VOCES
11/07/2018 6:00 AM CDT | Actualizado 11/07/2018 6:00 AM CDT

Cómo un dron cambió la manera en que un fotógrafo vio la desigualdad

Johnny Miller
Nairobi, Kenia

Hace unos años Johnny Miller se compró un dron.

El fotógrafo estudiaba antropología en la Universidad de Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, y usaba su dron para filmarse a él y sus amigos mientras hacían excursionismo en la Montaña Table. Viendo lo que había filmado, Miller se sorprendió al descubrir que la vista aérea le daba una perspectiva completamente diferente al área que había visto docenas de veces.

"Fue en ese momento que descubrí que el dron tenía esa capacidad y poder para hacerte ver las cosas de manera muy diferente" le dijo al HuffPost. "Y me pregunté si podían verse asuntos sociales de la misma manera".

Miller, que entonces se sentía insatisfecho con su fotografía y nivel de activismo, vio de pronto la oportunidad de "tener una voz única que comunicara al mundo" usando su cámara y su dron.

"Lo que yo quería para el resto de mi vida era dedicarme a tomar fotos y que alguien me pagara por hacerlo, o aventurarme a tratar de decirle al resto del mundo algo en lo que creía verdaderamente".

A Miller no le costó trabajo decidirse, y rápidamente empezó a conceptualizar la forma de mostrar cómo se manifiesta la desigualdad del ingreso en el planeta, especialmente en Sudáfrica, donde la segregación racial del Estado durante el apartheid produjo sorprendentes fronteras geográficas entre ricos y pobres que todavía existen hoy en día.

Johnny Miller
Ciudad del Cabo, Sudáfrica
Johnny Miller
Johannesburgo, Sudáfrica

"Quería que la gente viera la división desde una nueva perspectiva", dijo. "Quería alterar el sentido de complacencia que yo sentía y que sabía que también sentían muchas personas privilegiadas de Ciudad del Cabo".

Las imágenes africanas se convertirían en parte de una exploración de tres años sobre la desigualdad de ingreso en el mundo, investigada desde arriba. Miller llama a la serie Escenas desiguales.

Johnny Miller
Dar es Salaam, Tanzania

"La fotografía con drones brinda a la gente una nueva perspectiva de lugares que creían conocer", dijo Miller. "Los seres humanos tenemos la maravillosa capacidad de 'pensar' que conocemos una situación al haberla visto muchas veces desde la misma perspectiva. Cuando vuelas, eso cambia por completo".

Debido a la historia de apartheid del país, las divisiones socioeconómicas de Sudáfrica también son raciales desde el diseño. Así que Miller quería ver si estas demarcaciones geográficas entre ricos y pobres existía en ciudades que no habían sido creadas intencional e institucionalmente en principios raciales.

Usando estadísticas de población y Google Maps para identificar lugares que pudiesen ilustrar disparidades económicas, viajó a ciudades como Bombay (India), Nairobi (Kenia) y la Ciudad de México para fotografiar lugares donde se encuentra la riqueza justo al lado de arrabales y zonas marginales.

Johnny Miller
Ciudad de México, México
Johnny Miller
Bombay, India

Después Miller quiso llevar el proyecto a Estados Unidos, donde "la movilidad social, desde muchos indicadores" no existe al grado que la gente suele creer", dijo. Con becas de Code for Africa y el Centro Internacional de Periodistas, viajó a ciudades como Seattle, Los Ángeles, San Francisco, Detroit, Baltimore y Richmond, Virginia, a tomar fotografías con un dron.

Pero la forma en la que la desigualdad se manifiesta en Estados Unidos era más difícil de observarse desde ese ángulo. Con una vista aérea los paisajes no eran tan contrastantes como en imágenes de otras partes del mundo.

De todos modos Miller pudo encontrar algunas líneas divisorias en ciudades como Seattle, donde campamentos para indigentes colindaban con los barrios gentrificados de la pujante industria tecnológica.

Johnny Miller
Seattle, Washington

En Detroit, Miller fotografió áreas alrededor del Muro de 8 Millas, un muro de cemento que fue construido en los cuarenta para separar barrios existentes de tierra sin ocupar, a la que el Departamento de Vivienda no ofrecería préstamos para el desarrollo, a menos que estuviera separada de los barrios predominantemente negros que tenía al lado.

"Viví en Estados Unidos hasta los treinta años y nunca escuché sobre ese muro", dijo Miller. "Tengo muchas familia ahí, y nadie sabía del muro. Es perturbador saber que existía".

Johnny Miller
Detroit, Michigan

Aunque las disparidades económicas en la ciudades de Estados Unidos eran más tenues vistas desde arriba, Miller dice que los ejemplos sorprendentes que encontró crean un argumento poderoso. Mientras que en lugares como Ciudad del Cabo la gente generalmente está al tanto del grado de disparidad económica, las líneas divisorias de Estados Unidos resultan más sorprendentes.

"Hablas con la gente de Ciudad del Cabo y les muestras estas imágenes, y te dicen: 'Sí, sabemos que ahí están los arrabales'. Especialmente para la gente de esas zonas, la línea no resulta sorpresiva", dijo Miller. "Pero para mi abuela, que vive en Detroit y nunca supo que hay un muro que todavía está ahí, fue algo impactante".

Johnny Miller
Oakland, California
Johnny Miller
Baltimore, Maryland

El efecto personal

El proyecto también tuvo un efecto personal en Miller.

Me hizo ser mejor oyente. Me hizo mucho más humilde", explicó. "Me brindó un lenguaje para hablar con la gente sobre estos asuntos que no había tenido antes".

El proceso también ha hecho a Miller más consciente de sus privilegios como hombre blanco heterosexual que interactúa en y se beneficia de formas más sistémicas de privilegio.

"Odio decirlo, pero viendo hacia atrás, incluso hace dos años, era muy ingenuo", comenta. "Me di cuenta de que tengo privilegios que otras personas no tienen. Pero conocer los detalles de ello y descubrir cómo tu privilegio afecta tu relación con las demás personas, y considerar las dinámicas de poder de otros países y sus infraestructuras, ha sido un largo proceso de aprendizaje".

Me di cuenta de que tengo privilegios que otras personas no tienen.Johnny Miller

Ahora Miller transmite las lecciones aprendidas de la fotografía con drones. Fundó la organización africanDRONE para entrenar y equipar a pilotos africanos de drones y periodistas gráficos para usar la tecnología de drones para hacer el bien. Actualmente es un Miembro Atlántico para la desigualdad económica y social de la London School of Economics.

Fotos de la serie "Escenas desiguales" han sido compartidas miles de veces en Facebook y Twitter. Miller dice que espera que la serie tenga el mismo efecto en las personas que las vean que el que tuvo en él. Especialmente aquellos que suelan sentirse intimidados con la idea de involucrarse verdaderamente en temas como la desigualdad global de ingreso.

"Pienso que mucha gente está donde yo estaba hace dos años. Saben que algo no está bien, pero temen que dirán algo incorrecto, o no tienen un lenguaje para hablar al respecto, o no saben cómo eliminar esa brecha", expresó. "Quiero provocar un diálogo verdadero sobre el tema, más que tener soluciones potenciales."

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Estados Unidos y fue traducido por Víctor Santana.

* Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.

VIDEO SUGERIDO