UN MUNDO MEJOR
14/01/2019 2:47 PM CST | Actualizado 14/01/2019 4:39 PM CST

5 momentos en los que los huachicoleros desafiaron la estrategia de AMLO

Los grupos criminales dedicados al robo de combustible han respondido con violencia al plan de seguridad de presidente

El presidente Andrés Manuel López Obrador  y su gabinete durante la conferencia mañanera para informar sobre el avance de la estrategia contra el robo de hidrocarburos en el país.
FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM
El presidente Andrés Manuel López Obrador y su gabinete durante la conferencia mañanera para informar sobre el avance de la estrategia contra el robo de hidrocarburos en el país.

La estrategia contra el robo de combustibles que echó a andar el gobierno federal, a cargo del presidente Andrés Manuel López Obrador, ha desatado una violenta reacción por parte de grupos del crimen organizado, que ven amenazado un negocio ilícito de 60 mil millones de pesos anuales y su capacidad económica para mantenerse como un poder de facto y violento en varias regiones del país.

Estos grupos, muchas veces identificados con cárteles violentísimos y acaudalados, como el Cártel Jalisco Nueva Generación, no han tardado en enviar mensajes indirectos al gobierno de México de que no cederán los ductos de Petróleos Mexicanos sin dar pelea.

Estos son 5 momentos en los que los huachicoleros desafiaron al presidente López Obrador.

1. El domingo 13 de enero, en Valle de Chalco, Estado de México, el presidente reconoció que grupos criminales perforaron el ducto de combustible que va de Tuxpan a Azcapotzalco y que abastece de gasolina a la Ciudad de México y al Estado de México. El objetivo, dijo, era prolongar la crisis de escasez de combustible para que su gobierno perdiera respaldo social en la lucha contra el crimen organizado.

"Echan a andar los ductos, sobre todo el de Tuxpan a Azcapotzalco y en la noche los rompen, los 'pinchan', para dejarnos sin abasto y que se resienta en la Ciudad de México y el Estado de México", aseguró.

"Fueron a pinchar el ducto y a decirle a la gente 'agarren gasolina', 'aquí está'. Y algunos estaban ahí con cubetas recogiendo gasolina. No les hagan el juego a estos corruptos. Aunque les digan que aprovechen, (pido) que la gente no proteja a estos delincuentes", señaló.

2. Un día antes, el 12 de enero, López Obrador reconoció en Morelos que ese mismo ducto, Tuxpan-Azcapotzalco, fue perforado tres veces. Casi siempre cerca de medianoche, cuando grupos huachicoleros abren boquetes en las tuberías de Pemex para provocar inmensas fugas.

"No nos vamos a cansar. A ver quién se cansa primero, pero me canso ganso de que vamos a poner orden", retó el presidente, en una ceremonia en la que lanzó el decreto que declara el 2019 como el año de Emiliano Zapata.

3. El 13 de enero, un grupo de huachicoleros armados con rifles de grueso libre amenazó de muerte a elementos de la policía municipal de Quecholac, Puebla, por impedir la sustracción ilegal de gas LP sobre los poliductos de Pemex.

Cerca de las 5 de la tarde, en los límites de las comunidades de San Simón de Bravo y La Compañía, las autoridades llegaron hasta el lugar donde había gente sospechosa en terrenos de cultivos, según una denuncia anónima. Los hombres armados en lugar de huir o ser arrestados, amenazaron de muerte a los policías y los corrieron del campo.

De acuerdo con medios de comunicación locales, los huachicoleros gritaron a los uniformados "¡Para que avisen que este es nuestro territorio!"

4. Pese a la vigilancia de los ductos de Pemex por parte de miembros de las Fuerzas Armadas, el 10 de enero un comando armado "ordeñó" varias tuberías en al estado de Chihuahua y cargó con gasolina dos pipas con capacidad de 20 mil litros de gasolina, cada una.

Los criminales pretendían llevarlas a una mina en la Sierra Tarahumara, la Mina Palmarejo, en el municipio serrano de Bocoyna, en pleno apogeo de la estrategia contra el robo de combustible.

Tras un operativo en la zona, agentes de la Comisión Estatal de Seguridad capturaron a dos hombres, identificados como los principales operadores en el robo de hidrocarburos en Chihuahua y aseguraron los 40 mil litros de combustible.

5. El domingo 13 de enero, por la mañana, tres militares fueron retenidos por pobladores de Santa Ana Ahuehuepan, municipio de Tula, Hidalgo, donde operan bandas dedicadas al robo de combustible de ductos de Pemex, ligados con el cártel de Los Zetas.

Unos 200 pobladores, que protegen a los criminales locales, quisieron linchar a los elementos del Ejército mexicano que realizaban operativo contra la extracción de hidrocarburos tras un enfrentamiento a balazos entre los uniformados y un grupo de huachicoleros, uno de los cuales fue abatido.

Los vecinos de de Santa Ana, con armas de fuego, palos, tubos y piedras, retuvieron a los soldados, los golpearon y amenazaron quemarlos vivos. Varias horas de negociación después, los militares fueron liberados con una advertencia: no se vuelvan a parar por aquí o los matamos.

VIDEO SUGERIDO