ESTILO DE VIDA
06/01/2019 7:30 AM CST | Actualizado 06/01/2019 10:08 AM CST

15 sencillas maneras de ser una persona más feliz

Hablar con un amigo lejano, regalarte tiempo para ti o salir a caminar, son algunas de las maneras en que puedes ayudarte a ser más feliz.

Tatomm via Getty Images

Hay una cita del autor Jaeda DeWalt que reflexiona sobre la alegría de una perspectiva diferente: "La felicidad se crea y no se encuentra, es un estado mental y en su mejor forma, es independiente de las circunstancias de la vida".

Esto significa que cada día puedes elegir hacer algo para sentirte más feliz. Y en un mundo en el que estás lidiando con noticias devastadoras, problemas laborales, estrés de dinero, problemas de relaciones y más obstáculos incómodos que están fuera de tu control, ¿no es bueno saber que tienes un poco de autonomía sobre cómo te sientes?

Con un arsenal de técnicas simples y gratuitas para aliviar cualquier situación, estarás mejor preparado para manejar cualquier cosa. Estas son solo algunas de las formas en que puedes hacerte más feliz este año (y siempre):

1. Habla con alguien que quieras

PeopleImages via Getty Images

Con tantas formas de conectarse en estos días, esta es simple de hacer, que a menudo olvidamos. Graba un texto, haz un FaceTime o regresa a las cartas y escríbele a alguien que está lejos. Estudios demuestran que aquellos que fomentan las conexiones tienden a llevar vidas más saludables y felices. Es posible que no siempre tengas tiempo para ponerte al día con el teléfono, pero incluso enviar un simple emoji de corazón podría hacerles algo bueno a ti y a la persona que se lo envías.

2. Escribe algo por lo que estás agradecido

La gratitud y la felicidad están intrínsecamente vinculadas, por lo que podrías considerar hacer de la gratitud un hábito. Si lo tuyo no es un diario, con que escribas pensamientos positivos o grabes en audio una o dos cosas por las que estás agradecido puede ser suficiente. (¿Te fuiste sentado en el Metro? ¿Llegaste a tiempo a tu trabajo toda la semana? ¿Comiste algo increíblemente delicioso?) Este ejercicio te ayudará a recordar que no importa cuán oscuro te sientas, los puntos de luminosidad existen en tu vida y son más simples de lo que crees.

3. Hazte un desayuno rápido y saludable

demaerre via Getty Images
Desayuno.

"Lo que hacemos a primera hora de la mañana generalmente marca la pauta para el resto del día", dijo previamente el psicólogo Tim Sharp a HuffPost. Comenzar el día con un nutritivo y abundante desayuno puede ser lo que le faltaba a tu rutina. Investigaciones sugieren que comer más frutas y verduras puede aumentar tu felicidad, y obtener algunas calorías en tu sistema antes de salir y enfrentarte al mundo configurando tu cuerpo y tu cerebro para el éxito.

4. Dile adiós a personas que no te aportan nada

Esto suele ser difícil, pero te convendrá despertarte cada mañana con menos rencores que los que tuviste ayer. Si realmente estás luchando para dejar ir, considera el perdón como un regalo para ti mismo, no para la persona o el evento que intentas perdonar. Estudios han subrayado los beneficios de liberar resentimientos: puede mejorar tu bienestar, disminuir tu ansiedad e incluso fortalecer tu sistema inmunológico.

5. Permítete sentirte enojado o triste cuando lo necesites

Suena extraño, pero funciona. Si bien es importante dejarse llevar, es igualmente importante que te permitas sentir lo que sientes cuando llegue el momento. En realidad, hay formas constructivas de quejarse y lidiar con las molestias; mantenerlo todo a veces puede hacer más daño que bien. Un estudio de 2015 examinó los efectos de dejar que las irritaciones se desvanecieran, y descubrió que hacerlo a menudo provocaba sentimientos de arrepentimiento. El llanto, además, puede ser terapéutico.

6. Tira tus pensamientos negativos a la basura

Si tu cerebro continúa reproduciendo un pensamiento que es negativo y se interpone en el camino de tu felicidad, literalmente, deséchalo. Escribe cualquier pensamiento negativo que tengas sobre ti en un pedazo de papel, y aviéntalo a la basura. Esta práctica ha demostrado mejorar tus sentimientos. Puede sonar un poco ridículo, pero inténtalo, no tienes nada que perder excepto tu negatividad.

