INTERNACIONAL
06/12/2018 5:22 PM CST | Actualizado 07/12/2018 4:36 PM CST

Victorina Morales, la inmigrante indocumentada que ha tendido la cama de Trump durante 5 años

La inmigrante, de 45 años, ha sido incluso reconocida por el apoyo "sobresaliente" que ha brindado durante las visitas de Trump.

En julio pasado Victorina Morales recibió un certificado de la Agencia de Comunicaciones de la Casa Blanca con su nombre por su trabajo.
The New York Times
En julio pasado Victorina Morales recibió un certificado de la Agencia de Comunicaciones de la Casa Blanca con su nombre por su trabajo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha empleado durante más de cinco años a una inmigrante indocumentada, que es originaria de Guatemala, como recamarera en su club privado de golf en Bedminister, New Jersey.

De acuerdo con un reportaje de The New York Times, Victorina Morales ha tendido la cama de Trump, limpiado su inodoro y aseado sus trofeos de golf de cristal y eso no es todo, pues la guatemalteca reveló que ella no ha sido la única persona sin papeles que trabaja para el mandatario estadounidense en ese lugar. Tal es el caso también de Sandra Díaz, de 46 años, quien nació en Costa Rica y ahora es una residente legal en EU.

Y aunque no hay evidencia de que Trump o ejecutivos de Trump Organization supieran de sus estatus migratorio. Victorina afirma que por lo menos dos supervisores en el club estaban al tanto de ello y tomaron medidas para ayudar a los trabajadores a no ser detectados y conservar sus empleos.

La inmigrante, de 45 años, ha sido incluso reconocida por el apoyo "sobresaliente" que ha brindado durante las visitas de Trump. En julio pasado se le otorgó un certificado de la Agencia de Comunicaciones de la Casa Blanca con su nombre.

Victorina dijo al periódico que se dedicaba al cultivo de maíz en una comunidad rural de Guatemala y que cruzó ilegalmente a Estados Unidos en 1999, para asentarse en Nueva Jersey, donde fue contratada en la propiedad de Trump en 2013 con documentos que confesó eran falsos.

El diario recuerda que durante la campaña presidencial, cuando el Trump International Hotel abrió sus puertas en Washington, el también magnate se jactó de haber utilizado un sistema de verificación electrónica, E-Verify, para garantizar que solo se contratara a las personas con papeles legales para trabajar.

Sin embargo, destaca The New York Times, durante la campaña y el gobierno del presidente, Victorina Morales se ha reportado a trabajar en el club de golf de Trump en Bedminster, en donde ella aún está en la nómina.

De hecho, la mujer tiene un acceso inusual a uno de los retiros favoritos de Trump, pues ha limpiado la villa mientras él veía televisión y ha estado cerca cuando miembros potenciales del gabinete fueron llevados para entrevistas y cuando el jefe de personal de la Casa Blanca, John Kelly, llegó para conversar con el mandatario de EU.

Ambas mujeres describieron al presidente como exigente pero amable, y que a veces les daba grandes propinas.

Lo anterior, contrasta con el combate que ha hecho Trump desde que era candidato presidencial, tanto contra la inmigración ilegal y la seguridad fronteriza, como la construcción de un muro en la frontera con México.

VIDEO SUGERIDO