INTERNACIONAL
17/01/2019 12:42 PM CST | Actualizado 21/01/2019 12:48 PM CST

"Miles más" y "quién sabe qué pasó" con niños migrantes separados de sus padres en EU

Trump separó a más niños migrantes de su familia de lo que se pensaba, de acuerdo con un reporte oficial.

El gobierno de Trump pudo haber separado a "miles" de niños de sus padres inmigrantes en la frontera, cifras superiores a las reportadas anteriormente, y ni se sabría cuántas familias se separaron en total, según un informe publicado este jueves por el inspector general del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS). El gobierno tampoco sabe si estas familias se reunificaron.

Este grupo se suma a los 2 mil 737 niños que el gobierno separó de sus padres a partir de abril pasado, como parte de una política de "tolerancia cero" que exigía que todos los inmigrantes fueran procesados penalmente después de cruzar la frontera.

En el verano de 2017, personal y funcionarios de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR, por sus siglas en inglés), que administra los refugios gubernamentales para niños migrantes no acompañados, vieron un "aumento abrupto" en el número de niños separados.

Según el informe del inspector general, estos niños eran "a menudo muy jóvenes" y requerían "colocación en instalaciones con licencia especial", lo que daba como resultado una escasez de camas.

El informe no especifica la cantidad exacta de niños que se separaron de sus padres porque el personal de ORR solo realizó un seguimiento informal del problema, ni explica por qué estos niños fueron retirados de sus padres y madres. Es probable que sea imposible para el gobierno determinar el alcance total de cuántos niños migrantes separó de sus padres la administración de Trump.

La protesta pública y política contra la política de "tolerancia cero" de Trump fue tan fuerte que el presidente de EU firmó una orden ejecutiva para detener la separación familiar en junio. Y este nuevo informe ha reavivado la ira por una práctica cruel que deshumaniza a los inmigrantes.

"La política de separación familiar de la administración Trump es más que un error burocrático en el juicio. Es y fue una política cruel inconsistente con los valores de esta nación", dijo el senador Dick Durbin (demócrata por Illinois) en una declaración. "Es inconcebible que el gobierno de Estados Unidos haya elegido separar secretamente a miles de niños de sus padres o tutores, no pudo o no quiso reunir a estas familias durante meses debido a un liderazgo incompetente y una planificación deficiente, y aún no sabe cuántos niños fueron separados."

Durbin también pidió que el secretario de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, renuncie.

En Ms. L v. ICE, una demanda de ACLU que requería que la administración de Trump reuniera a los niños separados con sus padres, la organización también criticó al gobierno por no haber dado seguimiento adecuado a las familias separadas, lo que obligó a defensores de inmigración a encontrar las ubicaciones de cientos de los propios padres deportados.

De acuerdo con el informe del inspector general, 159 niños que fueron separados bajo la "tolerancia cero" todavía están bajo la atención de la ORR. Más de la mitad de los padres de estos niños fueron deportados y optaron por mantener a sus hijos en Estados Unidos debido a las situaciones de peligro para la vida a las que huyeron en América Central.

"Este informe reafirma que el gobierno nunca tuvo una idea clara de cuántos niños robaron de sus padres", dijo Lee Gelernt, abogado principal y subdirector del Proyecto de Derechos de los Inmigrantes de la ACLU en una declaración. "Volveremos a la corte por esta última revelación".

Este texto se publicó originalmente en HuffPost.