ESTILO DE VIDA
16/01/2019 6:00 AM CST | Actualizado 16/01/2019 10:41 AM CST

14 pensamientos que debes tirar a la basura si quieres ser feliz

Si crees que es natural tener pensamientos catastróficos, SPOILER: no lo es. Evita estos pensamientos si quieres una vida más feliz.

¿Así que te propusiste ser una persona más saludable este año? Entonces, seguramente apuestas por comer mejor y hacer más ejercicio. Pero, ¿qué estás haciendo por tu salud mental?

Expertos recomiendan comenzar con atacar tus pensamientos negativos porque tenemos miles de ellos al día, y pueden llegar a perjudicar tu bienestar. De hecho, algunas investigaciones han sugerido que los pensamientos negativos pueden estar vinculados a enfermedades físicas como las enfermedades del corazón.

Entonces, ¿por qué no inclinar la balanza a tener pensamientos más positivos? Este cambio puede hacer maravillas por tu mente y por tu salud en general. Te damos 14 pensamientos que expertos recomiendan que debes tirar a la basura si quieres ser más feliz:

1. "Lo hago después"

Westend61 via Getty Images

Ponerte al día con tu serie favorita de Netflix puede ser la opción más atractiva cuando tienes algo de tiempo libre, pero posponer algo que en verdad necesitas hacer puede generar más estrés.

Crear motivación y agregar estructura a tus rutinas puede ayudarte a evitar la necesidad de detenerte, comentó el psicoterapeuta Lucas D. Saiter.

"Las listas de cosas por hacer son muy efectivas para motivar a las personas y hay investigaciones que lo demuestran", dijo. "Haz metas alcanzables, escríbelas y ve por ellas".

2. Cualquier tipo de pensamiento catastrófico

Una cosa mala no siempre lleva a otra. Es fácil dejar que tu mente profundice en el lado oscuro.

"Cuando pensamos que las cosas son peores de lo que son, o suponemos que debido a que sucedió algo malo ocurrirán más cosas malas, te puede causar una gran cantidad de agitación emocional", dijo el psicoterapeuta Robyn Gold.

Gold citó la típica secuencia de pensamientos catastróficos con este ejemplo: "Reprobé un examen. Esto significa que fallaré en toda la materia, y eso significa que nunca me graduaré. Entonces nunca conseguiré un trabajo y viviré en la casa de mis padres por el resto de mi vida".

Para combatir este tipo de pensamientos, el especialista recomendó preguntarse cuáles son los resultados posibles, incluidos los resultados positivos. "Por ejemplo, en la situación anterior, puedes tomar más control diciéndote a ti mismo que tienes el poder de hacerlo mejor la próxima vez y usar ese proceso de pensamiento para motivarte a tener éxito", agregó.

3. "Soy inadecuado"

Este tipo de pensamiento puede afectar rápidamente tu capacidad para tener éxito en tu lugar de trabajo y dentro de sus relaciones personales.

Lynn Whitbeck, fundadora del sitio en línea enfocado a asesorar a mujeres petite2queen.com, ha desarrollado el acrónimo "YASS" para ayudar a sus clientes a superarse en caso de no sentirse lo suficientemente buenos.

Y = Why you. Remember, you add value. (Por qué tú. Recuerda, agregas valor)

A = Allowed to fail. Give yourself permission to fail. When you fall, you always get back up. (Permitido fallar. Date permiso para fallar. Cuando te caes, siempre te levantas)

S = See success. Breathe and reframe your mindset. (Mira el éxito. Respira y replantea tu mentalidad)

S = Surge forward. Take a leap of faith, because if you don't ask, you don't get. (Ve hacia adelante. Da un salto de fe, porque si no lo pides, no lo tendrás)

4. Creer que el autocuidado es egoísta

Si has viajado en avión, entonces te sabes muy bien esa instrucción de poner primero la máscara de oxígeno antes de ayudar a otra persona en caso de emergencia. Eso debería ser una metáfora de la vida, según Shainna Ali, consejera de salud mental.

Pero a menudo nos sentimos culpables si ponemos nuestras propias necesidades por encima de las cosas que nos sentimos obligados a hacer. Eso no es bueno; no solo te deja insatisfecho, sino que tampoco tendrás energía para gastar en las personas que te importan.

