UN MUNDO MEJOR
11/12/2018 5:37 AM CST | Actualizado 11/12/2018 6:36 AM CST

Conoce a Patricio Manuel, primer boxeador trans en vencer a un hombre en el ring

Desde 2012 comenzó una transición de mujer a hombre; seis años después, ganó su primera pelea como hombre trans y pugilista profesional

Patricio Manuel dijo al diario Los Angeles Times que planea seguir boxeando, al menos, hasta 2019.
Meredith Videos
Patricio Manuel dijo al diario Los Angeles Times que planea seguir boxeando, al menos, hasta 2019.

Cuando el boxeador Patricio Manuel golpeaba a su rival Hugo Aguilar en una pelea que se llevó a cabo este fin de semana en Indio, California, no solo estaba intentando ganar una contienda: también estaba dando puñetazos a las barreras sociales.

Patricio Manuel, de 33 años, logró una victoria en el ring que representa la culminación de un viaje de seis años para convertirse en el primer boxeador profesional transgénero en la historia de Estados Unidos.

"No lo cambiaría por nada. Todo lo que tuve que pasar para llegar a este punto valió la pena", dijo Patricio Manuel al diario Los Angeles Times. "Ahora soy un boxeador profesional".

En los años en que se identificó como mujer, Patricio Manuel acumucló cinco campeonatos amateur a nivel nacional y compitió para integrar la selección nacional hacia los Juegos Olímpicos de 2012... pero una lesión en el hombro le obligó a retirarse momentáneamente.

Según el boxeador, esa lesión apareció como una desgracia en su vida, pero pronto emergió como una bendición.

"Necesitaba que eso pasara", contó a un diario local. "Necesitaba hacer una pausa. Estoy muy contento con la manera en que las cosas se dieron".

Patricio Manuel recordó que la inactividad de la lesión lo hizo confrontarse consigo mismo y, después, con su madre, Loretta Butler, quien lo sorprendió con la reacción que tuvo al enterarse que él estaba haciendo su transición de género.

"Pat siempre fue un chico", platicó Loretta Butler al diario Los Angeles Times. "Es solo que a Pat no le asignaron el género correcto al nacer. Eso fue todo".

Después de comenzar un tratamiento hormonal, Patricio Manuel sumó a su musculatura unos 7 kilos, le creció vello facial y su voz se hizo más grave. Para 2015, voló a Salt Lake City para que le quitaran los senos y que su identidad de género empatara con su apariencia masculina.

Este sábado, tres jueces le dieron la victoria en una puntuación dividida. Alentado por la victoria, Patricio Manuel ha prometido boxear, al menos, hasta 2019.

"Voy a tomarme unas vacaciones, disfrutar las fiestas decembrinas y pelearé a finales de febrero. Esa es mi meta", dijo. "Definitivamente quiero seguir peleando. Estaba un poco oxidado, ahora ya no. Ahora es tiempo de seguirme moviendo".