INTERNACIONAL
07/01/2019 11:11 AM CST | Actualizado 07/01/2019 11:20 AM CST

Rahaf Mohammed al-Qunun huyó del islam. Su familia amenaza con matarla

Rahaf Mohammed al-Qunun, de origen saudí, está retenida en Bangkok donde teme por su vida tras renunciar al islam

Rahaf Mohammed al-Qunun dice que se suicidará si es repatriada a Arabia Saudita por funcionarios de inmigración tailandeses.
Rahaf Mohammed al-Qunun says she will be killed if she is repatriated to Saudi Arabia by Thai immigration officials|-
Rahaf Mohammed al-Qunun dice que se suicidará si es repatriada a Arabia Saudita por funcionarios de inmigración tailandeses.

Una joven saudí retenida en el aeropuerto de Bangkok a la espera de ser deportada afirmó este lunes que recibió amenazas de muerte de su familia, de la que huyó tras apostatar del islam y rechazar un matrimonio concertado.

"Me han amenazado con matarme antes y no tienen miedo de amenazarme en público (...). Me consideran su propiedad o su esclava", escribió en Twitter Rahaf Mohammed Al-Qunun, que desde el sábado ha relatado su odisea en Bangkok casi en directo en la red social.

Según la ONG Human Rights Watch (HRW), Al-Qunun, de 18 años, se enfrentó con su familia después de renunciar al islam y un matrimonio concertado provocó que se decidiera a huir cuando se encontraba junto con sus familiares en Kuwait.

Que su familia tratara de obligarla en un matrimonio concertado parece que fue la gota que colmó el vaso.Sunai Pasuk, investigador de HRW en Tailandia

"Se negaba a llevar hijab y había esta tensión con la familia debido a desacuerdos en asuntos religiosos... Que su familia tratara de obligarla en un matrimonio concertado parece que fue la gota que colmó el vaso", dijo Sunai Pasuk, investigador de HRW en Tailandia, a la agencia EFE.

Sunai dijo que la joven saudí llegó el sábado al aeropuerto Suvarnabhumi en un vuelo desde Kuwait, donde aprovechó que las mujeres no necesitan autorización de sus "guardianes masculinos" para viajar como ocurre en Arabia Saudita.

El investigador de HRW dijo que Al-Qunun se encontraba en tránsito en Bangkok con el objetivo de viajar a Australia, para lo que tenía un boleto de avión y visado en regla, y acusó a las autoridades tailandesas de "mentir" al afirmar que le denegaron el visado al tratar de entrar en Tailandia.

Al-Qunun, que abrió su cuenta de Twitter este mes, empezó a escribir y subir videos el sábado en la red social, donde su historia se ha hecho viral y acumula más de 42 mil seguidores.

La joven ha asegurado que un empleado de la aerolínea Kuwait Airways le confiscó el pasaporte y le dijo que, a petición de la Embajada de Arabia Saudita, iba a ser obligada a embarcar en un vuelo de vuelta a Kuwait, donde la esperaba su familia.

"No salgo de mi habitación hasta que vea a ACNUR (Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados). Quiero asilo", ha dicho Al-Qunun en un vídeo publicado en Twitter.

Este texto se publicó originalmente en El HuffPost.