INTERNACIONAL
09/02/2019 4:43 PM CST | Actualizado 09/02/2019 4:53 PM CST

Manifestantes recaudan fondos para llevar a ‘bebé Trump’ a El Paso

Se planea una gran protesta cuando Trump inicie su primer mitin de campaña del año en la ciudad fronteriza de Texas.

Los manifestantes vuelan en un dirigible que retrata al presidente de los Estados Unidos Donald Trump, en la Plaza del Parlamento, durante la visita de Trump y la primera dama Melania Trump en Londres, Gran Bretaña.
Peter Nicholls / Reuters
Los manifestantes vuelan en un dirigible que retrata al presidente de los Estados Unidos Donald Trump, en la Plaza del Parlamento, durante la visita de Trump y la primera dama Melania Trump en Londres, Gran Bretaña.

HuffPost
Heading to the skies above El Paso.

En menos de un día, los activistas de El Paso recaudaron el dinero suficiente para transportar al "Bebé Trump" a la ciudad de Texas a tiempo para el primer rally de campaña del año del presidente, que se espera se centre en su demanda del muro fronterizo.

La página de GoFundMe de "Baby Trump Does El Paso" tenía 4 mil 086 dólares hasta el viernes, cumpliendo fácilmente con una meta de 3 mil 500. Se donarán fondos adicionales a la Annunciation House en El Paso, una organización sin fines de lucro que brinda apoyo a los inmigrantes.

La organizadora de la campaña GoFundMe, Laura Valdez, señaló que el dirigible estaba "ya en camino" desde California.

La bienvenida del presidente a la ciudad puede ser un poco fría de varias maneras. Los funcionarios de El Paso están furiosos porque Trump caracterizó falsamente a su ciudad como "una de las más peligrosas de la nación" antes de que se levantara una barrera fronteriza. De hecho, al contrario de lo que dijo Trump en el estado de la Unión, El Paso ha sido una de las ciudades más seguras de Estados Unidos durante décadas. La barrera fronteriza no se construyó hasta 2008.

"Es triste escuchar que el presidente Trump declara falsedades sobre El Paso en un intento por justificar la construcción de un muro de 2,000 millas", dijo el sheriff Richard Wiles.

La representante Veronica Escobar (D-Texas) le envió a Trump una carta el jueves exigiendo una disculpa por sus declaraciones sobre el estado de la Unión. Ella atacó las "mentiras descaradas" del presidente y los "intentos baratos de usar a nuestra comunidad como apoyo político".

En otro desarrollo fronterizo, Escobar y otros funcionarios electos están exigiendo que los trabajadores federales dejen de alimentar a la fuerza a 11 inmigrantes encarcelados que están en huelga de hambre en El Paso. Los presos que se alimentan a la fuerza pueden ser una violación de la Convención contra la Tortura de los Estados Unidos que los Estados Unidos ratificaron en 1992, dijo una portavoz de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos con sede en Ginebra a The Associated Press.

El día de la aparición de Trump, el ex congresista Beto O'Rourke, un demócrata de El Paso, está liderando una marcha de protesta en su ciudad natal con miembros de docenas de organizaciones locales. Hablarán en el mitin de "Celebración de El Paso" en el Centro Deportivo Chalio Acosta mientras Trump pronuncia su discurso en el Coliseo del Condado de El Paso, justo al norte de la frontera con México, informó ABC-7 RV.

O'Rourke le dijo a The Washington Post que las mentiras de Trump sobre la seguridad de El Paso son una táctica "racista" para diseminar el miedo y construir su muro.

El gerente de campaña de Trump tuiteó que el mitin del presidente se llevará a cabo "a menos de 1000 pies cerca de la frontera que mantiene a El Paso a salvo".

Trump ganó solo el 25.7 por ciento de la votación presidencial de 2016 en el Condado de El Paso, el peor desempeño registrado para un candidato presidencial de un partido importante en la región, según el Post.

Este texto se publicó originalmente en El HuffPost.