémoc Blanco. FOTO:  MARGARITO PÉREZ RETANA /CUARTOSCURO.COM
MARGARITO PÉREZ RETANA /CUARTOSCURO.COM
Cuauhtémoc Blanco. FOTO: MARGARITO PÉREZ RETANA /CUARTOSCURO.COM

Querido Cuauhtémoc:

No te conozco personalmente y, sin embargo, te siento cercano. Soy Águila desde que nací. Se lo debo a mi papá y a sus épocas frustradas en las fuerzas básicas del equipo. En mis insomnios, en lugar de contar ovejas, repito la alineación de aquel mítico América de 1988: Cristóbal Ortega, Héctor Miguel Zelada, Alfredo Tena, Armando Manzo, Carlos de los Cobos, Daniel Brailovsky, Zague y así...

He seguido tu carrera desde siempre y me he declarado públicamente tu fan. Creo que ha habido pocos jugadores como tú, entregados, con temple, garra y un don, un mágico don que nos hacía vibrar en la tribuna. Me hinché de orgullo cuando llegaste al Chicago Fire y me indigné profundamente cuando no te llevaron al Mundial. Te retiraste y dolió, pero tus partidos están en la memoria.

En un principio no entendí tu cambio a la política, luego lo acepté. Confieso que no acabé de darte el golpe como alcalde y, sin embargo, me interesa darte el beneficio de la duda como gobernador. Morelos merece mejores condiciones y espero puedas dárselas.

En un estado como Morelos, que lleva décadas con una terrible crisis de seguridad, la Cultura es lo que se necesita urgentemente.

He leído y escuchado que optaste por desaparecer la Secretaría de Cultura y fundirla con la de Turismo, y ahí sí quisiera hacerte reflexionar. No hay que confundir la gimnasia con la magnesia. Si bien turismo es cultura y cultura puede ser turismo, la verdad es que hay que tratarlas por separado. Morelos es un destino turístico por tradición, desde Xochicalco, pasando por Tepoztlán hasta la ciudad de la eterna primavera con sus maravillosos hoteles llenos de nostalgia.

Hay que promoverlos e impulsarlos, hacer que la gente vaya, disfrute y quiera siempre, siempre regresar. Para eso se necesita un secretario o secretaria que entienda y valore el patrimonio, haga campañas con imaginación, tenga buena relación con hoteleros y restauranteros y este consciente de que para que los vacacionistas puedan gozar de Morelos se necesita seguridad.

La Cultura, así en mayúscula, es todo aquello que el ser humano produce y también aquello que lo cobija y lo hace pensar. En un estado como Morelos, que lleva décadas con una terrible crisis de seguridad, la Cultura es lo que se necesita urgentemente. La cultura genera identidad, orgullo y bien llevada puede ser un arma letal contra la inseguridad. Hay que desarrollar talentos, preservar tradiciones, impulsar oficios, contar historias y cuidar esos espacios maravillosos que Morelos tiene para la cultura. Desde el Palacio de Cortés y el jardín Borda, ambos de rancio abolengo y enorme tradición, hasta estos nuevos y maravillosos sitios que son Los Chocolates, La Tallera, el Museo Juan Soriano y el Centro Cultural Teopanzolco.

Sería maravilloso que ahora como profesional de la política apuntalaras la cultura en la agenda para beneficio de todos..

Ya sé que no puedes con Graco y que tu consigna es auditarlo y acabar con todo lo que hizo, lo has declarado constantemente, y, sin embargo, yo esperaría más de tu parte como lo diste en la cancha. Jugadas sí, de corazón, pero pensadas estratégicamente para el beneficio del equipo, de la comunidad y de la afición. Es decir, del pueblo de Morelos. Bajo la tutela de Cristina Faesler, la cultura en Morelos floreció como en su época dorada y es de valientes reconocer los logros de los otros.

Se promovieron y formaron grupos musicales tradicionales, festivales municipales, oficios, bibliotecas y un sin fin de proyectos locales, además, se proyectó Morelos hacia el exterior gracias a estos grandes edificios de categoría internacional. Esos inmuebles son ya grandes proyectos cuya imagen es también la de Morelos y cuyas direcciones deben recaer en profesionales. Gente que sepa de promoción cultural, de diseñar programaciones y atraer y atender, públicos diversos. Un museo o un centro cultural no es un adorno, es parte integral de la educación de un pueblo. Un profesional del balompié, que supo comportarse como tal en la cancha y que convivió siempre con profesionales tendría que entenderlo, fomentarlo e impulsarlo. Que pagar compromisos políticos, no sea a costa de la cultura y el bienestar de la gente de Morelos y de la comunidad cultural que tanto ha luchado por ganarse un lugar en la agenda.

Sería maravilloso que ahora como profesional de la política apuntalaras la cultura en la agenda para beneficio de todos.

Gracias por leerme Cuauhtémoc, ojalá mis palabras sirvan de algo, lo hago de corazón, como la fanática águila que soy y la admiradora del gran jugador profesional que fuiste. Ojalá en verdad ahora veamos a un profesional de la política luchar por lo que es justo y callar a sus críticos con grandes acciones. Sí unas cuauhtemiñas, ¿por qué no?

Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.

VIDEO SUGERIDO