EL BLOG
30/04/2018 7:23 AM CDT | Actualizado 30/04/2018 2:14 PM CDT

El drama de ser niño en México

La dura realidad es que la situación de los menores de edad en México es lamentable, por decir lo menos.
Flickr: Grapeman
La dura realidad es que la situación de los menores de edad en México es lamentable, por decir lo menos.

Día del Niño. Muchos de nuestros hijos e hijas tendrán más de un festejo. Uno en la escuela y algún trato especial en casa, algunos incluso una reunión grande con sus amigos. Varios recibirán también regalos. El 30 de abril es un día de fiesta para muchos niños en nuestro país. Sin embargo, esto es una circunstancia increíblemente privilegiada y este día debería servir para revisar las condiciones de vida de los niños en México.

La dura realidad es que la situación de los menores de edad en México es lamentable, por decir lo menos. Pobreza extrema, falta de condiciones mínimas de alimentación, violencia, trabajo y matrimonio infantil son los problemas más graves que viven los niños mexicanos.

Revisemos algunas cifras. Según UNICEF México, en el 2015 había 12,713 millones de menores de edad entre los 0 y los 5 años, un 10,6% de la población total del país, de los cuales 51% eran niños y 48% niñas. En 2014, más del 50% vivían en pobreza y 13.1 en pobreza extrema. El 60% de ellos no tenían acceso a seguridad social y 25% tenían carencias de acceso a la alimentación. Además, el 6.6% de los niños y niñas que nacen en México, no son registrados antes de cumplir el primer año de vida.

Pictoline

En temas de salud se registran aproximadamente un 1.5% de muertes durante el nacimiento, un 60% menos que hace 15 años. Sin embargo, la mayoría de ellas suceden por causas prevenibles. Por otro lado, 1.5 millones de niños y niñas menores a cinco años de edad se encuentran en situación de desnutrición crónica. Cuando se trata de hogares indígenas, el índice es de 33.1%.

Aunque se sabe que la lactancia materna es el mejor alimento y la mejor vacuna que pueda existir – y constantemente se realizan campañas y se toman acciones para promover la misma– seguimos teniendo la tasa más baja en toda América Latina. Esto responde a una cadena de circunstancias que van desde protocolos hospitalarios hasta fallas en las leyes laborales, que no permiten que las madres se eduquen en el tema, ni practiquen la lactancia. Y es que la lactancia materna no es gratuita, ni se da de manera fácil o instintiva, como se podría pensar.

A pesar del panorama general, en el tema de salud no todo está perdido. La reducción de la mortalidad infantil en México es resultado en gran medida de los esfuerzos nacionales en el área de vacunación. En el 2013, el Programa Universal de Vacunación alcanzó al 88.91% de los niños de un año y al 97.8% de los niños entre 1 y cuatro años. La vacunas son gratuitas y para todos y las campañas han rendido buenos resultados.

via GIPHY

El tema de la educación es uno bastante accidentado. Aunque el preescolar es obligatorio en México, UNICEF reporta que únicamente el 42.2% de los niños y niñas de 3 años de edad fueron atendidos por una institución educativa durante el ciclo escolar 2014-2015; para los de 4 años fue el 89%; y para los de 5, el 84.3%.

Entre los temas más desgarradores está sin duda el del matrimonio infantil, siendo este entendido como cualquier unión, formal o informal, en donde alguna de las partes es menor de 18 años de edad y el cual representa una violación grave a los derechos humanos de niñas y niños.

Save the Children México reporta que en 2017 había 75,446 menores en esta situación. A pesar de la poca información información existente, se sabe que son las niñas quienes en mayor medida están contrayendo matrimonio antes de los 18 años de edad como resultado directo o indirecto de presiones económicas, sociales, culturales o de las profundas inequidades de género que persisten en nuestro país.

De este problema se derivan muchos otros que conforman un círculo vicioso social: abandono escolar, trabajo infantil, embarazo adolescente, problemas de salud en embarazo y partos, por mencionar algunos. Y cuando el matrimonio es con una persona mayor, existe además explotación.

Los niveles de maltrato infantil también son escandalizantes. UNICEF reporta que más del 62% de la población infantil ha sufrido algún tipo de abuso mientras que Save the children asegura que México ocupa el primer puesto en abuso y violencia física a menores de 14 años. Y las agresiones no se limitan a la situación doméstica: el panorama de la guerra contra el narco ha hecho a los niños víctimas directas de la violencia de muchas maneras desgarradoras.

El panorama resulta muy desalentador. Apoyar a instituciones que se dedican a buscar soluciones es una opción, pero resulta imperativo sobre todo apoyar a aquellos postulados a algún cargo público que tengan estos temas en su agenda. Existe un Pacto por la primera infancia que los está involucrando. Sin embargo, es fundamental que no se quede en promesas de campaña. Nos toca exigir que lo cumplan. La niñez es la base de la sociedad y si no se trabaja por ella, no hay futuro como país. Cuidémoslos más.

* Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.