"Así que está bien decir 'no' a las invitaciones si sientes que te beneficiará más quedarte en casa y darte una ducha con burbujas".

5. "Su vida es mucho mejor que la mía"

PeopleImages via Getty Images

Es fácil desplazarte por Instagram y asumir que todos los demás llevan una vida muy superior a la tuya. Pero esto, por lo general, está lejos de la verdad, según Ree Langham, psicóloga y escritora de ParentingPod.com.

"Esa persona que crees que tiene la mejor vida puede ser muy miserable cuando nadie la ve".

"Lo que ves es solo la capa exterior de lo que puede estar sucediendo dentro. En otras palabras, las personas ponen lo que quieren que otros vean", dijo Langham.

"Puede que pienses que tu vida es una mierda porque alguien más tiene un auto elegante, un par de hijos, un buen trabajo, una esposa guapa, un perro lindo, una casa cara y una cerca de piquetes blancos, pero no sabes lo que sucede a puerta cerrada", agregó Langham.

6. "Seré feliz cuando..."

Atar tu felicidad a un logro en el futuro, como perder 15 kilos, enamorarte u obtener un ascenso, es un juego peligroso. La psicóloga Nicole Issa, recomendó cambiar tu patrón de pensamiento para que no siempre estés dispuesto a cambiar tus circunstancias.

"En cambio, piensa en lo que imaginas que será diferente cuando te den ese ascenso, pierdas peso, encuentres el amor, etc. Como te haga sentir eso, trata de cultivarlo para este momento", agregó.

Issa sugirió que recuerdes que puedes ser feliz ahora mismo si intentas trabajar a través de pequeños cambios, y que tendrás una mayor probabilidad de llegar a donde quieres estar si eres feliz.

Da el primer paso con una comida saludable o date de alta en una aplicación de citas. Disfruta de esos pequeños pasos, que pueden sumarse rápidamente.

7. "No debería sentirme así"

"Juzgarte a ti mismo por tus emociones es como juzgarte por la temperatura de tu cuerpo. No está bajo tu control", dijo Tina Gilbertson, psicoterapeuta y autora de Constructive Wallowing: How to Beat Bad Feelings by Letting Yourself Have Them.

"Es común creer que podemos elegir nuestras emociones, pero si lo piensas, es una tontería. Si pudiéramos elegir nuestros sentimientos, ¿por qué no todos serían felices todo el tiempo?" Tina Gilbertson

Abby Thompson, un terapeuta matrimonial y familiar, estuvo de acuerdo con Gilbertson, y agregó que los sentimientos pueden actuar como un barómetro para lo que está sucediendo dentro de nosotros. "Todos nos sentiríamos mucho mejor si los dejamos pasar".

8. "Esto solo me pasa a mí"

"Te quedaste sin gasolina a mitad del camino, te pones en una fila que no se mueve, tu equipaje se pierde, tu vuelo se retrasa, o recibes un artículo que se rompe o se destruye, tu primer impulso negativo es decir que esto siempre te pasa a ti. ¿En serio? ¿Siempre?" comentó Toni Coleman, psicoterapeuta, coach de relaciones y mediador de divorcios.

Coleman dijo que este tipo de pensamiento debería ser desterrado porque pinta a una persona como víctima de circunstancias injustas, lo que refuerza una actitud negativa acerca de cómo el mundo los trata.

Cuando surgen este tipo de pensamientos, el especialista sugirió detenerse a mitad de camino y sustituir algo como: 'Oye, llegaré un poco tarde hoy, pero es una casualidad y no es un gran problema en el gran esquema de las cosas'.

Simplemente sustituye el pensamiento —si lo tomas con humor es mejor—; piensa y sigue adelante", agregó Coleman.

9. "Quiero verme como él/ella"

Westend61 via Getty Images

Es fácil pasar la página de una revista y codiciar el cuerpo de tu celebridad favorita. Pero esto no es nada saludable o beneficioso para tu felicidad, dijo Thompson.

"Si bien el ejercicio y comer alimentos nutritivos siempre es una buena idea, desear que nuestros cuerpos se vean dramáticamente diferentes a menudo es una forma de postergar el hecho de vivir nuestras vidas", comentó.

