INTERNACIONAL
17/01/2019 5:43 PM CST | Actualizado 17/01/2019 5:46 PM CST

Los "bebés ancla" de mujeres chinas comienzan a generar discusión en Canadá

Columbia Británica es el destino para asegurar la nacionalidad canadiense a hijos de parejas chinas.

d3sign via Getty Images

Una de las políticas que Donald Trump ha señalado como nocivas para la migración a Estados Unidos son los "anchor babies" (bebés ancla), por el cual las mujeres embarazadas dan a luz en su país y podían acceder a la residencia legal en esa nación, esa práctica se está replicando en Canadá por mujeres de origen chino, reportó The New York Times.

La ciudad de Vancouver es uno de los destinos en Canadá que recibe más población de origen asiático y es en la tercera urbe de esa nación donde se han implantado "casas de bebés", donde se reciben a las mujeres chinas para pasar las últimas semanas de su embarazo y dar a luz en el país.

El diario neoyorkino señala que estos centros brindan masajes para estimular la lactancia, paseos a los centros comerciales y conversatorios acerca de maternidad.

Aolin Chen via Getty Images
Vancouver es la tercera ciudad de Canadá, con más de 2.5 millones de habitantes es una de las urbes con mejor calidad de vida del mundo.

"Es una inversión en la educación de mi hijo", dijo Melody Bai a NYT, mientras volvía a Shanghai, después de tener a su hijo en Canadá.

Esta práctica pone al descubierto el descontento de los conservadores canadienses ante esta migración que crece cada año.

El principio de jus soli (el derecho del suelo), nacer en suelo canadiense se brinda la ciudadanía de forma automática.

Según datos de población, Richmond, una localidad periférica a Vancouver, registró que de los 200 mil habitantes un 53% es de origen chino. El Hospital de Richmond tiene la mayor tasa de partos de personas no residentes del país, uno de cada cinco bebés es de una madre que no vive en Canadá. La ciudad tiene más de 20 "casas de bebés".

ASSOCIATED PRESS
Los asiáticos son uno de los componentes sociales más importantes de la provincia de British Columbia.

"El turismo de parto puede que sea legal, pero es poco ético y de pocos escrúpulos", expresó Joe Peschisolido, miembro del Partido Liberal en el Parlamento de Richmond; elevó la petición contra esta práctica a Ottawa.

Para algunos canadienses esta medida viola los derechos de ciudadanía que otorga el país.

Estados Unidos, México y Brasil, entre al menos 30 países, brindan la nacionalidad solo por haber nacido en suelo nacional, para otras naciones desarrolladas como Reino Unido y Australia ya existen restricciones para la ciudadanía por nacimiento, ya que se le exige a uno de los padres sea residente permanente o ciudadano.

Cortesía
Los espacios para las "casas de bebés" son ofertados desde China, para que las madres se animen a tener un hijo con documentación de Canadá.

El Partido Conservador ha pedido a las autoridades federales que se retire el derecho de ciudadanía incondicional por nacimiento.

Un parto puede costar unos 60 mil dólares canadienses (858 mil 895 pesos mexicanos)

En la información presentada por New York Times, menciona que las madres locales han sido desplazadas por las madres turistas chinas en los servicios locales de salud. Por lo que existen iniciativas que buscan vetar este tipo de "bebés ancla" en Canadá, por otra parte, para las familias chinas ven la posibilidad de emigrar al largo plazo cuando el hijo pueda asistir a una universidad canadiense. La discusión está por comenzar.