INTERNACIONAL
13/02/2019 7:37 AM CST | Actualizado 13/02/2019 2:12 PM CST

Una mortal enfermedad de ciervos 'zombi' puede propagarse a humanos: expertos

Se pidió a los cazadores a estar atentos a los síntomas de la enfermedad por desgaste crónico, aunque pueden tardar años en aparecer después de la infección.

Los expertos en salud en Estados Unidos advirtieron sobre una enfermedad infecciosa fatal que se propaga por todo el país entre venados, ciervos y alces que puede transmitirse a los humanos.

La enfermedad de desgaste crónico (CWD, por sus siglas en inglés), que se describe como una enfermedad progresiva y mortal que afecta el cerebro, la médula espinal y otros tejidos de los animales, se ha documentado en al menos 24 estados a partir de enero, dijeron los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Se cree que la enfermedad, que puede tardar años en que aparezcan los síntomas después de la infección, se propaga a través de los fluidos corporales como las heces, la saliva, la sangre o la orina, tanto por contacto directo como indirecto en el medio ambiente. No hay tratamientos ni vacunas.

Los síntomas, que han sido comparados con los de los zombis, pueden incluir pérdida drástica de peso, tropiezo, falta de coordinación, apatía, babeo, sed excesiva o micción, orejas caídas, falta de miedo a las personas y agresión.

Aunque no se han confirmado transmisiones de animales a humanos, algunos funcionarios de salud, que apuntan a pruebas de laboratorio, dicen que puede ser solo una cuestión de tiempo.

ASSOCIATED PRESS
Un ciervo de cola blanca que muestra los síntomas de la enfermedad por desgaste crónico, incluido el babeo, se muestra en esta foto de archivo sin fecha proporcionada por la División de Vida Silvestre de Colorado.

"Es probable que los casos humanos de CWD asociados con el consumo de carne contaminada se documenten en los próximos años", dijo Michael Osterholm, director del Centro de Enfermedades Infecciosas y Prevención de Investigación de la Universidad de Minnesota, a los legisladores de Minnesota el jueves pasado, de acuerdo con Twin Cities Pioneer Press. "Es posible que (el) número de casos humanos sea sustancial y no sean eventos aislados".

Según los CDC, estudios de laboratorio han demostrado que la proteína mutada de la CWD, que se llama prión, es capaz de infectar animales que portan genes humanos como monos ardilla, macacos y ratones de laboratorio.

Es posible que (el) número de casos humanos sean sustanciales y no sean eventos aislados.

Un estudio realizado por científicos alemanes y canadienses también encontró que los macacos podrían infectarse al comer carne de ciervos o alces infectados, así como a los ciervos que tenían CWD pero que aún no tenían síntomas. Sin embargo, un estudio previo no confirmó esta transmisión, dijeron los CDC.

"Hasta la fecha, no hay pruebas sólidas de la aparición de CWD en humanos, y no se sabe si las personas pueden infectarse con priones de CWD", afirma el sitio web de los CDC. "Sin embargo, estos estudios experimentales plantean la preocupación de que la CWD puede suponer un riesgo para las personas y sugieren que es importante prevenir las exposiciones humanas a la CWD".

CDC
Desde enero, se registraron 251 condados en 24 estados con CWD reportada en cérvidos libres. Esos estados son Arkansas, Colorado, Illinois, Iowa, Kansas, Maryland, Michigan, Minnesota, Mississippi, Missouri, Montana, Nebraska, Nuevo México, Nueva York, Dakota del Norte, Pensilvania, Dakota del Sur, Tennessee, Texas, Utah, Virginia, Oeste Virginia, Wisconsin y Wyoming.

Durante la audiencia del jueves sobre la enfermedad en el Capitolio de Minnesota, expertos en salud de la Universidad de Minnesota instaron a los legisladores a tratar la CWD, que se ha extendido geográficamente desde su descubrimiento en 1967, como un problema de salud pública, informó Pioneer Press.

La urgencia surgió cuando los investigadores de la universidad solicitaron 1.8 millones de dólares (mdd) para desarrollar una prueba para la enfermedad que no requeriría que el animal muriera.

El doctor Jeremy Schefers, un patólogo del Laboratorio de Diagnóstico Veterinario de Minnesota que ha estado estudiando la enfermedad durante la última década, se encuentra entre los que destacan la necesidad de tal prueba.

ASSOCIATED PRESS
Las autoridades exhortaron a los cazadores a tomar precauciones adicionales para minimizar la exposición potencial a la enfermedad mientras manejan las carcasas de ciervos.

"He visto cómo la CWD se mudó a Minnesota y me siento frustrado por no haber encontrado estrategias para reducir la velocidad o contener la enfermedad", dijo en un comunicado de la universidad. "Desafortunadamente, nuestra falta de una prueba rápida que funcione en animales vivos, o nuestra capacidad para probar otras cosas, como el suelo, el equipo de procesamiento de carne y muestras de otros animales que podrían transportar el prión, enturbia nuestra comprensión de la transmisión de la CWD".

El Departamento de Agricultura, Comercio y Protección al Consumidor de Wisconsin ofrece una guía de campo en línea sobre cómo remover adecuadamente los órganos de los ciervos para minimizar la posible exposición a la enfermedad.

Las pautas incluyen el uso de guantes de goma o látex para cortar o procesar la carne, minimizar el contacto con el cerebro, la médula espinal, el bazo y los ganglios linfáticos del animal, y limpiar a fondo con una solución 50/50 de lejía de uso doméstico con cloro y agua, los utensilios para recolectar al animal.

Este texto se publicó originalmente en HuffPost.

VIDEO SUGERIDO