MÉXICO
11/01/2019 10:52 AM CST | Actualizado 11/01/2019 11:51 AM CST

Van 24 cadáveres en Miguel Alemán, pueblo codiciado por huachicoleros de Tamaulipas

En un principio, militares hallaron 19 cuerpos; ahora, el conteo va en 24 y no se descarta que aumenten los restos calcinados

Así quedaron las camionetas con varios cuerpos en su interior después del enfrentamiento entre miembros del crimen organizado
*
Así quedaron las camionetas con varios cuerpos en su interior después del enfrentamiento entre miembros del crimen organizado

El número de cadáveres calcinados hallados en una comunidad que forma parte de la Cuenca de Burgos, una rica zona de hidrocarburos altamente deseada por grupos del crimen organizado dedicados al robo de combustible, va en aumento: de 19 subió a 21 y este jueves el gobierno de Tamaulipas informó que creció a 24.

Los cadáveres fueron hallados el miércoles pasado, cuando presuntos integrantes del Cártel del Noreste y el Cártel del Golfo se enfrentaron en un camino rural del ejido Refugio Hinojosa, en el municipio fronterizo de Miguel Alemán, Tamaulipas.

Ambos grupos criminales se disputan en las principales ciudades tamaulipecas —como Reynosa, Matamoros, Nuevo Ladero y Ciudad Victoria— la venta de drogas, la extorsión y el secuestro. Pero en pequeños municipios como Miguel Alemán la guerra es por el robo de combustible y las rutas de tráfico de droga y migrantes.

"Inicialmente se habló de 19 muertos y cuatro camionetas. Después ya con Servicios Periciales se encontraron 21 muertos y siete camionetas, y hasta hace algunas horas se encontraron tres cuerpos más. En total son 24 cuerpos, siete vehículos incendiados y había casquillos de diferentes calibres en la zona", explicó Luis Alberto Rodríguez Juárez, vocero de seguridad del gobierno de Tamaulipas,

"Entre las evidencias se encontró que había siglas dentro de las camionetas de dos grupos que, parecía, estaban en una situación de enfrentamiento. Esto es lo que se presume, dadas las evidencias: se trató de un enfrentamiento entre grupos rivales", señaló el vocero.

La zona de la Cuenca de Burgos abarca municipios de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, donde decenas de empresas del ramo energético se han asentado para aprovechar las reservas naturales del país en crudo y gas shale.

Su instalación en la zona no ha sido fácil: distintos reportajes nacionales e internacionales, al menos desde 2004, dan cuenta del asedio que viven por parte de grupos criminales que se enriquecen con actividades ilícitas como el robo y reventa de combustible para empresas de Estados Unidos.