MÉXICO
11/02/2019 4:16 AM CST | Actualizado 11/02/2019 6:59 AM CST

Guanajuato conocía del huachicoleo de ‘El Marro’: el Ejército lo señaló en 2017

El líder del Cartel de Santa Rosa de Lima creció en el anonimato, hoy es uno de los blancos para acabar con el robo de combustible.

Guanajuato. Por años, permaneció oculto a la opinión pública. Aunque tenía años operando el robo de combustible en la zona Laja Bajío, la Procuraduría General de Justicia del Estado, decidió omitir la existencia de José Antonio Yepes de la Cruz, alias "El Marro", argumentando que sus delitos, eran de índole federal.

Fue el general Arturo Velázquez Bravo –hoy Subdirector de Salvaguarda Estratégica de Pemex- quien reveló a los medios de comunicación el nombre y operaciones de quien ahora lidera el llamado Cartel de Santa Rosa, dedicado al robo, transporte y venta de combustible extraído de manera ilegal directamente de los ductos de Pemex.

Con un "me extraña que no se le conozca", el entonces jefe de la 16va Región Militar de Sarabia expuso los antecedentes de Yepes de la Cruz como el principal ladrón de combustible del estado. Con ello, argumentó la necesidad de tener mayor coordinación con el gobierno estatal entonces encabezado por el panista Miguel Márquez Márquez. Corría el mes de mayo de 2017.

HuffPost México

La estrategia contra el robo de combustible del gobierno de Andrés Manuel López Obrador reordenó los objetivos. En el presente, el Cartel de Santa Rosa está entre las prioridades en la intervención de la Marina y la Policía Federal, tan es así, que sus aparatos de inteligencia lograron detectar la movilización de hidrocarburo apenas el pasado martes 29 de enero.

Acto seguido, el nombre del Marro y de su grupo aparecieron firmando una manta dirigida a López Obrador en las inmediaciones de la Refinería Ingeniero Antonio M. Amor. Aunque su autoría no ha sido confirmada, ahora el Cartel de Santa Rosa de Lima ha alcanzado notoriedad nacional.

Principal objetivo, se pudo detener hace tiempo y se 'pasó por alto'

El 15 de noviembre del 2015, un informe de la DEA exponía los territorios dominados por los cárteles de la droga en México. El Cartel Jalisco Nueva Generación y Los Zetas se encontraban establecidos en respectivas mitades del territorio guanajuatense, además se advertía la presencia del Cartel del Golfo y Los Caballeros Templarios.

El documento desclasificado del tráfico de drogas y áreas de control dominante, indicaba en ese momento aspectos relevantes sobre el Cartel Jalisco Nueva Generación; su expansión y ampliación a nuevos giros, entre ellos, el control de la industria ilegal de combustibles.

Precisamente fue a partir de 2015 que los homicidios se incrementaron en Guanajuato de forma exponencial. La dinámica de violencia criminal registró 641 casos de asesinato en 2013; 709 en 2014; 879 en 2015; 961 en 2016; 1 mil 96 en el 2017 y para 2018 el Sistema Nacional de Seguridad Pública cerró las cifras con 3 mil 290 homicidios archivados en 2 mil 609 carpetas de investigación.

El 5 de mayo de 2017, los saldos de la violencia comenzarían a tener una explicación. Ese día Enrique Peña Nieto anunció una "estrategia integral para combatir el robo de hidrocarburo".

Guanajuato pasó de 641 carpetas de investigación por homicidio en 2013 a 2 mil 609 en 2018.

En Guanajuato, el general del Ejercito Mexicano Arturo Velázquez Bravo, como jefe 16va Región Militar, afirmó que se tenían 20 blancos identificados, entre los que destacó a José Antonio Yepes de la Cruz alias "El Marro", quien acumulaba por lo menos ocho años robando combustible en Guanajuato.

Es decir, con una carrera delictiva documentada desde el año 2010, a Yepes de la Cruz se le atribuyeron al menos 100 propiedades, en dos años se le detectaron más de 20 tomas clandestinas y se calculó que extraía hasta un millón y medio de litros al mes.

HuffPost México
.

"Jalan una manguera enterrada de hasta de 2 kilómetros 600 metros a un bodegón, en dos años hemos hallado más de 20 tomas de este tipo, la mayoría de estas tomas son de un tal José Antonio Yepes de la Cruz, un tal "Marro" entre Celaya y Salamanca donde se mueve este tipo, al mes un millón y medio de litros los lleva con una toma, nada más él, obvio también las hay, pero menos, para (el rumbo de) Yuriria. La Procuraduría dice que tiene como cien propiedades vinculadas con este tipo, igualmente la violencia tiene que ver este tipo, que tendrá unos 8 años trabajando" explicó.

