MÉXICO
13/12/2018 2:53 PM CST | Actualizado 13/12/2018 8:26 PM CST

Menores en Chihuahua mezclan jarabe para la tos y refresco, el resultado pudo ser peor

Los dos estudiantes de secundaria fueron atendidos en emergencias al presentar un cuadro de adormecimiento y poca capacidad de respuesta.

I_will_be_RB via Getty Images

Los chicos en temporadas de fiestas quieren aprovechar las distracciones para hacer alguna travesura, sin embargo, estas pueden tener efectos muy negativos a la salud, como mezclar sustancias que pueden resultar nocivas para el organismo.

Una pareja de adolescentes en Chihuahua Capital, fueron detectados en su escuela secundaria intoxicados por mezclar refresco y jarabe para la tos (lean drink, como se le conoce) la mañana del 12 de diciembre.

El 6.5% de los hombres menores de edad consumen bebidas alcohólicas y el 5.6% de las mujeres menores de edad en el estado de Chihuahua.Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco (2016-2017)

Personal de la Técnica 42 identificaron a los jóvenes de 13 años notablemente intoxicados, dieron aviso a los padres de familia y fueron llevados a Emergencias de un hospital próximo a la institución educativa.

Cortesía
Las autoridades de Chihuahua han detectado otros casos de menores que consumen bebidas que alteran su salud y no son adecuadas para su edad.

Los menores no respondían de forma normal, se encontraban adormecidos y con poca coherencia para conducirse. Las autoridades de Chihuahua han detectado como esta práctica ha ido incrementándose entre menores de edad

El niño y niña de 13 años fueron atendidos y respaldados por un operativo de la policía municipal de Chihuahua y paramédicos de la Cruz Roja.

Los efectos no son una travesura

Lean drink, es como se le conoce a la bebida hecha con la mezcla de refresco y jarabe para la tos. El efecto que provoca este brebaje puede ir desde la relajación a la euforia, ya que la codeína y prometazina desencadenan efectos químicos en el organismo.

La combinación del jarabe para la tos con alcohol puede tener efectos mucho más crónicos para el consumidor.

La bebida Purple Drank es potencialmente fatal por las reacciones que atacan al sistema respiratorio y cardiaco, en otros casos, su efecto posterior es depresión por el desbalance que este ocasiona en el organismo del consumidor.