INTERNACIONAL
08/02/2019 11:21 AM CST | Actualizado 08/02/2019 11:25 AM CST

Incendio en el Club Flamengo de Brasil cobra la vida de 10 deportistas

La consideran la tragedia más lamentable que haya enfrentado la institución futbolística.

Instalaciones del club Flamengo a las afueras de Rio de Janeiro, Brasil.
Associated Press
Instalaciones del club Flamengo a las afueras de Rio de Janeiro, Brasil.

El incendio que mató a diez personas la madrugada de este viernes, incluyendo varios atletas juveniles del Flamengo, es "la mayor tragedia" en la historia del club brasileño, afirmó su presidente.

"Estamos todos consternados. Es la mayor tragedia que haya vivido el club en 123 años", afirmó a periodistas el presidente Rodolfo Landim a las puertas del centro de entrenamiento donde ocurrió la tragedia.

En el complejo deportivo "Ninho do Urubú" (Nido del Buitre), ubicado a 50 km del centro de Rio de Janeiro, entrenan tanto el equipo profesional como las categorías de base del popular club carioca, uno de los más tradicionales y con mayor hinchada de Brasil.

Reuters
Vista aérea de las instalaciones del club.

El área que fue tomada por las llamas hospedaba a jóvenes promesas del club, en su mayoría provenientes del interior del país, según los perfiles que empezaron a divulgar los medios locales, antes de que se publicara una lista oficial de las víctimas.

Tres chicos resultaron heridos, uno de ellos con quemaduras en más del 30% de su cuerpo. Los bomberos y la policía investigan las causas del incendio.

Leo Correa
El Flamengo fue a la final de la Copa Sudamericana contra el Independiente de Argentina en el Estadio Maracana en diciembre de 2017.

El Flamengo, también conocido como 'Mengao' o 'rubro-negro' por los colores de su camiseta, fue fundado en 1895 y tiene su sede en el barrio Gávea, en la zona sur de Rio.

Associated Press
Familias consternadas a las afueras de la institución.

Entre los ídolos del club se destaca el legendario Zico, protagonista de las exitosas campañas del Flamengo en los años 80, cuando conquistó cuatro títulos brasileños (de los seis que ostenta en total), su única Copa Libertadores y el Mundial de Clubes en 1981.

Zico afirmo haber recibido la noticia "con mucha tristeza". Son "niños con sueños, objetivos, muchos intentando ayudar a sus familias", lamentó.