(El Marro) Es el principal objetivo del Estado y me extraña que no conozcan en Guanajuato, José Antonio Yepes de la Cruz. El trabajo del Ejército no es (detenerlo), obvio si lo topas, lo detenemos.Arturo Velásquez Bravo, jefe de la 16° Región Militar

Las cifras corroboran lo mencionado por el mando militar. De las nueve tomas registradas en 2009 se pasó a las 1 mil 840 que colocaron al estado en el primer lugar nacional en 2017.

La respuesta del Procurador General de Justicia, Carlos Zamarripa Aguirre, a la declaración de Velázquez Bravo fue seca y evasiva. Tres días después sostuvo que está en la cancha de la federación las detenciones por robo de hidrocarburos (huachicol) y robo al tren, asegurando que ya está liberada una orden de aprehensión contra José Antonio Yepes de la Cruz.

Fue cuestionado por los medios de comunicación sobre la falta de coordinación para detener a los 20 blancos. Zamarripa corrigió al reportero: "No le preguntaron de un tema referente al tema de huachicol, le preguntaron de un tema referente al robo de hidrocarburo, sobre estos ilícitos ustedes saben que son exclusiva competencia del orden federal".

Por eso son de orden federal.Carlos Zamarripa Aguirre, procurador de Guanajuato

Con un "por supuesto", confirmó que Yepes de la Cruz es uno de los principales blancos en el estado. Pero el procurador dijo no saber si tenía los 8 años trabajando en el estado con el robo de hidrocarburo.

"No tengo ese dato que tenga ese tiempo trabajando aquí, nosotros ya logramos obtener una orden de aprehensión en contra de él y no voy a dar más datos por obvias razones", dijo para concluir abruptamente la entrevista.

De acuerdo con datos de Pemex, en aquel momento el promedio diario de litros robados ascendía a los 23 mil 500 barriles de hidrocarburos, lo que equivalía a 21 mil millones de pesos para el crimen organizado.

A mediados del 2017, se estimó que cuatro de cada 10 tomas clandestinas se encontraban en Puebla y en Guanajuato, particularmente en Irapuato. En el mes de mayo Carlos Zamarripa declaró al semanario Proceso que se trataba de una realidad que la refinería en Salamanca tiene un gran problema en cuanto a la seguridad de sus ductos.

HuffPost México
.

"Digo esto por el sinnúmero de tomas que se han encontrado, y por lo menos a través del Grupo de Coordinación Guanajuato (en el que participan las autoridades federales, estatales y municipales) hay nula colaboración de parte de ellos".

Arturo Velázquez Bravo fue removido como jefe de la 16va zona militar tres meses después de su declaración. El 8 de agosto de 2017 rindió protesta en ese encargo, el general Juan Manuel Díaz Organitos, quien encabezaría la estrategia de intervención de la Policía Militar, a petición del entonces gobernador Miguel Márquez.

A partir de ese momento el incremento de la violencia en Guanajuato llamaba la atención de medios nacionales e internacional. El año electoral de 2018 comenzaría con el primer lugar en asesinatos ligados al crimen organizado.

Declaración de guerra

El 18 de octubre la opinión pública nacional se volcó sobre la aparición de un grupo de hombres armados en un video en el que aparece un grupo de poco más de 60 personas con fusiles de asalto. Lanzaron un reto al Cartel Jalisco Nueva Generación.

Arriba Guanajuato, vamos a sacarlos aquí de nuestro estado (...) Arriba la gente del Marro... Los vamos a sacar de nuestro estado.Cartel de Santa Rosa de Lima


Los sujetos armados se identifican como seguidores de José Antonio Yepes de la Cruz alias "El Marro". Uno de ellos asegura que están listos para hacerle frente al grupo contrario, que sería el CJNG.

Fue entonces que la disputa con el Cartel Jalisco Nueva Generación por el control del robo de combustible se encontraba en pleno. Así lo confirmaría otro mando del ejército.

El mes de abril de 2017, Díaz Organitos es relevado por el general Bernardo Ramírez García quien el 16 de julio del 2018 sentenció que Guanajuato es el escenario de una disputa territorial entre dos cárteles delincuenciales, una banda criminal de menor tamaño pero de la misma peligrosidad y otros grupos. Los principales: Cartel Jalisco Nueva Generación, y el cártel de Santa Rosa de Lima encabezado por el "El Marro".

