UN MUNDO MEJOR
22/12/2018 10:21 AM CST | Actualizado 22/12/2018 11:20 AM CST

Miles firman en Canadá para que el gobierno prohíba las terapias de conversión

Las polémicas terapias de conversión buscan anular la orientación sexual e identidad de género de miembros de la comunidad LGBT

Solo tres países en el mundo prohíben estas terapias. Canadá busca ser el cuarto.
stock-eye via Getty Images
Solo tres países en el mundo prohíben estas terapias. Canadá busca ser el cuarto.

Las polémicas terapias de conversión —es decir, tratamientos pseudomédicos que buscan cambiar la orientación sexual e identidad de género de las personas LGBTQ— encontraron consenso entre miles de canadienses: que las prohíban.

A través de dos peticiones separadas, más de 70 mil canadienses han pedido al gobierno que tome acciones para sancionar a quienes las realicen: una petición fue firmada por 11 mil 200 personas y otra, originada por la organización It Gets Better Canada, sigue sumando más de 58 mil 400 rúbricas.

En la primera petición, los firmantes piden al gobierno de Canadá reformar las leyes necesarias para hacerlas ilegales; además, penalizar a quienes busquen que jóvenes canadienses salgan del país para ser sometidos a estas terapias en otras naciones.

La segunda petición exhorta a la administración de Justin Trudeau a poner explícitamente en las leyes nacionales que "Canadá se opone al uso de terapias de conversión y otros tratamientos relacionados".

Hasta el momento, solo tres países en el mundo prohíben las terapias de conversión: Ecuador, Brasil y Malta.

"Estas terapias están basadas en la idea errónea que ser gay, bisexuales, trans, es una enfermedad mental que puede ser curada", explicó Devon Hargreaves, uno de los iniciadores de la primera petición. "No solo es antiético, sino que es hiriente y agrede la dignidad de las personas".