MÉXICO
10/01/2019 5:58 AM CST | Actualizado 10/01/2019 8:33 AM CST

Hallan a 19 calcinados en Miguel Alemán, región codiciada por huachicoleros del norte

En el municipio de Miguel Alemán, Tamaulipas, elementos del Ejército encontraron 20 muertos, 19 de ellos casi carbonizados

Los 19 cuerpos calcinados fueron encontrados en cinco camionetas abandonadas a la orilla de un camino rural
*
Los 19 cuerpos calcinados fueron encontrados en cinco camionetas abandonadas a la orilla de un camino rural

El horror en Tamaulipas no termina. Ahora, elementos del Ejército mexicano encontraron a 20 asesinados —19 de ellos calcinados— dentro y muy cerca de cinco camionetas incineradas en un camino rural del ejido Refugio Hinojosa, en el municipio fronterizo de Miguel Alemán, Tamaulipas.

La Procuraduría General de Justicia del estado informó que una denuncia anónima alertó a agentes del Ministerio Público con sede en el municipio de Ciudad Mier sobre los cadáveres; por la tarde de este miércoles, personal militar acudió el lugar del multihomicidio para acordonar la zona.

De acuerdo con la cuenta de Twitter @TamaulipasCRojo, dedicada a informar sobre situaciones de riesgo en la entidad, los homicidios son resultado de un enfrentamiento entre miembros de dos cárteles que se disputan la zona: el Cártel del Noreste y el Cártel del Golfo.

*
Así lucían las camionetas incineradas en el municipio fronterizo de Miguel Alemán, Tamaulipas

Ambos grupos criminales se disputan en las principales ciudades tamaulipecas —como Reynosa, Matamoros, Nuevo Ladero y Ciudad Victoria— la venta de drogas, la extorsión y el secuestro. Pero en pequeños municipios como Miguel Alemán la guerra es por el robo de combustible y las rutas de tráfico de droga y migrantes.

Miguel Alemán, un pequeño pueblo de menos de 20 mil habitantes y ubicado a las orillas de Río Bravo, forma parte de la región conocida como Cuenca de Burgos, donde se concentra el mayor yacimiento de gas shale, un codiciado combustible que los cárteles roban a Petróleos Mexicanos para vender en Estados Unidos.

De acuerdo con datos de Pemex, los recursos naturales en la Cuenca de Burgos representan el 20 por ciento de la producción total de combustible en México. A la red de ductos de recolección y transporte se suman, al menos, 127 estaciones de recolección, 28 de trasiego y 10 de entrega.

En septiembre de 2018, la agencia de noticias Reuters publicó un reportaje que fue retomado por medios mexicanos con el título "En zona rica en gas shale en México, narcoviolencia asusta a perforadores".

En el texto, los periodistas consignaron que en 2003 Pemex adjudicó a Repsol un contrato de servicios en la Cuenca de Burgos para desarrollar varios yacimientos de gas natural a lo largo de la frontera de Tamaulipas durante 10 años.

"Cuando Repsol empezó a trabajar en la zona, la región de Reynosa era relativamente tranquila, pero en un par de años se sumergió en el caos después de que el expresidente Felipe Calderón emprendió una fuerte ofensiva contra los cárteles de la droga.

"El ejecutivo de Repsol dijo que las petroleras tenían que protegerse contra secuestros, extorsión y los fuegos cruzados de trabajadores entre bandas rivales, junto con lo que es ahora el delito de más rápido crecimiento en México: el robo de combustible. La firma invirtió en seguridad privada, dijo el ejecutivo, pero no fue suficiente. 'Eso es lo que nos hizo irnos', dijo el ejecutivo", se lee en la investigación.

Quien controla ese negocio en municipios como Miguel Alemán hinca el diente una de las 10 más grandes reservas de gas shale del mundo, de acuerdo con las estimaciones de la Administración de Información de Energía de Estados Unidos.