Para entonces, además de controlar tomas clandestinas y la venta de combustible, el líder del Cartel de Santa Rosa también dirigía comercio de droga y el robo a transportistas, y aunque en el 2008 fue encarcelado por robo y delincuencia organizada, un juez lo dejó en libertad bajo fianza.

La región en disputa creció cada vez más. Según describió Ramírez García, alrededor de la mitad de los municipios del estado, sumando el corredor industrial desde Celaya, Salamanca, Irapuato, Silao y León, la guerra es entre el CJNG y el de Santa Rosa de Lima.

HuffPost México
.

"Principalmente es en el corredor industrial donde ponemos más atención últimamente, y en algunos municipios de la parte sur del estado, Valle de Santiago, Jaral del Progreso, Cortazar, Yuriria, entre otros municipios del corredor, desde los Apaseos, Salamanca, Irapuato, Silao y León... no descartamos Cuerámaro, Pénjamo y Abasolo" indicó en aquella ocasión.

Fue en ese contexto que se hizo pública la información sobre tres fosas clandestinas que la PGJE habría ocultado. En estas encontraban por lo menos 37 cadáveres en las inmediaciones de la comunidad Los Ángeles en el municipio de Villagrán. Se trata justamente de la zona de seguridad atribuida al Cartel de Santa Rosa.

Pese a la apertura de tres carpetas de investigación, la información fue retenida. No hubo comunicación oficial con instancias federales, ni con familiares de personas desaparecidas en la entidad.

Oficialmente, se reconoció la existencia de ocho cuerpos. Carlos Zamarripa fue nuevamente cuestionado al respecto y el punto central fue el cierre de información y las razones para haber acaparado la investigación en la zona. Afirmó que la PGJE es la única instancia que ha intervenido pues, "esta es la única que cuenta con un antropólogo forense, único con certificación a nivel nacional".

Velázquez Bravo conoce de cerca el huachicoleo de Guanajuato

La determinación del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, para enfrentar el robo de combustible fue antecedido por una serie de nombramientos dentro de Pemex. El 14 de diciembre el Consejo de Administración de Pemex, presidido por la Secretaría de Energía, Rocío Nahle, se nombró a al general Arturo Velázquez Bravo como Subdirector de Salvaguarda Estratégica.

Se trata de un área que, sin bien siempre ha estado a cargo de exmilitares, su primer encargado fue el exjefe de escoltas del exgobernador Enrique Peña Nieto, Eduardo León Trauwitz, quien ahora es investigado por el gobierno federal por el presunto robo de combustibles de Petróleos Mexicanos.

Ahora la expectativa está sobre la estrategia para erradicar el robo de combustible en Pemex.

La última manifestación pública de los grupos criminales que se disputan el territorio de Guanajuato, vino el pasado 31 de enero, cuando sujetos abandonaron un explosivo dentro de una camioneta frente a la puerta 4 de la Refinería Ingeniero Antonio M. Amor, además de una manta con una amenaza contra el presidente Andrés Manuel López Obrador en un puente vehicular.

A partir de ahí, la publicación en redes sociales sobre la autoría del mensaje ha sido de deslindes. Oficialmente no se ha aclarado si en verdad era autoría de José Antonio Yepes de la Cruz "El Marro", como supuestamente se rubricaba.

El hecho es que las tropas de la Marina Armada y del Ejército Mexicano se movilizaron dos días antes -el 29 de enero-, para detener la movilización de miles de litros de combustible a bordo de 40 pipas clandestinas. El reporte de inteligencia indicó que sería en un predio de la comunidad de San Salvador Torrecillas, muy cerca de Santa Rosa de Lima.

Fue en ese momento cuando el objetivo quedó claro. El secretario de la Marina, José Rafael Ojeda, informó que el material decomisado estaba en posesión del Cártel de Santa Rosa de Lima cuyos miembros ordeñaban ductos de Pemex en Guanajuato. El Marro, dijo el funcionario "está retomando la extracción de hidrocarburo" en los municipios de Villagrán y Juventino Rosas.

Por inteligencia se supo que el Cartel de Santa Rosa de Lima convocó a agremiados, por llamarlos de alguna manera, para la distribución de hidrocarburo.José Rafael Ojeda, secretario de Marina

Ahora más que nunca, las dimensiones del crecimiento de este cartel guanajuatense son palpadas por la opinión pública, pese a que sus operaciones datan del 2009, el mismo año en el que Carlos Zamarripa Aguirre recibió su primer nombramiento como Procurador General de Justicia del Estado.