7. Sal a tomar aire fresco

Thomas Barwick via Getty Images

Tu receta de felicidad está en las nubes, solo tienes que salir y conseguirla. Se ha demostrado que el aroma familiar de los pinos disminuye el estrés y ayuda a sentirse relajado, mientras que el oxígeno fresco puede llevarte a sentirte con energía. Deshazte de ese viejo aire de oficina, aunque solo sea por unos minutos, para tomarte una dosis de naturaleza.

8. Aléjate un poquito de las redes sociales

No es ningún secreto que las redes sociales pueden albergar toxicidad. Tomar un descanso de estas plataformas puede ser tu arma secreta para luchar contra la ansiedad. No es necesario que elimines completamente tu cuenta de Facebook para sentirte mejor (aunque si quieres, hazlo). Pero si puedes pasar un poco menos de tiempo mirando fotos de parejas o a los demás con sus "vidas perfectas", tu cerebro podría hacer más espacio para las cosas buenas.

9. Disfruta tu música favorita

Incluso a los bebés les gusta rockear sus canciones favoritas, y los estudios demuestran que hay un vínculo entre escuchar música y sentirse feliz. Escuchar la música que amas aumenta tus niveles de dopamina, así que pon tu lista de reproducción favorita y disfruta.

10. Haz ejercicio (sí, aunque lo odies)

boonchai wedmakawand via Getty Images
Hacer ejercicio.

A estas alturas, está bien establecido que el ejercicio tiene algunos poderes innegables que mejoran el estado de ánimo. Saber esto no significa que te sientas más motivado para hacer ejercicio. La clave aquí es encontrar una actividad que no te asuste por completo: tal vez llevar al perro de un vecino a correr, caminar unas cuantas cuadras mientras te reúnes con un amigo o haces entrenamientos de YouTube en tu ropa interior. Tómate un tiempo para probar diferentes técnicas para que puedas descubrir los tipos de movimientos que amas. El resto es fácil.

11. Estírate

Incluso si eres el tipo de persona que espera una clase de spinning, puedes experimentar algunos días en los que no puedes ir. El estiramiento es otra gran manera de liberar algunas endorfinas y hacer que la sangre fluya.

12. No tengas miedo de reconocer que tu tiempo es valioso

Si eres un complaciente con la gente que asume demasiado, esta es especialmente para ti. Date el regalo de rechazar las cosas con más frecuencia, ya sea una hora feliz de último minuto que interfiere con tu "tiempo" o un proyecto que no encaja con el resto de su lista de tareas pendientes.

Expertos aconsejan que decir no más a menudo es una de las mejores cosas que puedes hacer este año. Puede descubrir qué vale la pena ir y qué no lo es solo por su reacción inicial y visceral. "Si te preocupa lo que te piden, o te sientes enfadado, estresado o ansioso, es probable que esto sea algún tipo de imposición para ti, o algo que no quieras hacer", comentó recientemente el psicólogo Rachel Tomlinson a HuffPost.

13. Define qué es bienestar para ti (y luego practícalo)

Johner Images via Getty Images

Una mascarilla, siesta por la tarde, hacerse las uñas, ver un partido de fútbol, pasar tiempo rodeado de libros y estar tranquilo: sea lo que sea que te haga sentir bien, guárdatelo en el bolsillo trasero como un recurso para combatir el estrés.

14. Sé amable con alguien

Sonríele a un extraño, sostén la puerta para alguien, deja que alguien con menos artículos que tú en el súper pase primero en la fila. La amabilidad no cuesta nada, y los estudios demuestran que los pequeños actos de bondad contribuyen a tu propio bienestar. Y si estás buscando algo de inspiración, echa un vistazo a estas historias para sentirse bien (y, a veces, que cambian la vida) sobre extraños que son agradables con los demás.

15. Sé amable contigo mismo

Esa voz dentro de tu cabeza puede ser un ataque masivo, pero no tienes que permitirlo. Las investigaciones demuestran que la autoaceptación es la clave para una vida más feliz, pero es un hábito que rara vez practicamos. Aplastar el diálogo interno negativo, que puede hacerse probando técnicas cognitivas por tu cuenta o con la ayuda de un profesional, podría ser una de las mejores cosas que hagas por ti mismo.

Este artículo se publicó originalmente en HuffPost.

VIDEO SUGERIDO