EL BLOG
16/11/2017 8:44 AM CST | Actualizado 16/11/2017 8:46 AM CST

Para usar la aplicación del INE hay que tener dinero

PEDRO PARDO/AFP/Getty Images
Margarita Zavala recaba firmas electrónicas para convertirse en candidata independiente para la presidencia de México, el 16 de octubre del 2017.

Ser candidato independiente a la Presidencia de la República se está convirtiendo en misión imposible.

Es comprensible -y necesario- que existan los candados suficientes para el registro de candidaturas independientes. ¿Suficientes para qué? Principalmente, para que las papeletas electorales no se llenen de nombres que nada aportan al debate ni a la discusión nacional. Es decir, para evitar que esto se convierta en una pachanga.

Sin embargo, una cosa son los candados y otra, muy diferente, llenarle de piedras el camino a los políticos renegados y a los ciudadanos sin partido. La tristemente célebre aplicación del Instituto Nacional Electoral es el más claro ejemplo de esto.

Para que la app funcione correctamente, es necesario, de entrada, un celular de gama media o alta, pues la cámara integrada debe tener calidad suficiente para capturar la fotografía de la credencial de elector. Vamos, que para ser un entusiasta promotor de determinado candidato no basta con creer en su proyecto: hay que tener dinero.

Al menos el dinero para comprar un celular que le sirva al INE, lo que deja fuera a un alto porcentaje de la población mexicana. Por cierto, funcionarían muy bien los iPhones de última generación que se suelen regalar periódicamente -y con cargo al erario- los consejeros electorales.

Y aquí viene el otro gran problema relacionado con esto: los candidatos a la presidencia tienen un tope de gastos de 33 millones 611 mil pesos para la recopilación de firmas. Es decir, tampoco ellos le pueden regalar los teléfonos a sus promotores, pues, se necesitaría una cantidad importante de dinero que, por ley, no se pueden gastar.

El número mágico es 866 mil 593. Es la cantidad de firmas que se requieren para conseguir la ansiada candidatura independiente. Un número bastante alto, si se considera que para conseguir o mantener el registro de un partido político, solo se necesitan 226 mil 837 ciudadanos afiliados. Claro, hay que entender que las reglas las ponen los partidos, pensando en su beneficio.

Hasta el momento, parece ser que los únicos que tienen ciertas posibilidades de alcanzar el número mágico de 866 mil 593 firmas, que deberán tener listas a mediados de febrero, son el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón y la expanista, Margarita Zavala Gómez del Campo.

De acuerdo con el último informe dado a conocer por el INE este martes, "El Bronco" lleva 17.7 por ciento de las firmas necesarias; mientras que la ex Primera Dama tiene un avance de 15.9 por ciento.

Por cierto, el gobernador Rodríguez Calderón se ha negado a reportar cuánto ha gastado hasta ahora, pues en los últimos días logró rebasar con facilidad a Margarita Zavala en la recolección.

Ambos tienen ventajas sobre los demás candidatos: son políticos con décadas de trayectoria, que les permite tener estructuras mucho más sólidas a nivel nacional. Pero incluso ellos, si continúan a este ritmo, no alcanzarían los apoyos necesarios.

Muy lejos quedan la candidata del zapatismo, "Marychuy" Patricio Martínez, el experredista Armando Ríos Piter, Pedro Ferriz de Con y Edgar Ulises Portillo, todos ellos con menos del cinco por ciento de las firmas requeridas por ley.

36 ciudadanos registrados más tienen avances prácticamente nulos y otros cinco ni siquiera han comenzado el trabajo.

Más allá de todos los problemas e inconvenientes, este proceso servirá para saber si la tarea titánica impuesta por la ley para los "independientes", es o no abusiva, al menos en el caso de la Presidencia de la República.

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.