UN MUNDO MEJOR
19/12/2018 8:34 AM CST | Actualizado 19/12/2018 9:34 AM CST

ONU aprueba una nueva Declaración Universal: la de los trabajadores del campo

El texto busca proteger la dignidad de los campesinos del mundo ante adversidades como la pobreza y el cambio climático

Un campesino preparara la tierra de su parcela para el próximo ciclo agrícola en Sinaloa
RASHIDE FRIAS / CUARTOSCURO.COM
Un campesino preparara la tierra de su parcela para el próximo ciclo agrícola en Sinaloa

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, dio la bienvenida a la aprobación de la Asamblea General de una nueva declaración universal: la de los derechos de la población rural.

"A nivel mundial, los campesinos alimentan al mundo, pero el disfrute propio de sus derechos humanos se ve amenazado, incluyendo el su propio derecho a la alimentación", dijo Michelle Bachelet, quien se dijo complacida por el nuevo documento que reforzaría el compromiso de los 193 países miembros de Naciones Unidas con los campesinos del mundo.

El documento, titulado "Declaración sobre los derechos de los campesinos y otras personas que trabajan en zonas rurales", fue redactado en octubre y fue aprobado a principios de esta semana por la Asamblea General de la ONU.

Su objetivo es proteger los derechos de los trabajadores rurales —incluidos los pescadores, los nómadas, los pueblos indígenas, los pastores y otros trabajadores agrícolas— y defenderlos de los tradicionales abusos a los que se enfrentan por la falta de un marco legal: largas jornadas, salarios miserables, desprotección social y tratos humillantes, entre otros.

"Los campesinos se enfrentan a situaciones extremas que se ven agravadas por un desequilibrio de poder en las relaciones económicas", declaró la Alta Comisionada. "Esta nueva declaración es importante porque las políticas que podrían promover los derechos de los campesinos están en gran medida ausentes y, en algunos casos, han sufrido debido a medidas de austeridad".

El nuevo documento del organismo internacional pretende blindar a los campesinos de otros abusos, como el número creciente de desalojos forzosos que enfrentan; sus dificultades para acceder a los tribunales, servicios de policía, fiscales y abogados para la protección contra la violencia; la alta incidencia de suicidio; y los impactos del cambio climático y la degradación de la tierra.

"Las mujeres son particularmente vulnerables, dada la discriminación ilegal generalizada que restringe su acceso, uso y control de la tierra, así como un pago desigual por su trabajo".Entre las muchas dificultades y violaciones de derechos que enfrentan los trabajadores rurales enumerados en la declaración, se encuentran:

Melik Özden, director de CETIM, una de las ONG involucradas en este tema en las Naciones Unidas, felicitó a los países que aprobaron la nueva declaración, pero aseguró que el trabajo duro apenas comienza para proteger a los campesinos.

"Celebramos este reconocimiento histórico por parte de los Estados miembros de lo que el campesinado ha traído y sigue trayendo a la humanidad. Pero el trabajo no termina aquí. El siguiente paso es la implementación efectiva de esta declaración", concluyó.