ESTILO DE VIDA
04/02/2019 8:35 AM CST | Actualizado 04/02/2019 9:55 AM CST

Por qué no deberías decir que alguien "ha perdido la batalla" contra el cáncer

Los eufemismos sobre el cáncer pueden ejercer una presión negativa en los pacientes.

FatCamera via Getty Images

A veces, como muestra de apoyo, se dice que alguien está "luchando" contra el cáncer, o que alguien "ha perdido la batalla" contra el cáncer para suavizar la noticia de la muerte, pero hay miles de pacientes de cáncer a los que no les gusta oír hablar de ello con estos eufemismos.

Casi la mitad (44%) de las personas con cáncer piensan que el eufemismo "perder la batalla" es inapropiado, y a un 37% no les gusta, según una encuesta realizada por la organización benéfica Macmillan Cancer Support.

En vez de ese eufemismo, la mayoría de estos pacientes prefiere el uso de opciones más precisas, como que alguien "ha muerto" de cáncer.

En esta encuesta hecha a 2000 pacientes y expacientes de cáncer, señalan que los términos "batalla" y "luchar" implican que el paciente puede ser derrotado por el cáncer, lo que supone un menoscabo de su persona.

Llamarlos "héroes", "víctimas" o decir que han sido "golpeados por el cáncer" también son opciones con poca aceptación, ya que son vistas como desempoderantes (42%) y excluyentes (24%) y fuerzan a los pacientes a sentirse positivos (30%).

El discurso del cáncer tiene mucha carga negativa: las descripciones habituales de los supervivientes como valientes, luchadores y guerreros ejercen una enorme presión negativa en los que acaban de ser diagnosticados.Mandy Mahoney

Para demostrar el impacto que pueden causar estas frases y esa clase de vocabulario, la organización benéfica ha publicado un video informativo que muestra la reacción de los pacientes de cáncer ante estos comentarios bienintencionados.

Macmillan
Craig Toley

A Mandy Mahoney, de 47 años, trabajadora social y madre de dos niños, le fue diagnosticado un cáncer de mama en 2011. Sufrió cinco reaídas y ahora vive con un cáncer de mama con metástasis incurable.

"Pienso que el discurso del cáncer tiene mucha carga negativa: las descripciones habituales de los supervivientes como valientes, luchadores y guerreros ejercen una enorme presión negativa en los que acaban de ser diagnosticados. Yo prefiero un lenguaje claro y preciso, así que me describo a mí misma como una mujer que vive con un cáncer incurable. No soy valiente ni una inspiración, solo trato de vivir bien el tiempo que me queda", explica.

A Raveen Sethi, asesora financiera de 24 años, le diagnosticaron un linfoma de Hodgkin en 2018 y se encuentra actualmente en remisión. "Lo que más me molestaba era que la gente me dijera: 'No te preocupes, el pelo vuelve a crecer'. Yo no escogí perder el pelo, así que ese comentario no me resultaba de ninguna utilidad. Sí que me di cuenta de que me estaba aislando de mis amigos. Yo solo quería a alguien con quien hablar y desahogarme", comenta Sethi.

Macmillan
Raveen Sethi

Los medios de comunicación y las publicaciones en las redes sociales son los que más abusan de este tipo de lenguaje, según más de la mitad de los pacientes encuestados (52%). Sin embargo, casi un quinto de los pacientes (19%) aseguran que sus amigos y familiares han hecho lo mismo, además de un 8% que indica que hasta los profesionales de la salud han utilizado ese lenguaje con ellos.

Macmillan también apunta que no existe ningún lenguaje sobre el cáncer que le guste a todo el mundo.

A Craig Toley, ingeniero de sistemas de 31 años, le diagnosticaron cáncer de tiroides en 2016 y se encuentra ahora en remisión. A él, personalmente, sí que le gustaba oír los términos "lucha", "batalla" y "guerrero" durante el tratamiento. "Me di cuenta de que estas palabras me ayudaban a empoderarme y me hacían ver mi cáncer como un desafío que tenía que superar", reconoce.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Reino Unido y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco en El HuffPost España.