POLÍTICA
08/12/2018 4:54 PM CST | Actualizado 08/12/2018 4:54 PM CST

Cuatro ministros van por la presidencia de la Suprema Corte

Los cuatro aspirantes reconocen en sus proyectos que existe corrupción en el Poder Judicial de la Federación.

Cuatro ministros van por la presidencia de la Suprema Corte.
Twitter
Cuatro ministros van por la presidencia de la Suprema Corte.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) dio a conocer los perfiles de los cuatro ministros que buscarán la presidencia en el periodo 2019-2022 así como sus líneas de trabajo.

Se trata de los ministros Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, Jorge Mario Pardo Rebolledo, Alberto Pérez Dayán y Arturo Zaldívar Lelo de Larrea.

Los cuatro aspirantes reconocen en sus proyectos que existe corrupción en el Poder Judicial de la Federación y se comprometen a erradicarla, realizar lo necesario para mantener la independencia y autonomía del alto tribunal a fin de consolidarlo como garante de la Constitución en un sistema de contrapesos en los que se deberán resolver dilemas jurídicos ante el nuevo panorama político mexicano.

La elección del nuevo presidente se llevará a cabo en sesión pública solemne el primer día hábil del mes de enero próximo. Para que un ministro sea electo deberá obtener cuando menos seis votos; en el caso de que ningún ministro obtenga la mayoría necesaria se llevará a cabo una nueva votación en la que participan sólo los candidatos con más votos en la primera ronda.

Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena

En su diagnóstico de la Suprema Corte señala que "la presidencia de la SCJN y del CJF impulsará, entonces, un esquema de fortalecimiento organizacional de acuerdo con las mejores prácticas en esta materia ya probadas en México. Uno de los principios rectores de dicho esquema consiste en que tanto el diagnóstico como la definición de la estrategia sean producto de un trabajo metodológico serio y acordado entre las y los ministros de la SCJN, y las y los consejeros de la Judicatura."

Dijo que es fundamental reconocer que el proceso electoral de 2018 puso de manifiesto la expresión de reclamo generalizad hacia las instituciones públicas para que sean más eficaces en el cumplimiento de sus deberes, moderen su gasto y se erijan como ejemplos de transparencia y honestidad.

Jorge Mario Pardo Rebolledo

Indicó que el cambio político, social y económico que México viven trae consigo muchos retos y oportunidades para que el Poder Judicial se consolide como un poder autónomo e independiente al servicio de la sociedad.

"La impartición de justicia juega un papel primordial para la consolidación de la democracia mexicana y salvaguarda de los derechos humanos. Las y los juzgadores desempeñamos la tarea fundamental de preservar el Estado Constitucional y Democrático de Derecho, garantizamos la vigencia de las libertades y el ejercicio de los derechos de los ciudadanos, a través del control de los actos del poder público y los mismos particulares".

Señaló que todos quienes laboran en el Poder Judicial de la Federación tienen claro que este año la sociedad mexicana ha expresado de manera crítica, directa y contundente lo que exige de nosotros los juzgadores.

Alberto Pérez Dayán

Contribuirá a fortalecer su carácter de garante del sistema de pesos y contrapesos de la democracia mexicana y a defender la Constitución, en caso de ser elegido como presidente.

Señaló que el reto es que la labor debe desarrollarse con respeto a la autonomía de todos los órganos jurisdiccionales del Poder Judicial de la Federación.

Indica que para el eficiente funcionamiento de las instituciones y el cumplimiento de los mandatos constitucionales conferidos al PJF "es necesario que revisemos y reorganicemos la distribución de los recursos públicos, a través de políticas públicas judiciales basadas en 4 ejes: fortalecimiento y moderación dela Labor Jurisdiccional, eficiencia Administrativa, transparencia y Rendición de Cuentas y Derechos Humanos y Acceso a la Justicia.

Arturo Zaldívar Lelo de Larrea

Planea "una renovación desde la independencia" en donde explica que la próxima elección de presidente de la SCJN y del CJF se presenta en un contexto en el que el discurso político ha sido crítico hacia el PJF.

Anotó que ha entrado en vigor la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, cuya aplicación al PJF resulta problemática en el marco de las garantías institucionales que la Constitución establece.

Señaló que ante este panorama, el principal desafío del nuevo titular de la Corte será el de llevar a cabo la defensa de la independencia judicial "sin entrar en una confrontación entre poderes o un choque de trenes".