EL BLOG
18/11/2017 7:00 AM CST | Actualizado 18/11/2017 7:00 AM CST

Hasta luego Agustín

AFP/Getty Images

La salida del gobernador del Banco de México es inminente, después de postergar su partida el Dr. Agustín Carstens se va, Basilea y el resto de bancos centrales del mundo ya lo esperan con ansia, seguro hará un excelente trabajo allá con su gran nivel de profesionalismo y entrega, creo que lo vamos a extrañar.

Durante su mandato al frente del banco central le tocó enfrentar turbulencias económicas y financieras tanto internas como externas, tal vez en algunas ocasiones minimizándolas y llamándolas "catarrito", sin embargo, es innegable que dentro de sus mayores logros fue contener la inflación en promedio en un 3.83% de enero de 2010 a octubre de 2017, inferior al registro a un mismo periodo anterior de 4.54% promedio.

Así, logró consolidar lo realizado por Guillermo Ortiz, la contención de la inflación fue uno de los componentes principales para evitar que el bajo crecimiento y las ráfagas negativas del exterior afectarán en mayor medida a la economía nacional.

Carstens aplicó todos sus conocimientos en los momentos necesarios e hizo uso de las reservas internacionales y coberturas cambiarias para contener la situación del peso frente al dólar.

No se puede ocultar que, durante este año, se ha disparado el nivel de precios, pero considerando las bases sólidas durante su administración, los agentes económicos esperan que éstos tengan una tendencia a la baja en los próximos meses, mencionar que dependerá en buena medida de como terminen las negociaciones del TLCAN y su afectación en el tipo de cambio que se refleja en el mediano plazo en los niveles inflacionarios.

Ante los golpes en el peso, después de disminuir la tasa de interés durante el inicio de su gestión, esta ha sido el mecanismo para contener la depreciación y hoy encontrarse a un 7%, para evitar que la inflación subiera tal vez en términos desmedidos y se afectara más drásticamente el bolsillo de los mexicanos.

Con el incremento en la tasa logró contener la especulación sobre la moneda y aunque en algunos momentos se rebasaron los 22 pesos por dólar, actualmente se encuentra alrededor de los 19 pesos, algunos académicos y especialistas creemos que el valor real de nuestra moneda debiera encontrarse sobre los 21 pesos bajos.

Aunado a esto y aplicando todos sus conocimientos en los momentos necesarios hizo uso de las reservas internacionales y coberturas cambiarias, con ello, se ha logrado contener la situación del peso frente al dólar, participando directamente en el mercado, pero sin determinar un cambio fijo.

La acumulación de reservas internacionales también merece un aplauso en sus acciones de estabilización de variables macroeconómicas, haciéndolas crecer de 90 mil millones a un máximo en enero de este año de 196 mil millones, otorgando certidumbre a instituciones internacionales y la consecuente renovación de la línea de crédito del FMI, la cual ha contribuido a la eficiente toma de decisiones en temas de política económica.

Las decisiones en temas de supervisión del sistema financiero merecen una mención especial, la crisis del 2008 fue contenida gracias a su intervención y fortalecimiento de políticas que beneficiaron a las instituciones a sortear de mejor manera la situación nacional e internacional. En el mismo sentido, la reestructura del banco central durante 2009 ayudó a mejorar este aspecto fundamental para alcanzar rápidamente la estabilidad suficiente que el país requería.

La crisis del 2008 fue contenida gracias a su intervención y fortalecimiento de políticas que beneficiaron a las instituciones.

Su salida deja varios retos, el primero y más lógico el encontrar a su sucesor, debe tener un perfil de alto nivel con reconocimiento nacional e internacional que genere respeto y credibilidad, que tenga la capacidad y conocimientos técnicos para sortear la volatilidad de los mercados financieros, honesto y sobre todo que sepa imponer la autonomía necesaria en su toma de decisiones; no es tarea fácil y menos en temporada electoral, cuando uno de los nombres más sonados aparentemente tiene dos oportunidades: gobernador del banco central o candidato presidencial.

Una de las tareas prioritarias de quien ocupe la silla de Banxico, es lograr que la expectativa de los agentes por conseguir la tendencia bajista en la inflación se lleve a cabo, las bases están dadas, ojalá no se repita el "error de diciembre" y las variables macroeconómicas al menos permanezcan en el nivel donde se encuentran.

Igual de importante será dar certidumbre suficiente para que los recursos provenientes de la inversión extranjera directa tengan un rumbo hacia México y no se desvíen hacia otras economías emergentes, misma situación con la inversión en cartera; el país debe seguir siendo atractivo para los inversionistas por lo que la transparencia, la autonomía y el adecuado manejo de Banxico son indispensables y necesarios para el correcto desarrollo del país ante los próximos ataques y descalificaciones entre candidatos presidenciales, el banco debe mostrarse sólido para generar certeza ante la inminente turbulencia política.

El nuevo gobernador, interino o no, deberá observar la toma de decisiones en materia de política económica que lleve a cabo la FED, a partir de ahí, tomar las propias buscando no debilitar o estancar a nuestra economía, el mes de diciembre será clave.

Dr. Carstens el mejor de los éxitos en su nueva aventura, esperemos que no lo extrañemos tanto. Bis gleich!

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.