ESTILO DE VIDA
20/01/2019 5:00 AM CST

6 cosas increíbles que pueden suceder mientras tienes un orgasmo

Los orgasmos pueden ser increíblemente satisfactorios, pero también pueden provocar cosas raras en el cuerpo como dolor de cabeza, llanto o estornudos.

Orgasmo, climax, acabar, venirte, eyaculación. Tenemos muchas maneras de llamarlo, pero podemos estar de acuerdo en una cosa: los orgasmos pueden ser increíblemente satisfactorios.

Para muchas personas, el proceso del orgasmo es placentero, pero bastante predecible: primero está el cúmulo, luego las contracciones en los deditos de los pies, seguido de una sensación de bienestar y relajación. Pero ocasionalmente, algunas cosas inesperadas también pueden suceder, como dolores de cabeza repentinos, estornudos o llanto. (Las razones de este fenómeno son un tanto misteriosas aún ya que no hay tanta información sobre los orgasmos y la información que los investigadores sí tienen están basadas en pequeñas muestras).

A continuación se muestran algunas de las cosas más sorprendentes que suceden cuando tienes un orgasmo. Algunas son raras y otras son más comunes, pero también es un recordatorio de que nuestros cuerpos son curiosos.

1. Puede darte dolor de cabeza

Un estallido de placer y luego, ouch, dolor de jacqueca. Los dolores de cabeza después del orgasmo son más comunes en los hombres y entre las personas que sufren de migrañas, según la Clínica Mayo. La mayoría de estos dolores de cabeza duran solo unos minutos, pero pueden persistir hasta algunas horas o incluso un par de días.

"Aunque algunas personas reportan un dolor sordo que aumenta a medida que se excitan, la mayoría de las personas [que experimentan esto] reportan un dolor de cabeza severo y repentino justo antes o durante el orgasmo", Laurie Mintz, autora de "Becoming Cliterate: Why Orgasm Equality Matters—And How to Get It, le dijo al HuffPost.

No se comprende totalmente por qué ocurren estos dolores de cabeza, aunque algunos expertos creen que tiene que ver con un aumento en la adrenalina que recorre el cuerpo durante el acto sexual.

La mayoría de los dolores de cabeza sexuales no son nada de qué preocuparse, pero en algunos casos, podrían apuntar a un problema subyacente, especialmente si también experimenta síntomas como vómitos y rigidez en el cuello. Así que es mejor consultar con un médico para descartar algo más serio.

2. Puedes llorar

Estás disfrutando de ese brillo posorgasmo, y de repente, las lágrimas corren por tu cara. ¿Qué lo provoca? Los expertos no están seguros de por qué sucede esto, pero dicen que no es sorpresa, dados los cambios psicológicos y fisiológicos que ocurren durante el sexo. Y puedes estar tranquilo sabiendo que es bastante común.

"Esto se conoce como disforia postcoital", dijo la terapeuta sexual Vanessa Marin a HuffPost. "Un buen número de personas reportan sentirse tristes, abrumadas, llorosas o emocionadas después de un orgasmo".

Aquellos que sienten lágrimas después del sexo pueden sentirse preocupados de que sea un signo de un problema subyacente en la relación con su pareja, pero eso no necesariamente es cierto.

"Esto ocurre más a menudo en el contexto de relaciones cercanas y amorosas y en realidad está relacionado con emociones felices", dijo Mintz. "Aun así, si te sucede y sospechas que es por otra razón, como si no estuvieras realmente feliz en tu relación, es una buena idea resolver esto con alguien de confianza o un terapeuta".

Algunos sobrevivientes de traumas sexuales pueden experimentar disforia postcoital, incluso después del buen sexo.

"También vale la pena hablar con un terapeuta si a menudo tienes sentimientos de vergüenza, culpa o tristeza después del sexo", le dijo a Bustle la psicóloga y terapeuta sexual Rachel Needle. "[Un terapeuta] puede trabajar para comprender estos sentimientos y de dónde vienen".

3. Puedes tener una sensación de euforia

No es ningún secreto: los orgasmos generalmente se sienten muy bien. Pero para ciertas personas, los sentimientos positivos posteriores al sexo son particularmente intensificados.

"Para algunas personas, los sentimientos de euforia parecen ser extremadamente intensos", dijo Marin. "Su estado de ánimo mejora mucho, se sienten más positivos y su autoestima es elevada. Nuevamente, no sabemos por qué los orgasmos pueden desencadenar reacciones tan diferentes en diferentes personas".

4. Puedes estornudar

Ah-ah-ah ... chuuu? Los investigadores no están muy seguros de por qué los estornudos y el orgasmo están relacionados para algunas personas, pero especulan que podría tener que ver con cables cruzados en el sistema nervioso autónomo, que es responsable de los reflejos como el estornudo y la excitación sexual.

"Todavía no lo sabemos", dijo a Splinter el Dr. Mahmood Bhutta, un cirujano otorrinonaringólogo que estudió el fenómeno. "Ciertas funciones que son automáticas se confunden un poco en el cerebro".

5. Puedes sentir las piernas temblorosas

Algunas mujeres reportan temblores en las piernas después de tener un orgasmo. Durante el clímax, la tensión se acumula alrededor de nuestros músculos, y no solo en el área genital. Cuando termina el sexo y se libera la tensión, pueden producirse cólicos, sacudidas o contracciones. Si esto te sucede, intenta beber agua y comer algo con potasio, como un plátano, un aguacate o un yogurt.

"Conoce cuál es tu normalidad y si tus piernas tiemblan, asegúrate de hidratarte", dijo a ShareCare.com la ginecóloga obstetra Jessica Williams. "¡Y diviértete!"

6. Puedes sentir como que te va a dar gripa

El síndrome de enfermedad posorgásmica (POIS, por sus siglas en inglés) es una condición rara en la cual los hombres experimentan síntomas similares a la gripe, como fiebre, fatiga y congestión nasal después de la eyaculación.

De acuerdo con el Centro de información sobre enfermedades raras, no se sabe mucho acerca de las causas del POIS, pero algunos investigadores creen que podría estar relacionado con un trastorno autoinmune o alergia al semen.

Una investigación de la Universidad de Tulane señaló que el POIS "afecta negativamente la vida de los pacientes al limitar los encuentros sexuales, frenar las perspectivas románticas, crear luchas internas para evitar el erotismo y afectar los horarios de los pacientes".

La Sociedad Internacional de Medicina Sexual recomienda visitar a un médico si experimentas síntomas similares a la gripe después de un orgasmo.

Este artículo se publicó originalmente en HuffPost.