"Si decidimos vivir plenamente ahora, no importa cuánto pesemos, imagina ¿cuán increíbles serían las cosas?"

Es natural que la apariencia física sea dura, pero la autocompasión puede ayudar.

"A nuestras mentes les gusta lanzarnos muchos pensamientos todo el tiempo y muchos de ellos son bastante inútiles", dijo Thompson. "Una forma de responder es reconocerlo y decirle a ese pensamiento: 'Gracias, pero elijo pensar esto de manera diferente este año".

10. "Yo debería..."

"Me gustaría enviar estas pequeñas palabras a la luna en una nave espacial y eliminarlas del vocabulario de cada persona", dijo Jennifer Hunt, presidenta de patología en la Universidad de Arkansas para Ciencias Médicas y fundadora de un programa de desarrollo de liderazgo para mujeres llamado Unlocking the Authentic Self.

"Yo debería" crea más toxicidad que casi cualquier otra frase, comentó. "Refleja una decepción, una oportunidad perdida, una comparación poco saludable entre un ideal y una realidad, y un vistazo constante en el espejo retrovisor", dijo Hunt.

Estas "declaraciones de deber" pueden volverse tóxicas y devorar la confianza en sí mismo.

11. "Soy una/un idiota"

Los pensamientos autocríticos pueden afectar el autoestima y confianza en uno mismo, dijo Karen Donzaldson, experta en comunicación, lenguaje corporal y coach.

"Con el tiempo, te conviertes en tu mayor crítico, dejas de actuar, comienzas a poner excusas cuando las personas te hablan de la misma manera que te hablas a ti mismo, dejas de compartir y comienzas a vivir como si no fueras suficiente"

Intenta reemplazar un pensamiento autocrítico con algo más de apoyo. Donzaldson sugirió hacer una lista de tres cosas que haces realmente bien y tres cosas que amas de ti mismo. "Cada vez que aparece un pensamiento autocrítico, reemplázalo con una de esas seis cosas", recomendó.

12. "Trataré"

EMS-FORSTER-PRODUCTIONS via Getty Images

El uso de la palabra "intentar" nos da una red de seguridad para fallar y no comunica un compromiso total con nosotros mismos ni con los demás, de acuerdo con Melissa Wolak, una mediadora holística, coach y oradora en Boulder, Colorado.

"Los pensamientos y las palabras son poderosos. Afectan nuestras acciones y nuestra energía al completar tareas o enfrentar desafíos", dijo Wolak.

En lugar de usar "intentar", ella sugirió decir: "Lo haré", "Haré lo mejor que pueda", "Puedo hacer esto".

13. "Si no es perfecto, no vale la pena hacerlo"

Si solo haces cosas que crees que puedes hacer perfectamente, nunca harás nada, dijo Jude Treder-Wolff, un trabajador social y psicoterapeuta de grupo.

Según el especialista, este tipo de pensamiento es perjudicial porque elimina la fase de aprendizaje esencial de un nuevo rol o habilidad. "Reconocer este pensamiento como tóxico es un paso importante, ya que lo reemplaza con pensamientos nuevos y saludables. Intenta: "Todo lo que vale la pena hacer requiere la libertad para equivocarse" o "Todo lo que requiere un esfuerzo dará como resultado aprender a hacer algo mejor".

14. "No sé cómo hacerlo"

El secreto para comenzar con una tarea aparentemente imposible es concentrarse en lo que sabes hacer en ese momento, tomar las cosas paso a paso y aprender a medida que avanzas.

"Cuando te concentras en tratar de conocer los pasos del 1 al 50, te adelantas y esto evita que progreses", comentó Sumayya Essack. "Los grandes objetivos como cambiar de carrera y comenzar un negocio no tienen fórmulas de pintar por números, por lo que no se pueden conocer todos los pasos".

Si te sientes estancado, Essack sugirió que te digas a ti mismo: "Descubriré el siguiente paso y lo tomaré". "Piensa solo en cuál es el próximo paso posible y factible que podrías tomar", sugirió. "Toma eso y ve solo por eso. Lo demás lo descubrirás a medida que avanzas".

Este artículo se publicó originalmente en HuffPost Life.

VIDEO SUGERIDO